Hidraqua
Con el deporte, pase lo que pase
Publicado: martes, 2 enero, 2018

Diez años del histórico Sevilla-Dénia de Copa del Rey

  • En 2 de enero del 2008, el equipo groguet se dirigió junto a una gran expedición al estadio Sánchez Pizjuán soñando con pasar a octavos de final
  • Una remontada épica en la segunda parte dio alas a un equipo que por aquel entonces estaba dirigido por Nino Lema y al que se le escapó el partido por una polémica decisión arbitral en el último minuto

2 de enero de 2008 y toda Dénia pendiente de la radio y el teléfono. El equipo de la localidad disputaba justo ese día, hace ahora diez años, el partido más importante de su historia: la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Aquel histórico Sevilla-Dénia en el que el equipo groguet a punto estuvo de convertirse en verdugo de uno de los mejores equipos del mundo por aquel entonces. Se soñó, se vivió, ni un alma hubo en las calles dianenses en aquella fría tarde de enero, pero una polémica decisión arbitral acabó con la esperanza de un equipo y de una localidad. Pero ahí queda un buen recuerdo y dos noches mágicas, la primera en Dénia y la segunda en el estadio Sánchez Pizjuan.

Y es que, no cabe olvidar que en la capital de la Marina Alta y en la comarca entera se vivió con mucha ilusión este cruce. Era la primera, y hasta el momento la única vez, que un equipo humilde de la comarca (en el caso del CD Dénia, de Segunda División B) alcanzaba una ronda tan avanzada de esta competición nacional. No había tocado el Real Madrid o el Barça pero sí el equipo que en aquel momento era considerado el mejor equipo del mundo (cabe recordar que había ganado dos copas de la UEFA seguidas y eso le hizo subir en el ránking hasta el primer puesto mundial).

Y Dénia se movilizó y mucho en aquel 13 de noviembre de 2017 en el partido de ida. Jordi Serra, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Dénia en 2008 habla sobre su experiencia. “No solo fue lo que vivimos durante el partido, que de por sí fue mágico, fue todo lo que trabajamos durante más de un mes antes para acondicionar el campo. Trabajamos desde varios departamentos por la seguridad, habilitamos accesos nuevos, un terreno de juego mejor y además se pusieron gradas, algo que hizo que el campo pareciera un estadio grande, a lo que no estábamos habituados”.

Serra comenta que “todo lo que esto le costó al Ayuntamiento se vio compensado por diversos aspectos: en primer lugar por el acondicionamiento de un campo que se mejoró para siempre y en segundo lugar por la ilusión y la gran movilización de gente y el gran ambiente que hubo”.

Vídeo resumen del partido de ida en Dénia.

Guillem Ivars, periodista deportivo del Levante-EMV en aquel momento también vivió de cerca aquel duelo. “Es algo que recordaré yo, por ser uno de los más grandes acontecimientos deportivos que he cubierto como profesional en la comarca, pero también lo recordará toda la Marina Alta”. Ivars también se acuerda de la vuelta, de la que este martes se cumplían esos diez años y lo hace con pesar porqué “fue un robo”. Así es como lo recuerda también Arturo Ruiz, delegado del mismo periódico y del Diario Información en la Marina Alta. Este recalca además “lo vacía que estaba Dénia, todos con la radio puesta en casa. Añade que “en el periódico estuvimos una hora parados, esperando a que se produjera el milagro por si había que cambiar la portada del día siguiente”.

A un minuto del milagro en el Sánchez Pizjuán

Y es que, esa polémica arbitral acabó con un partido de vuelta que a punto estuvo de ser la mayor alegría jamás vivida por un CD Dénia que entonces estaba presidido por Eric Barber. El 1-1 de la ida complicaba las cosas a un Dénia que estaba obligado a anotar gol en un campo de Primera. No todos los equipos pequeños lo consiguen, pero los dianenses sí lo hicieron y por partida doble, pero tuvieron que remontar.

De hecho, el equipo sevillista, dirigido por Manolo Jiménez, se fue ganando 2-0 al descanso en lo que parecía definitivo. Pero los groguets dieron el máximo en el campo y consiguieron, increíblemente, empatar el partido a dos y ponerse por delante 2-3. José Jaime, Gregory y Migue anotaron los tantos. El primero a los siete minutos de la segunda parte y el segundo, a falta de quince minutos y el tercero, de penalti en el minuto 81. Javier Ferreres, que era directivo del club entonces recuerda que “fue épico, nos pusimos por delante remontando un 2-0 y jugando contra jugadores de la talla de Dani Alves o Jesús Navas. Los directivos del Sevilla se marchaban del palco pero entonces sucedió el desastre”.

Imágen de un momento del choque en el Sánchez Pizjuán.

Se defendieron con uñas y dientes los dianenses durante los últimos minutos y cuando todo parecía indicar que volverían a casa con ese inmejorable resultado, la cosa se truncó. En el minuto 88 llegó el empate que tampoco servía a los andaluces (el empate a 3 y con el valor doble de los goles fuera de casa seguía sirviendo al Dénia). Pero entonces, ya en el tiempo añadido, un fatídico y polémico penalti lanzado y anotado por Kanouté hundió los ánimos de los dianenses.

Jordi Serra comenta riendo como Barber, presidente del club de Dénia, sufrió como nunca y como él mismo acabó “con la pierna amoratada de los golpes que me dio al ver lo cerca que estuvimos de conseguir algo único”. Ferreres afirma que “fue un bajón general, también para los jugadores, pero luego nos paramos a pensar en lo que habíamos hecho y disfrutado y lo recordamos como algo espectacular, algo muy bonito”.

Los nombres recordados de aquel partido son los siguientes: Juanma (portero); Aníbal, Mendoza, Kike Alcázar, Barón (defensas); Mikel, Juan Carlos, Borja, Luigi, José Jaime (centrocampistas); Barba, Migue, Héctor Zaragoza y Gregory, (delanteros). Ellos son los que a punto estuvieron de hacer historia en aquel 2 de enero de 2010.

Momentos de antes del partido en el Sánchez Pizjuan.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.