LA MARINA PLAZA

Periodismo, pase lo que pase
Publicado: domingo, 22 marzo, 2020

Gata de Gorgos, buenos alimentos y comercio de proximidad

ALFRED MARTÍNEZ.
FOTOS: PEKE y M. LLOPIS.

Serie Tasta Diània. 

Alfred Martínez explora en esta sección establecimientos y cocineros del territorio de Diània que apuestan por la cocina autóctona basada en los productos de proximidad, al tiempo que descubre productores agrícolas y transformadores artesanos. Además reflexiona sobre gastronomía y difunde recetas tradicionales de nuestra zona.

Desde el confinamiento se me hace difícil escribir del placer de comer, aunque la comida y cocinar es una muy buena manera de pasar el tiempo, no obstante no se me hace tan difícil hablar de productores locales y he encontrado un artículo que escribí, para la edición inglesa de “Comer bien en la Marina Alta”, sobre Gata hace solo un par de semanas y que me parece que ahora, posiblemente, tenga más valor todavía.

Arrancaba el artículo con el mercado de los viernes, que como todos los mercados de calle están prohibidos, cosa que no acabo de entender, pero a estas alturas entiendo que sobre la mesa hay muchas valoraciones: una, ¿es más seguro el aire libre que los supermercados cerrados? ¿Quizás esté más controladas las distancias o los productos más protegidos? Otra es si es mejor sacrificar a todos los productores y vendedores autónomos que surten los mercados tradicionales. Sea lo que fuere lo que se haga con los mercados, a los labradores y otros productores deberían de encontrarles una salida para sus productos o ¿se van a echar a perder? Pienso que siempre les puede quedar la venta a domicilio o bien que las tiendas que están en marcha se provean de sus productos.

Afortunadamente cada vez hay más gente que está concienciada de que el comercio de proximidad es salud para el consumidor, salud para la economía local y salud para el planeta.

Después de este inciso, he de decir que la singularidad de Gata es que para una población de 6000 habitantes conserva en activo cinco carnicerías artesanas, seis hornos-pastelerías, dos verdulerías y una pescadería, todos ellos comercios de alimentación de primera necesidad que continúan ofreciendo muchos productos que se producen en la comarca y cercanías.

Después de reflexionar, el motivo de que el comercio de proximidad resista pienso que es que Gata de Gorgos es un pueblo muy suyo, sus habitantes tienen orgullo de pertenencia, este sentimiento, la idiosincrasia de sus gentes, ha permitido que se conserven usos y costumbres, que hasta no hace tanto eran comunes en todo el territorio comarcal. Sus habitantes, amantes de lo propio, compran los productos en las tiendas del pueblo, dando prioridad a estas sobre las grandes superficies. Y es esta actitud la que ha hecho, por ejemplo, que pervivan cinco carnicerías artesanales y tengamos al alcance productos de alta calidad, sin aditivos, ni conservantes químicos.

Mercado de Gata

Un pequeño mercado, en un pueblo pequeño, sin productos gourmet a precios exorbitantes, más bien al contrario, los precios son de pueblo, y con una peculiaridad, el humilde mercado se complementa con establecimientos de alimentación muy próximos, carnicerías, una pescadería, verdulerías y hornos de pan, cocas y dulces.

Se celebra todos los viernes desde las ocho de la mañana. Situado en el centro del pueblo, cuenta con frutas y verduras, en una buena parte de agricultores locales y como dije se complementa con establecimientos que se encuentran en las calles circundantes.

La pescadería, en el centro del mercado, se nutre diariamente de la lonja de Calp, realmente es como estar en un pueblo costero, todo el pescado es fresco del día. Las cinco carnicerías hacen unos embutidos excelsos, elaborados de manera artesanal y tienen carnes de cordero y cabrito de ganaderos locales. Las pastelerías y hornos tradicionales, nada más y nada menos que seis, conservan la costumbre de hacer buen pan de masa madre, con harinas de calidad. Además, a esta rica oferta gastronómica hay que sumar las dos verdulerías y una tienda de productos gourmet de con una buena selección de aceites y vinos de la Marina Alta.

También podéis complementar las mañanas del viernes pegándoos una vuelta por las numerosas tiendas de mimbre y madera. Hay un mogollón de cosas y utensilios que os pueden servir en la cocina de casa. Y ya no digamos de sombreros, es una verdadera maravilla.

