LA MARINA PLAZA

Periodismo, pase lo que pase
Publicado: miércoles, 25 marzo, 2020

La conmovedora carta de «cientos» de españoles atrapados en Argentina como la educadora de Dénia

  • Advierten de que entre los afectados hay cincuenta personas que padecen enfermedades de riesgo, 30 con más de sesenta años como los padres de la vecina de Dénia y familias con niños pequeños
  • Iberia sólo ofrece a principios de abril vuelos a partir de 2.000 euros mientras hay afectados que ya se han quedado sin dinero al habérselo gastado en viajes luego anulados
  • Matizan que no pretenden convertirse en una urgencia nacional ni ser insolidarios en la actual situación de la pandemia, sino que «esperamos pacientemente a que el Gobierno español nos ayude de una forma justa»

 

Imagen del aeropuerto de Buenos Aires.

Los españoles que se encuentran atrapados en Argentina sin poder volver a su país y entre los que se encuentra Montse, una vecina de Dénia educadora de un piso tutelado de Aprosdeco, han iniciado una campaña en change.org para visibilizar su situación: contar que les han hecho comprar viajes de vuelta de Iberia que después se anulan sin devolución de dinero, que hay familias con niños enfermos y personas que pertenecen al grupo de riesgo ante el coronavirus. En una coyuntura que comienza a ser dramática, alertan incluso de que algunos de los afectados se hallan sin dinero porque ya se lo han gastado en vuelos que nunca partieron mientras el consulado español sigue sin darles una solución.

El colectivo, que está muy organizado, asegura que al menos hay unos 300 afectados por esta situación y exige al Gobierno que proceda a su repatriación. Y ha publicado una carta en la que de detalla con más extensión su problemática. En ella exhorta a las autoridades españolas a que eviten que Iberia obtenga lucro de esta situación y desvela que ahora la compañía ofrece en su web vuelos para regresar a España desde Buenos Aires a primeros de abril con precios a partir de 2.000 euros; también que entre los atrapados hay cincuenta personas que padecen enfermedades de riesgo, 30 con más de sesenta años (los padres de Montse tienen 87 y 77 años)  y familias con niños pequeños.

Otro problema al que se enfrentan es que todas aquellas personas que no se encuentran en la capital argentina sino en otras ciudades de ese país tienen muy difícil desplazarse a Buenos Aires por la falta de comunicaciones causada por la epidemia. Y eso se agrava cuando al fin logran llegar a la capital con el pasaje de un vuelo que luego se anula: «Dos chicas que tuvieron que venir desde el interior del país hasta Buenos Aires siguiendo las indicaciones del Consulado, pagando 900 euros de taxi, para una vez aquí, encontrarse en la calle desamparadas».

Todo ello subrayando que entienden la «terrible situación que atraviesan España y el mundo entero», con lo que no pretenden hacer de su situación «una urgencia nacional» y «esperamos pacientemente a que el Gobierno Español nos ayude cuando pueda de una forma justa».

He aquí la carta completa:

«Somos un grupo de españoles y residentes españoles que estamos atrapados en Argentina y no recibimos prácticamente ninguna información desde el Gobierno ni apoyo, por lo que tuvimos que crear un grupo de whatsapp. Lo primero que se hizo fue un listado con los datos y situación de cada uno de los españoles que estamos repartidos por Argentina. Somos cerca de 300 personas. El consulado de España en Buenos Aires se ha limitado a llevar un registro de los que somos. El domingo pasado, 22 de marzo, salió un vuelo de Iberia con destino a Madrid. Los precios que se pagaron, pese a ser pasajeros que ya tenían su correspondiente vuelo de regreso pagado previamente y pese a la situación de fuerza mayor que estamos viviendo, fueron desde 1.200 euros el viernes 20 hasta 300 e el sábado 21.

Uno de los motivos de este escrito es rogar a las autoridades que no permitan que Iberia pretenda sacar semejante lucro económico a costa de una situación de alarma mundial y de pandemia, con el espacio aéreo muy restringido, y sabedora de que la gente pagaría cualquier cosa por lograr volver a su casa ante semejante situación. Desde entonces no ha habido más vuelos y se nos dice desde el consulado que no se sabe si los habrá. Actualmente, en la web de Iberia aparecen vuelos para regresar a España desde Buenos Aires a primeros de abril, con precios a partir de 2.000 euros. Entre los que estamos atrapados, hay más de 50 personas que padecen enfermedades de riesgo (diabéticos, con problemas de tiroides, asmáticos, etc). Hay cerca de 30 personas mayores de 60 años. Hay familias con niños pequeños (hay alrededor de 10 niños).

La mayoría de nosotros estamos varados en Buenos Aires, pero también hay personas repartidas por toda Argentina, en las provincias de San Juan, Santa Fe, Mendoza, Tucumán, Salta, Entre Ríos, Córdoba, Río Negro y Chubut, a la espera de saber cuándo se anuncia un vuelo para viajar rápidamente a Buenos Aires. Dada la situación de cuarentena total a nivel nacional decretada por el Gobierno Argentino, estas personas tienen muy difícil la movilidad por el país para acercarse a Buenos Aires, desde donde saldría un hipotético vuelo a España. Alojarse es muy difícil si pierdes tu alojamiento actual, ya que todos los hoteles están cerrados salvo un puñado de hoteles de 5 estrellas en Buenos Aires a precios desorbitados. Airbnb no opera en el país por prohibición del Gobierno. Se han dado casos sangrantes, como el de dos chicas que tuvieron que venir desde el interior del país hasta Buenos Aires siguiendo las indicaciones del Consulado, pagando 900 euros de taxi, para una vez aquí, encontrarse en la calle desamparadas y sin lugar para alojarse. En una ciudad donde estar en la calle sin justificación está prohibido. Hay un matrimonio de más de 80 años que también se encuentra en el interior del país.

En estas circunstancias tan tristes, queremos solicitar al Gobierno Español que proceda a repatriarnos (termino deliberadamente mal usado por Iberia en sus comunicaciones oficiales, ya que no fue un vuelo de repatriación lo que hizo el pasado día 22 sino un vuelo comercial con mucho beneficio económico), o que organice vuelos de retorno con Iberia pero controlando que no se vuelva a repetir el vergonzoso abuso de precios en los pasajes que se cometieron el día 22 y que parece querer volver a cometer vistas las tarifas que publica en su web.

Finalmente, queremos dejar claro que somos conscientes de la terrible situación que atraviesa España y el mundo entero, que sabemos que hay muchos problemas y tragedias a las que hacer frente cada día en España, y que no pretendemos ser insolidarios con la sociedad española ni hacer de nuestra situación una urgencia nacional. Esperamos pacientemente a que el Gobierno Español nos ayude cuando pueda de una forma justa. Asimismo, deseamos dejar constancia de nuestro nulo interés en que esta solicitud al Gobierno y esta situación por la que estamos atravesando, sea empleada por ninguna organización política. Queremos dejar la política fuera de todo esto».

Te puede interesar
Etiquetas: , , , , ,
Contenido patrocinado
Te puede interesar
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.