LA MARINA PLAZA

Benissa Fira i Porrat 2018
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: miércoles, 10 enero, 2018

El gobierno de Benissa se marca el reto de acabar el Plan General esta legislatura

  • Reiniciem, PSPV y Compromís hacen balance conjunto de su primer año al frente del ayuntamiento y avanzan los retos de futuro del ejecutivo
  • Cardona, Tro y Juan denuncian que la situación a su llegada era desastrosa tras 18 años de gobierno del PP, al que critican que ahora no colabore en la aprobación de los presupuestos
  • El documento urbanístico ya ha superado varias fases -adjudicación de la empresa redactora, estudio del paisaje y presentación de tres modelos- y ahora el gobierno buscará consenso y aprobar la alternativa que más se ajuste a las necesidades

Este miércoles, 10 de enero, hace justo un año que cambió el gobierno en Benissa. Un año que empezó con críticas por parte de la actual oposición, que aseguraba que la localidad se sumiría en el “caos”. Sin embargo, según los actuales gobernantes, esta ha sido un año en el que se ha trabajado y se ha conseguido reparar diversos aspectos que, tras 18 años de gobierno del PP, estaban obsoletos y, a su parecer, mal gestionados.

Como ya informó este periódico, el tripartito formado por PSPV, Reiniciem Benissa y Compromís ya hizo un primer balance ayer martes, en el que destacaba  40 logros de gestión en estos doce meses, pero no todo es bueno. Y es que cabe recordar que, hasta hoy, el ayuntamiento ha tenido que trabajar con presupuestos prorrogados, ya que noha conseguido aprobar unas nuevas cuentas, según denuncian, debido a “un pacto oculto entre el PP e Isidor Mollà -concejal no adscrito, ex de Ciudadanos y que, curiosamente, apoyó la investidura del actual gobierno”.

Abel Cardona, alcalde y representante de Reiniciem Benissa, Manolo Juan, portavoz del gobierno y miembro del PSPV, y Xavi Tro, responsables de Servicios y portavoz de Compromís, han explicado los pormenores de su primer año en el poder. Los tres han coincidido en que a su llegada “la gestión interna del ayuntamiento era un desastre” y han asegurado que, este primer ejercicio, han tenido que trabajar en mejorar esta situación y un grave problema de personal, que, según afirma Cardona, “está cobrando por debajo de lo que deberían, con el sueldo congelado desde hace más de 15 años y además no hay técnicos en departamentos como medio ambiente o igualdad”.

Juan asegura que “al llegar al gobierno y hacer la radiografía nos encontramos con un modelo agotado y eso nos obligó a realizar un cambio total de modelo con otros valores”. Esto provoca, según parece, que el cambio sea más interno y no se perciba en la calle, pero afirma que “para que se pueda apreciar el cambio a nivel de ciudadanía, antes tenemos que arreglar el problema que tenemos en el consistorio, con trabajadores que han llegado a estar explotados”.

Un freno a la gestión: la infravaloración de la plantilla municipal

La situación económica estaba saneada tras el gobierno popular, sin embargo, el hecho de que no hubiera deuda se debió, según indican, a los recortes en aspectos sociales. Pero “pese a que las cuentas estaban saneadas, nos encontramos con una plantilla de unas 250 personas mal pagada y en malas condiciones”. Por ello, una de las principales políticas que han iniciado es una VPT (Valoración de los Puestos de Trabajo) que, de aprobarse, supondría un aumento de unos 500.000 € a un presupuesto de 14 millones de euros que dedica 6 de ellos al a gestión interna. Es decir, se revalorizaría en gran medida la parte del presupuesto dedicada a remuneración del personal.

Cardona ha remarcado que “pese a que ahora los cambios son internos, no dejamos de lado los aspectos sociales, y no dejamos de trabajar en los problemas de la ciudadanía”. Sin embargo, asegura que “hemos de cuidar el ahorro porqué además tenemos la famosa Ley de Estabilidad Presupuestaria que nos impide invertir en aspectos esenciales”. Tro, por su parte, afirma que “accedemos a muchas subvenciones de la Consellería, pero no a todas y eso también nos impide cubrir todo lo que nos gustaría”.

Benissa no tiene Plan General pero espera aprobarlo en esta legislatura

Los tres miembros del gobierno han dejado claro que buscarán consenso. Lo harán para conseguir aprobar los presupuestos y la VPT, pero también lo quieren hacer para conseguir aprobar algo que, según ellos, es lo más importante para que la localidad funcione correctamente en el futuro: el Plan General Estructural.

“En Benissa seguimos trabajando con el plan del 1982. El PP lo intentó en el 2013 pero la Consellería no se lo aprobó y eso hizo que la localidad tuviera que vivir con una organización obsoleta”, asegura el socialista Manolo Juan. Sin embargo, afirma que “esperamos poder presentarlo al final de la legislatura y conseguir que, al fin, el funcionamiento del pueblo sea el correcto y no esté limitado”.

Tro, portavoz de Compromís, denuncia que “como el resto de la Comunitat Valenciana, esta localidad también sufrió la burbuja inmobiliaria, por eso el PGE es necesario para evitar eso en el futuro, para saber qué queremos ser, de qué queremos vivir y sobretodo hacerlo de una forma sostenible. Es decir, significará el inicio de un nuevo modelo económico con valores propios de la localidad”. Y cabe añadir que este ya ha pasado varias fases: en primer lugar, ya tiene adjudicada la redacción a una empresa privada, además, esta ya ha realizado el estudio paisajista y ya ha presentado tres modelos. “Para antes de primavera creemos que habremos escogido la alternativa que mejor convenga al municipio y para ello buscaremos consenso y luego ya comenzará la redacción”, confirma Tro.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.