LA MARINA PLAZA

DÉNIA Clàssics
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: viernes, 9 febrero, 2018

Abeelium, cosmética natural “con ciencia y conciencia” made in la Marina Alta

  • “La gente todavía confunde los conceptos ‘natural’ y ‘ecológico’ en el mundo de la cosmética. Muchas marcas se publicitan como cosméticos naturales porque los contienen, pero luego ponen otros componentes que son tóxicos”
  • “Una de nuestras finalidades este año es apadrinar cada mes a un apicultor que esté en la red de Ecocolmena. Así, el 10% de todo lo que se venda en la página web al mes se destinará a un apicultor determinado”

Alanah y Daniella posan justo a su gama de productos.

Con la sección Empresas Singulares, La Marina Plaza pretende dar visibilidad a aquellos proyectos comarcales que surgen sin un gran apoyo económico y que apuestan por la originalidad, la creatividad o el compromiso social, valores con los que comulga este diario. Ese es el caso de Abeelium, el proyecto dos emprendedoras que han apostado por la cosmética natural, ecológica, respetuosa con el medio ambiente y con fines solidarios.

Alanah (bióloga) y Daniela (veterinaria) se conocieron en el mundo de la seguridad alimentaria. Pero su amistad, su pasión por los animales y la naturaleza, y su afán por ser honestas con la gente en un mundo lleno de confusiones y engaños, las llevó tomar una de las decisiones más valientes de su vida. Y con la ayuda de Marina Alta Emprèn consiguieron lo que hoy en día es ya una realidad: fundar su empresa de cosmética y aunarla a un proyecto de ayuda a las abejas mediante la colaboración con organizaciones como Ecocolmena para evitar su extinción, lo cual supondría un grave problema y una gran pérdida de nuestra calidad de vida actual.

Alanah es bióloga y Daniela veterinaria ¿Qué os lleva a crear Abeelium?

Trabajamos juntas hace unos años en seguridad alimentaria y somos amigas, además. Un día, hablando, vimos que en el tema de la cosmética toda la información es menos asequible y cuesta más enterarte de lo que te estás poniendo en la piel. En la alimentación también cuesta, pero está más claro. Luego, por otra parte, siempre habíamos pensado en hacer algún proyecto de ayuda a los animales. Entonces se nos ocurrió aunar la idea y hacer las dos cosas: hacer nuestra propia marca de cosmética —una cosmética honesta con la gente, que se sepa todo lo que lleva, con ingredientes beneficiosos para la salud y, además, respetuosos con el medio ambiente— y llevar a cabo un proyecto de ayuda a las abejas.

Vuestro proyecto nace después de formaros en Marina Alta Emprèn. ¿Qué os ha aportado esta experiencia?

Ya teníamos el proyecto medio desarrollado y claro, pero justamente escuchamos en la radio el anuncio de Marina Alta Emprèn. Nos apuntamos y la verdad es que fue una experiencia muy buena. Allí nos presentaron a un montón de asesores de diferentes disciplinas y cada uno nos fue ayudando en un montón de aspectos en los que nosotras andábamos un poco más perdidas. Controlábamos la fase de elaboración del producto pero luego crear una marca y saber venderlo es más complicado. En toda esa parte de creación de marca, imagen, página web, las finanzas… te ayudan y está muy bien.

La clarificación de ideas nos ha servido mucho. Además, nos dejaron estar en el coworking de Dénia, lo cual nos vino fenomenal porque no teníamos un espacio físico para empezar el proyocto.

Contadnos cómo ha sido el proceso para abrir la empresa: papeleo, licencias, etc.

Todo el tema de cosméticos y de ingredientes nos gusta mucho. Pero en el tema del papeleo hemos cogido a un asesor. Es fundamental tener un buen equipo, con un profesional que te pueda asesorar y llevar todo el tema de los papeles, y un buen laboratorio —pensamos que tenemos el mejor— para que pueda fabricar todos los productos.

