LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: martes, 2 enero, 2018

Xàbia tributa homenaje a los científicos que ‘midieron el mundo’ desde el Montgó hace 200 años

  • El departamento de Turismo propone rutas a los restos de la cabaña de Ca Biot situados en el paraje natural, desde donde los franceses Biot y Aragó efectuaron trabajos para establecer la longitud exacta del metro tomando como referencias las montañas de Eivissa y Castelló

La cabaña de Ca Biot, en el Montgó. Fotografía: Enjoy Xàbia.

Xàbia lleva tiempo empeñada en enseñar su propia historia a los visitantes como un enorme valor añadido a su oferta turística. Ahora, el magazine oficial de su departamento de Turismo, Enjoy Xàbia, acaba de rendir homenaje a la fabulosa aventura que dos científicos franceses, Jean-Baptiste Biot y François Aragó, vivieron en el Montgó a principios del siglo XIX. La publicación muestra además las distintas rutas para poder acceder hasta la cabaña que los dos construyeron en la cumbre del parque natural con el fin de ayudar a cumplir uno los grandes anhelos de la era de las luces y la ciencia: establecer un sistema universal de medidas.

Todo comenzó hace más de 200 años, en la Francia revolucionaria de 1790: la Asamblea Nacional abogó, a propuesta de Talleyrand, por  estandarizar el sistema métrico decimal para convertirlo en universal. Para calcular la medida más precisa posible de la longitud del metro se necesitaba realizar mediciones sobre la línea imaginaria del Meridiano 0º con tal de determinar su círculo, ya que esa unidad universal debía basarse en la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano.

Y para conseguirlo fue necesario un arduo trabajo de campo basado en trazar triangulaciones desde Dunkerque hacia el sur, hasta alcanzar Catalunya, la Comunitat Valenciana y las Islas Baleares. Viajando a todas esas geografías, por supuesto.

El mapa con las triangulaciones en territorio español, cuyos puntos más meridionales fueron el Montgó y Formentera. Fotografía: Enjoy Xàbia.

Este gran proyecto contó con tres expediciones. Una primera (1792-1798) terminó en Barcelona; la segunda (1803-1804) trajo a F.A. Méchain al Montgó: el 23 de abril subió a la cima y midió la altura de la montaña, fijándola en 758,94 metros. Pero este científico murió en 1804. Así que la tercera y definitiva expedición tuvo lugar entre 1806 y 1808. Los trabajos de triangulación de Méchain inacabados fueron recuperados por los científicos franceses Jean-Baptiste Biot y François Aragó.

La montaña más alta desde Eivissa no está en Cullera

En un primer momento, el destino de Biot y Aragó no era el Montgó: viajaron a Eivissa con el fin de descubrir cuál era la montaña de la Península que se veía mejor desde la isla balear, creyendo a priori que se trataba de la de Cullera. Sin embargo, en Eivissa pudieron comprobar que era el Montgó.  Así que en 1806 emprendieron la marcha hasta la costa de la Marina Alta e iniciaron la subida a esa montaña.

No fue fácil. Biot y Aragó advirtieron una vez en lo alto del Montgó las inclemencias del tiempo y sobre todo la crudeza del viento. No era un lugar precisamente idílico para construir una cabaña donde debían pasar meses. Entonces decidieron trasladarse desde el cap Gros (punto más elevado del Montgó) en dirección norte, hacia la Creueta de Dénia. A medio camino encontraron una buena ubicación para la cabaña (a apenas 42 metros de la cima y aún en término de Xàbia) y adecuada para realizar las triangulaciones.

Estas últimas se realizaron mediante espejos y reverberos durante las noches más frías y claras del año (enero y febrero). El destello de esas luces reflejaba hasta la montaña del Carmel en Eivissa y el Desert de les Palmes en Benicàssim (Castelló) y sirvieron a los científicos para anotar sus mediciones. Toda una clase de geografía al borde del Mediterráneo.

Biot y Arago. Fotografía: Enjoy Xàbia.

Cómo acceder a Ca Biot

La cabaña fue construida siguiendo el sistema de piedra seca tradicional de la Marina Alta. Los muros tenía un metro de ancho y la construcción era mucho más segura que el primer refugio de madera que se construyeron los científicos y que se llevó una tempestad.

