LA MARINA PLAZA

Baleària Dénia
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: lunes, 8 enero, 2018

Un estudio advierte de los riesgos para la seguridad por la proliferación de antenas sin licencia en el Puig Llorença

  • Compromís pide que se tomen medidas presentando al ayuntamiento el documento, que constata que las instalaciones eléctricas están indebidamente aisladas y suponen “un peligro para personas y animales”
  • En la cumbre conviven actualmente hasta 16 torres de emisión y repetición, algunas de ellas sin la necesaria concesión administrativa

“Un peligro para las personas y los animales”. Eso es lo que supone, en una de las cumbres más emblemáticas de la Marina Alta como la del Puig Llorença (en El Poble Nou de Benitatxell), la masiva presencia de antenas y repetidores y, en concreto, la existencia de algunas sin licencia, según un informe.

La cumbre del Puig Llorença, donde se ubican los repetidores.

El documento lo ha hecho público el principal grupo de la oposición municipal, Compromís, que es el que solicitó la elaboración del mismo a un estudio de ingeniería de Dénia, y lo ha registrado en el ayuntamiento para que se adopten medidas.

Ese estudio viene a constatar dos cosas. Por un lado, que en los últimos años han proliferado de manera significativa el número de antenas ubicadas en la cumbre. Por otro, que en concreto al menos tres de las torres carecen de autorización administrativa y están instaladas en precario, con evidente riesgo e incumpliendo la normativa reguladora.

En su solicitud dirigida al alcalde, Josep Femenia (Movimiento Red), Compromís pide la adopción de medidas, dado que es un asunto “de extraordinaria importancia, y más teniendo en cuenta que ha habido una proliferación elevada de estas instalaciones en el periodo coincidente con el equipo de gobierno actual” (Red, PP, Pideb).

El estudio, firmado por el ingeniero Fernando Mengual Gomis, detalla todas y cada una de las instalaciones y los equipamientos existentes actualmente en la cumbre. Y pone de relieve “la falta de mantenimiento de algunos recintos que presentan vallados perimetrales deteriorados, elementos en mal estado, deficientemente arriostrados o anclados y la presencia de mangueras con tensión eléctrica tendidas directamente sobre el suelo que interconectan los recintos de las torres 9, 10 y 16”.

De hecho, actualmente en la cumbre del Puig Llorença conviven nada menos que 16 torres. Las tres a las que alude el estudio tienen como propietario a una misma empresa de emisoras de radio. En el caso de esas tres torres, señala el documento, su “deficiente instalación, tanto de los sistemas radiantes, sus líneas de transmisión y especialmente su acometida eléctrica presentan un evidente peligro para personas y animales que transiten por la zona”. Aunque no concreta el tipo de peligro, tratándose de instalaciones eléctricas indebidamente aisladas parece obvio que pueden encerrar un peligro de incendio y/o electrocución.

Es más. El estudio concluye que esas instalaciones incumplen “toda normativa” y evidencian “la ausencia de su correspondiente proyecto técnico y su pertinente licencia municipal de actividad”, por lo que insta al Ayuntamiento del Poble Nou a que requiera a los propietarios para su subsanación. Pide también que se revise igualmente “el resto de instalaciones que presenten deficiencias en su vallado perimetral o su señalización”. De hecho, el técnico recomienda, además, y “debido al grave perjuicio que se está ocasionando”, que se denuncie la situación ante la Jefatura Provincial de Inspección de Telecomunicaciones para que realice las oportunas comprobaciones técnicas in situ y ordene en su caso el cese de emisores interferentes, carentes de la correspondiente concesión administrativa y/o cuyas características técnicas no se ajusten a la citada concesión”.

Emisiones por encima de lo permitido

Del mismo modo, el estudio pone de manifiesto que en la zona donde se concentran las antenas, en lo más alto del Puig Llorença, se registran “unos valores altos propios del emplazamiento rodeado de emisores de radio FM, TV y telefonía móvil, pero que ya rebasan el nivel de decisión de 14,0 V/m establecido como margen de seguridad en el Real Decreto 1066/2001, de 28 de septiembre, por el que se aprueba el reglamento que establece condiciones de protección del dominio público radioeléctrico, restricciones a las emisiones radioeléctricas y medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas”.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.