Los productos de Abeelium.

Las claves de vuestros productos son la calidad y el respeto con el medio ambiente. Contadme un poco más sobre la filosofía de Abeelium.

Son productos con ingredientes naturales y, además, ecológicos. Estos dos conceptos son diferentes y la gente todavía los confunde en el mundo de la cosmética. Muchas marcas se publicitan como cosméticos naturales porque sí que es verdad que los contienen. Pero luego ponen otros componentes que son tóxicos. Entonces la idea era hacer un producto lo más honesto posible, con productos que no fueran tóxicos, cumpliendo así todos los requisitos de cualquier alimento ecológico.

A parte de eso, queríamos que la cosmética estuviera enfocada tanto para mujeres como para hombres, porque lo que pensamos nosotras es que si los activos son eficaces para las pieles de las mujeres, también lo son para las de los hombres. Para niños, de momento no tenemos productos, pero sí tenemos pensado sacar. De hecho, están ahora mismo en desarrollo unos cuantos productos nuevos.

Con vuestros cosméticos, además, ayudáis a las abejas mediante la colaboración con organizaciones como Ecocolmena. ¿Cómo?

Ecocolmena es una asociación de apicultores ecológicos —es el requisito para formar parte—. Una de nuestras finalidades este año es apadrinar cada mes a un apicultor que esté en la red. Así, el 10% de todo lo que se venda en la página web al mes se destinará a un apicultor determinado. Porque los conocemos, los hemos visitado anteriormente y sabemos que lo hacen bien. Es una garantía que estén en la red. Además, vamos a sortear entre nuestros clientes parte de la producción de miel que se hace cada mes.

Queremos ir rotando y tocar a todos los que estén en la red. Hemos empezado por los que están en la Comunitat Valenciana —por ejemplo, este mes lo recaudado irá para un apicultor de Villena— y luego nos iremos extendiendo a todo el territorio español. También queremos ponernos en contacto con apicultores de la zona para ver si podemos llegar a algún acuerdo y colaborar con ellos.

Además, vamos a hacer también formación en niños para que aprendan toda la problemática que hay entorno a las abejas y concienciar un poquito desde la base.

¿Trabajáis con apicultores locales?

Intentamos que sea todo local, con productos de la Comunitat Valenciana, siempre y cuando podamos. Hay veces que no se puede elegir. Por ejemplo, los proveedores de laboratorio no los podemos escoger nosotras porque tienen que cumplir unos requisitos y tienen que estar evaluados por el laboratorio.

Cuidáis mucho la imagen corporativa. Y tenéis una web verdaderamente accesible y fácil de manejar para aquellos a los que aún se les resiste la tecnología.

Hemos dado muchas vueltas para llegar ahí y, aun así, todavía no tenemos la web como la queremos. Somos muy perfeccionistas. Estamos en constante cambio y tratamos de mejorar cada vez más. Todavía tenemos algún fallo con la web, pero hemos hecho nosotras todo el diseño con la ayuda de un programador.

Además, en la web contáis con un blog en el que ofrecéis consejos. ¿Como cuáles?

El blog está dividido en tres secciones. Una de ellas es la de cosmética, donde intentamos poner información para que la gente conozca de verdad tanto los ingredientes como los productos. Lo que pensamos que a la gente le puede interesar. Luego está todo el tema de las abejas. Ahí hablamos sobre el proyecto y contamos cosas interesantes sobre el tema. Y, por último, tenemos una tercera sección que es la de la ‘Gente auténtica’, donde hemos querido reseñar a todas aquellas personas que consiguen llegar a cumplir sus sueños sin perder la humildad. Se refiere un poco a la gente que es natural, que se gusta como es. Está bien que te quieras ver más guapa, pero sin llegar a extremos que se dan hoy en día.

De momento no tenéis tienda física.

Por ahora no. De momento, a corto, plazo, no lo contemplamos. En un futuro quizá nos lo planteemos. Acabamos de empezar y ya tenemos bastante.