Toda vez que en la actualidad se conservan parte de los muros de la cabaña y que por lo tanto el refugio es perfectamente reconocible, el departamento de Turismo ha decidido dar a conocer cómo acceder hasta la misma. En realidad, son posibles varias rutas. La primera es ascender la montaña por la parte de Xàbia, siguiendo la ruta que arranca desde el Puerto o, en un itinerario más breve, desde el Campo de Tiro. Pero también se puede ascender por la Creueta de Dénia o desde Jesús Pobre. En la página web del magazine se pueden consultar las distintas coordinadas.

Con entusiasmo, Enjoy Xàbia desgrana el simbolismo de Ca Biot, en primer lugar «testimonio de un tiempo de cambios y de grandes avances en la ciencia» producto de la Ilustración. Pero también, reveladora de la la importancia estratégica del Montgó por su ubicación geográfica. Finalmente, merece recordar la propia epopeya de aquellos dos científicos que desde la montaña que comparten Dénia y Xàbia ‘midieron el mundo’.

Arago, el científico acusado de espía que fue presidente de la República de Francia y hablaba catalán

De los científicos que hace más de dos siglos horadaron el Montgó, François Arago (1786-1853) atesora una trayectoria biográfica apasionante. Citado incluso en las obras de Julio Vernes, Aragó nació en el departamento de Pirineos, en una familia catalanohablante. Criado en un ambiente republicano, se negó a felicitar a Napoleón con motivo de su coronación en 1804, desobedeciendo las normas de la Escuela Politécnica de París donde estudiaba.

Aquel mismo año recibió el cargo de bibliotecario de la Oficina de las Longitudes del Observatorio de París, lo que le permitió ser incluido junto a Biot en el grupo que debía completar las medidas del meridiano. Tras su estancia en el Montgó, Biot retornó a París tras haber determinado la latitud de Formentera, pero Arago continuó con el trabajo hasta el año 1808 en Mallorca.

Fue entonces cuando las autoridades españolas empezaron a sospechar que Arago podía estar actuando como espía de Francia para una posible invasión debido al movimiento de aparatos y luces nocturnas que utilizaba. Tras la entrada de las tropas francesas en la península y el inicio de la guerra, Arago fue recluido en junio de 1808 en el Castillo de Bellver. Se evadió en un barco de pesca, y tras múltiples peripecias logró llegar al año siguiente a Marsella.

Atesoró trabajos científicos de gran calidad, que incluyeron investigaciones sobre la presión de vapor, el descubrimiento del magnetismo rotatorio o teorías ópticas. La idea general de la experiencia para la determinación de la velocidad de la luz por los experimentos que posteriormente realizarían científicos como Foucault fue formulada por Aragó en 1838.

Pero además desarrolló una dilatada trayectoria política. Profesó ideas republicanas, abogando por la mejora de las condiciones de los obreros, el sufragio universal y el apoyo a las ciencias. Tras la revolución de febrero de 1848 que causó la caída de Luis Felipe I, Arago proclamó la República ante el pueblo de París y fue jefe de gobierno.

Arago, como jefe de gobierno francés. Fotografía: Wikipedia.

Adoptó medidas sociales como la limitación de las horas de trabajo, la prohibición de los castigos corporales en la Marina y sobre todo, la abolición de la esclavitud. Pero amante del orden y opuesto a las insurrecciones populares, su impotencia frente a las manifestaciones populares de junio de 1848 le llevó a dimitir.

Tras el golpe de Estado de Luis Napoleón en diciembre de 1852, Arago se negó a prestar juramento al emperador y renunció también a sus cargos científicos, pero Napoleón le aseguró que no sería inquietado. Falleció al año siguiente en París y fue enterrado en el mítico cementerio del Père-Lachaise.

 

Mostrando 1 Comentario
Danos tu opinión
  1. Lucia dice:

    Propongo que Miragall tambien podria hacer una ruta por las propiedades de los expoliticos corruptos, tipo Marbella, muchos de ellos viven aun y pasean como que nunca romoieron un plato

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.