LA MARINA PLAZA

Feslalí Alcalalí en Flor
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: sábado, 20 enero, 2018

“Si tenemos que hacer un concierto benéfico para los niños del Raquel Payà es porque algo está fallando”

Conseguir fondos para poder pagar las actividades extraescolares de los niños y niñas del Colegio de Educación Especial Raquel Payà de Dénia. Ese es el objetivo del concierto benéfico que el sábado 27 de enero se celebrará en el Centro Social Autogestionado La Mistelera. En esta ocasión, Diàspora y Arsènic, dos grupos de la comarca de reciente creación a quienes les espera un excelente futuro, utilizarán la buena música para ofrecer un divertido rato al público asistente y ayudar, al mismo tiempo, a los que más lo necesitan. La Marina Plaza habla con ellos.

  • Diàspora: La música en valenciano ha sido generalmente reivindicativa, pero últimamente están saliendo muchos grupos con un mensaje un poco blanco
  • Arsènic: Para nosotros es un placer cantar en nuestra lengua y, en cierto modo, promocionarla y hacer ver a los grupos futuros o a la gente en general que se puede utilizar en todos los ámbitos

Diàspora.

Cómo y cuando se forman vuestros grupos? Algunos de los miembros de las dos formaciones venís de anteriores grupos.

Arnau (Diàspora): He tocado en Cleptòmans de bancal, en Tremp sigo tocando, toqué también el bajo en Smoking Souls y en Physis, un grupo de Dénia ya disuelto.

Bernat (Diàspora): Yo empecé a los 14 años con un grupo que formamos algunos amigos de clase llamado Arrapa, en el que tocaba el teclado y cantaba. Después de esto, me llamaron para tocar el bajo en un grupo de Gata llamado Back Storm.

Arnau (Diàspora): Después formamos Diàspora, hace justo un año, en febrero de 2017. Fran (al bajo) y yo (en la guitarra), ambos de Xàbia, comenzamos un año atrás a cavilar ideas, estructuras… Después hablamos con Adrià, el batería, y con Bernat (en la voz), a quien conocía de haber coincidido en algunos conciertos. Se lo propusimos y ya empezamos a quedar más en serio en diciembre de 2016.

Un amigo de Pego me había dicho que tenía un amigo que tocaba la guitarra y que le gustaba lo que hacíamos y los gustos musicales que teníamos. Entonces le propusimos probar a Enrique (en la guitarra), quien se enganchó muy rápido. Y partir de febrero de 2017 ya empezamos los cinco miembros que formamos el grupo actualmente.

Sergi (Arsènic): En nuestro caso, los miembros de Arsènic veníamos de formar parte de dos grupos diferentes: Donant la nota y Inmensus. Todos somos de Xàbia y nos conocíamos ya. Nos faltaban músicos y vimos la opción de formar un nuevo grupo. Esto fue a principios de 2017, pero a lo largo del año hemos estado componiendo y sin hacer ningún concierto para poder planificar mejor primero.

En Arsènic tenemos todos entre 18 y 20 años y somos ocho miembros. A la guitarra y la voz está Javier, Alex es el guitarra solista, Martín en la batería, Juan en la percusión latina, Héctor al trombón, Luís a la trompeta y yo estoy en la dolçaina y la voz. Bajista no tenemos actualmente un fijo porque no conseguimos encontrar, pero en los conciertos nos echan una manita algunos amigos.

Arsènic.

Diàspora es el movimiento, migración o dispersión de un pueblo lejos de su establecimiento o territorio ancestral. ¿Qué significado tiene para vosotros esta palabra y por qué la elegimos como nombre del grupo?

A (D): Tiene ese mismo significado. Nosotros somos cada uno de un pueblo diferente (Xàbia, Pego, Gata y Jesús Pobre) y nos hemos juntado para hacer algo que nos gusta. Aparte, tiene un significado muy actual: la diáspora de los jóvenes que se tienen que ir fuera por falta de oportunidades. Yo, por ejemplo, estuve un tiempo fuera porque no tenía demasiado que hacer aquí. El trabajo en la comarca en invierno está difícil. También lo vemos como una manera de no perder las raíces. La diáspora suele asociarse también a buscar a alguien que es del mismo lugar porque siempre tienes esa cosa en común que une mucho.

Y Arsènic… es un elemento químico de la tabla periódica. ¿Qué significa?

S (A): Hicimos una lluvia de ideas y salió ese nombre porque nos gustaba. No tiene un significado propio.

¿Podríais definir vuestro estilo musical, la esencia como grupo?

B (D): Es rock, pero este estilo abarca tanto… Nos gustan a todos cosas parecidas pero aún no tenemos un estilo definido. Estamos acercándonos ya.

