LA MARINA PLAZA

Balearia
Récord en La Marina Alta
Publicado: sábado, 13 junio, 2015

El socialista Andreu Verdú será el alcalde de La Vila y gobernará en minoría

  • El PSPV logra el apoyo de Cs en la investidura en la que el PP y EUPV se han votado a sí mismos y Compromís y Gent per La Vila se han abstenido
  • El ya exalcalde popular recuerda a su sucesor que solo ha ganado por 127 votos y que tiene una “mayoría endeble” que podría terminarse con una moción de censura
  • Los grupos de la oposición ofrecen su apoyo a Verdú para llegar a acuerdos y el nuevo primer edil descarta por ahora un pacto de gobierno con ninguna formación

En La Vila no ha habido hueco para las sorpresas de última hora. Las previsiones se han cumplido y el socialista Andreu Verdú será el nuevo alcalde del municipio tras conseguir 9 votos, los seis del PSPV y los tres de Ciutadans (Cs). El primer edil gobernará en minoría y ha tendido la mano a los otros cinco partidos que tienen representación en el ayuntamiento para dialogar y llegar a acuerdos que favorezcan a la localidad.

pleno investidura la vila (10) (Copiar)

El nuevo alcalde prometiendo su cargo.

La de Verdú ha sido una de las tres candidaturas que se han presentado junto a la del exalcalde del PP Jaime Lloret y la de la alcaldable de EUPV, Pilar Baigorri. Ambos grupos municipales se han votado a ellos mismos mientras que Compromís y Gent per La Vila, con tres ediles y dos respectivamente, se han abstenido en la votación. Cs ha apoyado a Verdú con sus tres votos.

La tónica general en las intervenciones de los candidatos de todos los partidos ha sido la misma: facilitar la gobernabilidad a Verdú, su disposición a apoyarle en aquello que crean que es bueno para el municipio y que la forma de gobernar en la localidad tiene que dar un giro de 180 grados.

Pero no todos parecen estar dispuestos a que la tranquilidad reine esta nueva legislatura. Aún no había dado ni su discurso de investidura el alcalde socialista cuando, en su turno de palabra previo, el exprimer edil del PP ya le ha puesto sobre alerta de qué tipo de oposición va a encontrar enfrente con su partido y que siempre existirá la posibilidad de que planteen una moción de censura con la que desbancarle de la Alcaldía.

El exalcalde Jaime Lloret jurando su cargo.

El exalcalde Jaime Lloret jurando su cargo.

Lloret recordó que ambas formaciones han intentado llegar a pactos con sus respectivas fuerzas afines antes de la investidura y que no lo han conseguido “como salta a la vista”. Remarcó que Verdú es alcalde porque su formación es la más votada pero que cuenta con una mayoría “muy endeble” de solo 127 votos que “lo legitiman” pero en una situación complicada que solo podrá mantener si hace una buena gestión.

Además el ya exalcalde afirmó que “esperamos que sean generosos en el trato y conseguirán lealtad” pero que si eso no ocurre y la forma de gobernar no complace a los populares “no renunciamos a nuestro derecho democrático y legítimo de cambiar las cosas”. O lo que es lo mismo, toda una declaración de intenciones con la que los populares pusieron sobre la mesa la posibilidad de que se produzca otra moción de censura en La Vila y otra vez el PP desbancaría al PSPV.

Una moción que necesitaría de muchos apoyos

pleno investidura la vila (22) (Copiar) pleno investidura la vila (21) (Copiar)Para plantear ese cambio de gobierno con la legislatura empezada, el PP debe lograr más apoyos entre los demás grupos de la oposición. El acuerdo natural sería un pacto de centro derecha con Cs y Gent per La Vila, que además suman cinco concejales, los necesarios junto a los seis de los populares para una moción de censura.

Pero esos dos partidos no están dispuestos por ahora ni siquiera hablar de una posible moción de censura y aún menos Ciutadans que ha dado su apoyo a Verdú para que sea alcalde. El candidato de Gent per La Vila, Pedro Alemany, afirmó que “no es momento de hablar” de mociones de censura y que Gent per La Vila ha depositado la confianza en el PSPV para trabajar todos juntos.

Aun así, Alemany avanzó que hay que dejar pasar los primeros 100 días de gobierno para ver cómo actúa el nuevo gobierno al que le dio su palabra en conversaciones anteriores a la investidura de que se abstendría en la elección de alcalde para facilitar que Verdú fuera elegido al ser la lista más votada.

De mociones o demás pactos tampoco quiere oír hablar aún el candidato de Cs, Valentín Alcalá, quien reconoció que es una herramienta que existe aunque “de momento, la descartamos”. De hecho desveló que en las reuniones mantenidas con los socialistas se expuso por su parte que “no queremos utilizar (por la moción de censura) ni que tampoco sea una amenaza, una espada de Damocles encima del nuevo gobierno” pero que está sobre la mesa. “Muy mal tendrían que hacer las cosas para que planteáramos la utilización de esa herramienta política”.

Un gobierno solo con seis concejales

pleno investidura la vila (24) (Copiar)Y mientras un posible pacto de centro derecha ni siquiera está ahora sobre la mesa y a Verdú ni siquiera le preocupa esta posibilidad ni se siente “amenazado” por las palabras de Lloret. Lo que sí tiene claro el nuevo alcalde es cómo va a gobernar La Vila: solo con sus concejales.

Los seis ediles socialistas asumirán todo el trabajo y las concejalías ya que, por ahora, no piensa delegar ningún departamento en otro partido ni siquiera sin pacto de gobierno. Eso sí avanzó que todas las propuestas se la oposición “serán bienvenidas si son buenas para los ciudadanos” y que “sigo abierto a dialogar con todo el mundo y a trabajar por La Vila”.

En un posible pacto de gobierno futuro la opción más probable sería que fuera con Compromís. Sin embargo, según la candidata Kika Marchán, “ahora no pensamos en eso porque creemos que haremos mejor papel en la oposición”. La concejala explicó que finalmente han decidido abstenerse en la votación para “dejar gobernar a lo que ha escogido la ciudadanía” que hizo del PSPV la lista más votada”.

público del pleno de investidura (2)

Una de las escaleras de acceso al pasillo del salón de plenos.

público del pleno de investidura (1)

El público agolpado en la entrada del salón de plenos.

El pleno de investidura fue presidido por la mesa de edad formada por la concejala y candidata de Compromís, Kika Marchán, y el edil del PSPV Joan Lloret. La sesión comenzó a las 11 horas aunque desde una hora antes los vecinos se habían ya instalado en el salón y los accesos donde se quitaron las sillas para dejar más espacio ya que hubo una gran afluencia de gente. Entre el público se oyeron algunos abucheos cuando el exalcalde destacó en su discurso los logros de su partido los últimos años.

Durante la sesión sucedieron algunas cosas destacables como que los tres ediles de Compromís se salieron de la tradicional promesa o juramento del cargo con un texto propio en el que introdujeron algunos cambios. Pero además, solo cinco concejales juraron el cargo mientras que todos los demás lo prometieron; quince de ellos lo hicieron en valenciano y los otros 6 en castellano.

[youtube id=»zHN-D15IX-k»]

Suscripción al boletín de noticias

Ver Política de cookies
Ver Política de privacidad

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Deja tu comentario

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.