LA MARINA PLAZA

DÉNIA Clàssics
Periodismo, pase lo que pase

La ‘carretera maldita’ de la Marina Alta, entre las más peligrosas de Europa

  • Los tramos de la N-332 entre Benidorm y Benissa y entre El Verger-Gandia, donde murieron arrollados el pasado año 3 ciclistas de Xàbia, entran en la categoría de alto riesgo de accidentes según un estudio de EuroRAP, que analiza la siniestralidad de todo el viejo continente
  • Entre los factores negativos, la desmesurada intensidad de tráfico, los cruces peligrosos o la densidad demográfica, sobre todo en verano
  • Es el enésimo argumento a favor de la liberalización de la AP-7 y del tren Dénia-Gandia

Restos tras el tremendo accidente en el que fallecieron atropellados tres ciclistas de Xàbia en Oliva. Fotografía ABC

Entre las más peligrosas del viejo continente. El último informe EuroRAP, una entidad que analiza la siniestralidad de toda la red viaria europea, ha incluido en su nómina de carreteras con mayor riesgo de accidentes dos tramos de la N-332 que en buena parte recorren la Marina Alta o bien las zonas ubicadas entre esta última comarca y las de la Marina Baixa y La Safor.

Se tratan, según el estudio que ha adelantado en su edición escrita el diario Información, del tramo comprendido entre la salida de Benidorm y la entrada de Benissa y del que transcurre desde el enlace norte de El Verger hasta Gandia. Cada uno de ellos registró en el periodo analizado por EuroRAP, entre 2013 y 2015, cuatro accidentes graves.

La siniestralidad de esos dos tramos es bien conocida por los habitantes de la comarca, con numerosos siniestros mortales en los últimos tiempos, incluido el que le costó la vida en Oliva a tres ciclistas de Xàbia y que ocurrió el año pasado, por lo que no se incluye en el informe. Por desgracia ni siquiera ha hecho falta.

El análisis alerta de que ambas rutas de la Nacional 332 que afectan a la Marina Alta cumplen con cuatro de los cinco índices negativos para este tipo de vías: intensidad viaria, con miles de coches diarios, la cobertura de mucha población –que se multiplica además durante los meses de verano– multitud de accesos a municipios, urbanizaciones o carreteras secundarias y travesías como las de Altea, Benissa y Oliva. El quinto factor, es el del tráfico pesado, aquí también notable, aunque no llega al límite.

El primer tramo se resolverá en parte, al menos en lo que respecta a la comarca, cuando finalicen las obras de la variante de Benissa que ahora sí van a marchas forzadas. No obstante, la ruta seguirá entrañando muchos riesgos a la altura de Calp y en el paso a la Marina Baixa.

Anhelos pendientes

Sobre el segundo, que fue donde murieron arrollados los ciclistas por una conductora ebria, no hay por el momento soluciones a corto plazo a pesar de que ya en su día el propio Ministerio señaló que su alta densidad de tráfico provocaba que no se pudiera asegurar la integridad de los corredores, tal y como publicó La Marina Plaza. Su probabilidad de accidentes sólo bajaría si se cumplieran los dos grandes anhelos de la Marina Alta en materia de comunicaciones: la liberalización de la autopista AP-7, a la que el Gobierno central sigue más que reticente, y el Tren de la Costa.

De este último sólo se ha incluido en el Plan Director de Infraestructuras para la Comunitat hasta 2025 la fase Gandia-Oliva pero no la de Oliva-Dénia.

El informe de la EuroRAP se ha realizado con datos aportados por dos entidades expertas en la materia en España, el Real Club Automóvil (RACE) y el Real Club Automóvil de Catalunya (RACC).

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.