LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: lunes, 8 enero, 2018

Benissa impugna las ‘ayudas a dedo’ de la Diputación por marginar a municipios que no son del PP

  • El alcalde confirma la presentación de un recurso contra la subvención directa de un millón de euros a Mutxamel, gobernada por un diputado popular, para «visualizar» el «injusto reparto» del dinero que realiza el organismo presidido por el alcalde de Calp
  • Mientras, Benissa se ha quedado fuera del último Plan de Servicios de la institución

Abel Cardona y César Sánchez, a la derecha durante la reinauguración de la variante de Benissa, junto a Íñigo de la Serna, Soraya Sáez de Santamaría y Juan Carlos Moragues.

«Queremos visualizar una situación que hasta ahora sólo se comentaba en ámbito interno». El alcalde de Benissa, Abel Cardona (Reniciem), ha confirmado con estas palabras que el ayuntamiento presentó «hace unos meses» un recurso contencioso-administrativo contra las ayudas nominativas que está efectuando la Diputación de Alicante a una serie de poblaciones concretas y que constituyen uno de los aspectos más controvertidos de la gestión al frente de ese organismo del popular César Sánchez, que es también alcalde de Calp.

De momento, no se tiene noticia de que haya habido ninguna población que haya recurrido también esas subvenciones, a pesar de que Benissa lo hizo hace ya tiempo. Cardona considera que esas ayudas nominativas –adjudicadas de forma directa, a dedo– están favoreciendo a municipios sobre todo gestionados por el PP «y discriminado, quizás a excepción de Alcoi, a las localidades gobernadas por otras fuerzas políticas».

Esas ayudas también se caracterizan según el primer edil por favorecer a poblaciones «con concejales que ocupan a su vez cargos importante en la Diputación». Hay muchos ejemplos de esto. Cardona aludió a las ayudas concedidas a La Nucia (Bernabé Cano), Busot (Alejandro Morant, vicepresidente), la Calp del propio presidente o Mutxamel (Sebastián Cañadas, diputado de Fomento).

Y lo que hizo en realidad Benissa, precisamente«como medida de presión», fue impugnar la última de esas ayudas antes citada, la que en su día la institución provincial concedió a la Mutxamel de Cañadas para un mercado municipal por valor de un millón de euros.

«Lo hicimos para visualizar este problema, porque Mutxamel es precisamente una población de tamaño similar a Benissa». Esta última, no se ha visto favorecida por ese dinero y se quedó fuera del último Plan de Obras e Infraestructuras correspondiente al ejercicio de 2017.

Ha sido la impugnación a otra de esas ayudas, la de Busot, realizada en este caso por el grupo de Compromís en la Diputación, la que ha multiplicado la polémica en torno a este asunto después de que un juzgado de Alicante haya acordado la suspensión cautelar de la ayuda de 700.000 euros concedida a ese ayuntamiento. Compromís se propone ahora también recurrir el dinero concedido a dedo, además de a La Nucia, también a Mutxamel, como ya ha hecho Benissa.

No en balde, Cardona agregó que su decisión fue tomada «en concordancia con las actuaciones que estaban emprendiendo Compromís». Esta última fuerza también gobierna en Benissa junto a Reiniciem y el PSOE. Las tres fuerzas políticas desalojaron hace prácticamente un año del poder al alcalde popular Juan Bautista Roselló, quien por cierto durante toda esta legislatura está siendo uno de los asesores de mayor confianza de Sánchez en la Diputación.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.