LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: miércoles, 3 enero, 2018

Las 11 poblaciones de la Marina Alta donde sube o baja el catastro que afectará al pago del IBI

PRESIÓN FISCAL

  • El mayor incremento se produce en Dénia, Senija, El Verger, l’Atzúvia y Orba, mientras también habrá subidas en Els Poblets y Teulada
  • Descenso en Pedreguer, la Vall de Laguar, Murla y la Vall d’Alcalà

Decisión definitiva. El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes la revisión del catastro de 11 municipios de la Marina Alta –entre otros muchos del Estado– tras comprobar que cumplen los requisitos de aplicación previstos en la Ley del Catastro Inmobiliario. Además de suponer una valoración al alza o a la baja de las propias viviendas, la medida tendrá consecuencias directas en los bolsillos de los ciudadanos, ya que podrá subir o bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los municipios aunque, eso sí, en función de las medidas que aplique cada ayuntamiento.

Y, ¿de qué depende que en un municipio el catastro suba o baje? Pues de la fecha en que fue revisado por última vez. Las localidades donde esa revisión se produjo antes de 1991 tendrán el mayor incremento en la valoración de sus viviendas, con un coeficiente actualizado del 1,08. En el caso de la Marina Alta, Dénia, Senija, El Verger, l’Atzúvia y Orba, que son las poblaciones de la comarca donde por lo tanto más subirá el catastro.

El coeficiente actualizado va bajando a medida que avanzan los años. Así, para Els Poblets y Teulada, cuya última ponencia de valores data de 1996, será de 1,05. Es decir, también un incremento aunque menor que en los casos anteriores.

Y este mismo índice pasa a ser inferior a 1 (por lo tanto con una rebaja del valor catastral) a partir de las revisiones de 2005, cuando se produjo el estallido de la burbuja inmobiliaria. En este caso se hallan la Vall de Laguar, Pedreguer, la Vall d’Alcalà y Murla, cuyo coeficiente de actualización será de 0,96.

 

La actualización no supone necesariamente una elevación del IBI o la plusvalía municipal, es decir, el tributo que grava el incremento de valor terrenos de naturaleza urbana, ya que son los consistorios los que deciden la cuota del impuesto, pudiendo atemperar la subida del valor castastral con una bonificación que se reduce año tras año.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.