Presentadnos un poco vuestros productos.

Stick reparador.

Creemos que todos nuestros productos son muy eficaces, pero tenemos uno en particular con un formato muy novedoso. Se trata de un stick reparador corporal. Parece un desodorante pero no lo es. La gente todavía no está muy acostumbrada a ver cremas sólidas. Te lo puedes llevar en el bolso y es muy potente. Tiene combinaciones de aceites, zumos de frutas y cera de abeja, por supuesto. Todos nuestros productos contienen o cera o miel, alguno de los dos derivados de las abejas.

Como las dos hemos trabajado en laboratorios, lo pensamos en un principio para las manos del personal sanitario, gente que trabaja en laboratorios, hospitales, etc. Esa gente se lava tanto las manos que las tiene, al final, muy resecas. Pero al mismo tiempo no se puede poner crema porque las tiene que utilizar todo el tiempo y tarda mucho en absorberse. La idea con el stick es untarse la crema en el dorso de las manos sin tener que ensuciarse el resto. Luego se puede utilizar también para zonas concretas, para estrías, marcas, tatuajes, etc. En el caso de los tatuajes, no para el principio, porque hay que echarse cremas más diluidas, pero sí para cuidarlo luego y que brille un poquito.

Nuestra línea, sobre todo, es muy hidratante. Creemos que parte del problema de las pieles en general —no solo de las pieles secas sino también de las pieles grasas— es la sequedad. Hay mucha gente que tiene la piel grasa y a la que le cuesta muchísimo encontrar productos hidratantes que no le generen más grasa. Y sirven para pieles jóvenes y maduras. Para las más maduras tenemos un bálsamo para el contorno de ojos que, a parte de aportar hidratación, elimina las arruguitas. Lleva aceite de semillas de higo chumbo, que funcionan muy bien y son muy efectivas. Estamos muy contentas con la eficacia de los productos.

Luego también tenemos tres jabones, que están hechos con aceite de coco y manteca de karité. Se elaboran en frío y conservan muy bien las propiedades de los componentes. Limpian muy bien la piel y, además, quitan muy bien el maquillaje. El jabón negro está más indicado para pieles acneicas y con grasa y el blanco es para todo tipo de pieles. Del negro hay dos opciones: con exfoliante y sin exfoliante.

Jabones limpiadores.

A parte de los productos, tenemos accesorios como esponjitas naturales que están hechas con una raíz japonesa. Son duras pero cuando las mojas se hacen blanditas. Son muy suaves pero exfolian a la vez. Sirven muy bien para complementar con el kit de limpieza facial.

Por otro lado, tenemos los packs regalo, que van con unas bolsitas hechas en la India. Son de comercio justo, es decir, que se le paga directamente al artesano. El proyecto de conservación no lo hacemos por tener una imagen de marca, sino porque realmente creemos en ello. De hecho, casi pensamos antes en el proyecto y en cómo ayudar haciendo la cosmética que al revés.

Queremos intentar también usar envases biodegradables y reutilizables en la medida de lo posible, aunque muchas veces sea difícil. Por ejemplo con las cremas, no pudimos ponerlas en un envase que no fuera un bote de plástico, porque con la cantidad que producimos los fabricantes no te sirven envases de otro tipo si no coges cantidades enormes.

Más información sobre Abeelium:

Web: www.abeelium.com

Facebook: Abeelium Cosmética Ecológica

Instagram: Abeelium Cosmética Ecológica

Mail: abeja@abeelium.com

Mostrando 1 Comentario
Danos tu opinión
  1. María José Sendra dice:

    Hola, enhorabuena por vuestro proyecto.
    Me interesa la cosmética que hacéis.
    Tengo la piel rosácea, tenéis alguna crema que me pudiera ir bien.
    Muchas Gracias y
    !AVANT!

Deja tu comentario

Etiquetas: , , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.