Claro, claro, Gata cuenta con un montón de pequeños bares y algunos restaurantes que son realmente encantadores, tanto los restaurantes como los pequeños bares con sus tapetes tradicionales, son una excelente opción donde comer y dejarse llevar por la magia del lugar.

Los hornos hacen panes de toda clase, os recomiendo comprar de buena mañana porque los mejores panes, como los de espelta, a las once ya se han acabado.

Manzanas, aguacates, nueces y otros productos del territorio inundan las paradas.

Pescadito y marisco llevado diariamente. Un lujo.

La Pachamama, situada en la carretera general, es una tienda de frutas y verduras en la cual la relación calidad-precio es realmente buena, productos de kilómetro cero llenan sus estanterías a precios justos.

Buena despensa en el Celler de la Marina  (hoy cerrado) vinos de la Marina y óleos de Diània.

Gata, el mejor lugar donde descubrir un buen embutido

El embutido en Gata es una fiesta, tanto las sobrasadas, los blanquets, las salchichas o las diferentes longanizas y botifarres son una explosión de sabores. Cada artesano tiene su fórmula, herencia de sus familias, por ejemplo, todos hacen sobrasadas excelentes, todas similares, pero, todas diferentes, en cada una predomina un gusto o un aroma determinado. Todas tienen su público.

Yo que soy un enamorado de los figatells declarado, con ellos pasa igual que con el embutido, cada uno es de su amo, unos tienen más hígado, otros tienen más pimienta… Os invito a probarlos todos y que os quedéis con el que más os guste. A mí me gustan muy cargados de hígado. Son una verdadera maravilla.

Productos del territorio en Ca Silvestra.

El ayuntamiento de Gata ha tomado, como otros han hecho y están haciendo, una iniciativa que retroalimenta tanto a vecinos como comercio local y es que por parte de los servicios sociales y protección civil se sirve a domicilio lo que necesitan los vecinos con dificultades para desplazarse. Acciones que merecen un aplauso.

EL restaurante Arrels de Gata sirve comida a domicilio en un área que incluye Jesús Pobre, el Baix Montgó, Pedreguer y Gata y sus urbanizaciones. Los platos los podéis consultar en su facebook o al 690090086 – 690378124

El optimismo, las buenas prácticas y la solidaridad son capitales para poder salir de esta crisis.

HORNOS – PASTELERÍAS

Xaparro  633 67 01 24

Dulcipan 96 575 78 25

Xaro 96 575 62 69

Vives 96 575 63 02

Andrés Mulet. 96 575 62 82

La Burra 96575 64 19

La Botiga 678 98 96 15

La Tenda de l’Arraval 690 07 21 93

CARNICERÍAS

Ca Curro 96 575 62 19

Ca Peixet 96 575 6241 – 679 25 61 94

Ca Polaca 96 575 62 80

Jaume Bolufer 648 03 22 45

Silvestra .- 96 575 61 86

FRUTERIAS

Ca la Datilera 652 46 87 38

La Pachamama 660 29 47 96

PESCADERÍAS

Cervera 630 98 58 46

NOTA: Hay que tener en cuenta que nadie lleva mascarillas en las fotos, ni guantes, ni hay protección de los productos porque las fotos se tomaron el 21 de febrero. Hoy todo ha cambiado, las medidas oficiales se llevan al día, los bares están cerrados y las tiendas de mimbre también. EL Celler de la Marina también está cerrado.

La serie Tasta Diània

Los artículos anteriores de la serie han tenido como protagonistas a cocineros como Miquel Ruiz o Pep Romany; a restaurantes como el Sand de Moraira, el Avenida de Gata, La Cambra de Inés de Xàbia o el Restaurant Nou Europa de Oliva; a recetas tradicionales como la de «els fesols fregits»; los vinos brisados de la comarca; o la gastronomía de zonas como la Vall de Laguar o La Valleta.

Se puede acceder a todos los artículos de la serie Tasta Diània de Alfred Martínez, en la sección especial que le dedica La Marina Plaza.

Te puede interesar
Etiquetas: , , , , ,
Contenido patrocinado
Te puede interesar
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.