A (D): Todos tenemos mucho grupos que nos inspiran, pero a la hora de compartirlos nos gustan Foo Fighters, Rage Against The Machine, Berri Txarrak. A los cinco nos gustan y en cierta manera u otra nos han influido. Ahora bien, no buscamos sonar a nadie ni comparaciones, buscamos un estilo propio.

S (A): Realmente no tenemos un solo estilo, nos gusta hacer variaciones para no seguir una monotonía en el repertorio. Al componer, cada uno aporta su idea y las canciones siempre mezclan estilos y tienen modulaciones. Se basa principalmente en rock, ska, reggae, punk… hay un poquito de todo.

¿Siempre en valenciano? ¿Qué significa para vosotros la lengua?

B (D): Sí. Significa la vida, la tierra, el cielo. Hay que cuidarla y difundirla.

A (D): Intentamos que el valenciano que plasmamos en las canciones sea nuestro, que suene propio. No queremos sonar como un grupo de fuera.

B (D): Valenciano de la Marina pero no tanto como para decir euia o moatros. Un valenciano de la Marina correcto, no tan de pueblo.

S (A): Para nosotros es un placer cantar en nuestra lengua y, en cierto modo, promocionarla y hacer ver a los grupos futuros o a la gente en general que se puede utilizar en todos los ámbitos. Y aplicarla a la música para hacer una especie de reivindicación es un placer.

Diàspora.

En una entrevista que le hicimos a Pep Botifarra en este diario declaró que “en los años 90 la música en valenciano decayó” pero que “ahora tiene una salud de hierro”. ¿Estáis de acuerdo?

A (D): Sí. Hay mucho grupos nuevos que están haciendo cosas muy buenas. Grupos que nunca llegan a hacerse conocido pero que en cambio tienen un producto de mucha calidad. Ahora bien, están en auge los grupos de música, pero también está en auge la gente que los escucha o final todos llegan a la misma gente. Al fin y al cabo, ese es el dilema, pero pienso que cada vez hay más cobertura. Cuando ves que hay grupos valencianos que en Madrid y llenen salas…

B (D): Claro. Una persona que habla valenciano, cuando escucha a un grupo, al fin y al cabo está escuchando el idioma que ha mamado toda la vida. Pero lo más increíble es que cuando esos grupos salen de la zona del País Valenciano, Cataluña y Baleares, la gente sigue flipando, aunque no sea su lengua.

S (A): La verdad es que sí. Los grupos más grandes se han acabado jubilando por temas de familia, trabajo… Y ahora la cantidad de grupos jóvenes que están naciendo en valenciano es brutal. Sólo en nuestro pueblo, Xàbia, hay ya dos o tres que cantan en valenciano. Es un orgullo ver que hay tanta gente detrás de este movimiento. Antes se tenía mucho miedo a cantar en valenciano y todos los grupos lo hacían en castellano o inglés.

Piense que la apertura de la nueva radiotelevisión valenciana puede ser un trampolín para grupos emergentes como el vuestro?

A (D): Yo pienso que sí. De hecho, si ahora pones la radio, suena una barbaridad. En los programas, entre programa y programa… Por ejemplo Tremp, el grupo con el que toqué, no creo que hubiera sido posible que sonara en Ràdio 9. Ahora nos llegan constantemente mensajes para decirnos que hemos sonado. Nos han propuesto ir, pero hasta ahora no hemos podido. En Diáspora esperamos también poder ir.

S (A): Sí, está bien que nos echan una manita y que nos ayudan a darnos a conocer.

Tenéis varias piezas compuestas… contadnos un poco de lo que hablan.

B (D): Sí. Nosotros no hemos sido un grupo que haya comenzado haciendo versiones. Empezamos a piñón, con temas propios. Esos temas han cambiado hasta el punto de que nos hemos encontrado todos más a gusto.

A (D): Porque en el grupo no tenemos un líder o alguien que componga. Se hace todo entre todos, es colectivo. Todos tenemos opinión y intentamos que las canciones quedan a gusto de todos. También pensamos que si nos gustan los cinco es más fácil que le gustan a la gente. Las temáticas son bastante sociales.

A y B (D): El peso trata sobre la ley mordaza; El tiempo, como la propia palabra indica, va sobre cómo perdemos el tiempo y el valor que le damos; Estamos aquí trata sobre las raíces, sobre no homogeneizarse. Algunos temas se entrelazan. Por ejemplo, Más allá habla de mantener tu esencia y seguir tu camino. Al fin y al cabo, buscamos una crítica, transmitir un mensaje, que las palabras no suenen vacías.

El estilo de la música en valenciano ha sido generalmente ese, pero últimamente están saliendo muchos grupos con un mensaje un poco blanco. Está claro que hay que hacer de todo y cada uno hace lo que le gusta. Parece que ahora se ha superado la crítica y que todo es bonito, que se ha normalizado todo un poco. Sin embargo, hay cosas que siguen sin funcionar. Si tenemos que hacer un concierto benéfico para que los niños y niñas del Raquel Payà puedan tener actividades extraescolares es porque no se le está asignando a la educación especial lo que necesita para que los niños se desarrollen como es debido. Así es que algo sigue fallando. Y siempre fallará.

Arsènic.

S (A): Nuestro repertorio es de siete u ocho canciones actualmente y se basa en canciones protesta contra situaciones como la corrupción, la inmigración, de lo que supone para nosotros el valenciano. Siempre tratando de hacerlo con el mayor respeto posible. Tienen mucha carga social.

¿Estáis trabajando en algún tema nuevo? ¿Consideráis grabar singles o lanzar disco?

A (D): Ahora mismo estamos grabando voces. Serán seis temas, pero como hoy en día la gente lo consume todo en pequeñas dosis, queremos ir sacando los temas poco a poco. Y luego ya veremos. Los temas no tienen una conexión como para hacer un disco conceptual.

B (D): Acabaremos sacando un álbum, pero el tiempo dirá cuándo. Todo dependerá de la difusión que tengan los singles. En total, en los conciertos tocamos 13 ó 14 temas y sólo una versión.

S (A): Ahora mismo nosotros no tenemos el dinero ni los medios suficientes para poder grabar las canciones. Pero sí que nos gustaría hacer algunos conciertos y, a finales de verano, si tenemos dinero, nos gustaría grabar un disco con unas diez canciones y darlo a conocer.

El próximo sábado 27 de enero estaréis los dos grupos en La Mistelera ofreciendo un concierto benéfico cuyos beneficios irán destinados al Centro de Educación Especial Raquel Payà de Dénia. ¿De dónde nace esta incitativa?

B (D): Yo hice prácticas como profesor de Educación Física aquí en el Raquel Payà dos veces. Las del grado medio y las del grado superior. Estuve muy a gusto y les cogí mucha estima a todos. Un día, comiendo con Marisa, la presidenta del AMPA, me comentó que estaría bien hacer un concierto benéfico. Yo en enseguida se lo comenté a mis compañeros y pensamos que sería buena idea decírselo a un otro grupo para llenar más tiempo.

A (D): Se lo propusimos a Arsénico porque, a pesar de existir una gran diferencia de edad, los conocíamos de tocar en el pueblo, de compartir escenario. A ellos les gustó la idea y tenían muchas ganas.

Ambos grupos está sonando por la Marina. Qué fechas tenéis ya confirmadas para próximos conciertos?

A (D): Este sábado 20 de enero estamos en el pub Cuatro Estaciones de Pedreguer, que es el pub por excelencia de los grupos de la Marina. Ir allí siempre es un placer. El día 4 de marzo tocamos en Pedreguer también, en el Verdolaga, y el día 10 tocamos en el colectivo Baix Terra de Benissa, que hace conciertos más alternativos y es todo autogestionado. Llevan a un grupo, Boneflower, que ha teloneado a Viva Belgrado. Tiene un estilo progresivo, un poco más duro que lo que hacemos nosotros.

B (D): Después intentaremos cerrar fechas en las fiestas de los pueblos, por más pubs y en Valencia, algún jueves universitario.

S (A): Conciertos concretados al cien por cien aún no tenemos, porque nos comentan de tocar en lugares, pero no lo hemos acabar de concretar. Entonces todavía no lo podemos publicitar. Pero un par sí que tenemos y próximamente los anunciaremos en las redes.

La Marina Alta ha sido cuna de importantes grupos y artistas como La Gossa Sorda, Aspencat, Pinka, Gin Lemon’s, Lillit y Dionís, Sergi Contrí, La romántica del Saladar… ¿Qué tiene de especial este territorio?

B (D): Son las ganas que tenemos de tocar y de juntarnos.

A (D): También el hecho de ver que un grupo cercano, de Pego, llega tan lejos… Y aparte aquí tenemos la lengua muy arraigada y vivimos en una comarca donde hay suficiente conexión entre los pueblos.

B (D): Sobre todo también lo que dice Arnau: Tú ves a la Gossa Sorda, que son de Pego, que están a 15 kilómetros de ti… ¿Por qué no intentarlo también? Quizás tu idea no es llegar a conseguir lo que ellos han logrado, sino juntarse con los amigos, hacer música e intentar que a la gente le guste. Es lo que más nos llena.

S (A): La verdad es que la musicalidad que transmiten los grupos del País Valenciano gusta mucho a la gente, tanto como de aquí como de fuera. La Gossa Sorda, Obrint Pas, Aspencat… han salido de aquí y han tenido mucho éxito.

Las entradas, que tienen un precio de 6 euros, se pueden adquirir en el mismo colegio, en la taquilla o en el teléfono 628 555 163.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.