LA MARINA PLAZA

Benissa Fira i Porrat 2018
Periodismo, pase lo que pase

Las imágenes que dejó 2017 en la Marina Alta

Se acaba 2017 y en La Marina Plaza damos la bienvenida a 2018 recapitulando lo que el año que pasa deparó a nivel informativo. Han sido doce meses intensos en los que ha habido de todo. Lo repasamos con las mejores imágenes del año, entre las que destacan por encima de todas dos: una luctuosa, la del drama vivido en Xàbia por la muerte de tres ciclistas arrollados en la N-332 en Oliva; y la otra, una bella estampa, la de toda la comarca teñida de blanco tras la histórica nevada del mes de enero.

Drama en la carretera: Tres ciclistas de Xàbia pierden la vida en la N-332

El lugar del accidente en Oliva.

Los hierros retorcidos sobre una calzada negra dieron testimonio de vidas segadas ya para siempre un domingo que debía haber sido de fiesta. Tres ciclistas de Xàbia murieron aquel desdichado 7 de mayo en la N-332 en el término de Oliva arrollados por una conductora que circulaba ebria. Otros dos, que resultaron heridos muy graves, pudieron salvar la vida y siguen recuperándose. El tremendo mazazo abrió un periodo de reflexión sobre muchas cosas: la seguridad de los ciclistas en las carreteras o la trampa mortal que supone esa Nacional, totalmente colapsada por la falta de un tren y el peaje de la autopista.

Andrés Contreras, uno de los heridos, el día que por fin pudo abandonar el centro de rehabilitación.

Un mundo cubierto de blanco: La primera gran nevada en la comarca desde 1983

Nieve al borde del mar en Dénia…

Nevó al borde del mar y nevó mucho, como no lo hacía desde el pasado siglo. El 18 de enero, el mundo se vistió de un blanco infinito que trastocó playas y calles, obligó a suspender clases, cortó carreteras y atrapó conductores. La nevada de 2017 ocupa ya un lugar destacado en miles de memorias como antes pasó con la de 1983, la de 1960 o la de 1933.

… o en Xàbia.

Un sueño de 40 años: ¿Para cuándo el tren?

2017 volvió a ser un año más de frustraciones en el anhelado sueño de contar con un ferrocarril entre Dénia, Gandia y València, que lleva durmiendo el sueño de los justos más de cuatro décadas. La gente volvió a salir a la calle para reivindicarlo con una concentración que llenó la calle La Via de Dénia con gente llegada de toda la comarca y, también, de la Safor.

La concentración de vecinos de la Marina y la Safor en Dénia.

Después de un sinfín de titubeos contradictorios, el Ministerio de Fomento ha acabado por aportar, ya casi al finalizar el año, algo de luz, al incluir en el Plan de Cercanías que se desarrollará hasta que ha pactado con la Generalitat la primera fase de la conexión.

Los alcaldes de Gandia, Dénia y Oliva expresaron su satisfacción por la inclusión de la primera fase del tren en el Plan de Cercanías.

El tren precisamente es también protagonista por la que es, sin duda, la gran inversión de la legislatura en la Marina Alta: la modernización de la Línea 9 del TRAM que debe permitir, según los plazos previstos, que en 2019 se reanude el servicio ferroviario entre Calp y Dénia, suspendido desde mediados de 2016. Este 2017 las obras han llenado el trazado con la ejecución del tramo Calp-Teulada y el de llegada a Dénia ya dentro del casco urbano.

Las obras del tren llegaron este 2017 a Dénia.

La variante de Benissa: otra vez a la espera de la segunda piedra

Sin dejar el terreno de las infraestructuras de transporte hay pendiente otra reivindicación histórica a la que hace años que se le espera: la variante de la N-332 en Benissa, que deja otra de las imágenes del año. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitaron los terrenos para anunciar el inicio de las obras, nueve años después de que quedaran paralizadas cuando sólo se habían realizado algunos trabajos preparatorios. La visita de la alta representación del Gobierno fue en julio. Por el momento, la maquinaria no ha aparecido por la zona.

La política: del inesperado cambio de gobierno en Benissa a los programados de Ondara y El Verger

El año comenzó con sorpresa en el campo de la política. En los últimos días 2016, Juan Bautista Roselló (PP) anunciaba, cuando nadie lo esperaba, su decisión de dimitir como alcalde tras casi 17 años en el cargo. Pero sí eso ya había sosprendido a todos, más inopinado era aún lo que pasaría en enero de 2017. El concejal Isidor Mollà (entonces de Ciudadanos) retiró su apoyo al candidato popular Arturo Poquet. Con ello, tomaba las riendas del ayuntamiento un tripartito con Abel Cardona (Reiniciem Benissa) como nuevo alcalde, en compañía de PSPV y Compromís.

Los concejales de Reiniciem Benissa se abrazan tras salir elegido alcalde Abel Cardona.

También hubo cambio en la Alcaldía de Ondara, pero esta estava programada. El 3 de junio, José Ramiro (PSPV) relevaba en el cargo a Zeus Serrano (Compromís), tal y como preveía el acuerdo de gobierno firmado en 2015 entre las dos fuerzas. Lo mismo sucedía en El Verger, aunque en este caso el relevo se hizo de rogar algo más: tras algunas tensiones entre los dos socios de gobierno (también PSPV y Compromís), finalmente el socialista Ximo Coll pasó la vara de mando al valencianista Basili Salort, como estaba también previsto en el acuerdo de investidura.

José Ramiro recibe la vara de alcalde de Ondara de manos de Zeus Serrano.

Más allá de lo de Benissa, el terremoto político de la comarca tenía su epicentro en Gata de Gorgos. Allí, Compromís se quedaba definitivamente en solitario al frente del gobierno, al salir del mismo Junts per Gata (JuGa), como ya hiciera aún en 2015 el PSPV. Con ello, la oposición tiene una abrumaría mayoría en el pleno municipal para sujetar en corto al gobierno.

Un nuevo aviso de la naturaleza: la furia de los temporales, incluso en verano

Los temporales han sido la otra noticia meteorológica del año, junto a la que provocó la blanca estampa de la nieve. Quizás nunca como en 2018 la naturaleza haya dado un aviso tan claro sobre qué es eso del cambio climático. Lo vimos en pleno mes de agosto cuando, en plena temporada turística, el oleaje se llevó la arena de muchas de las playas y calles y carreteras quedaron anegadas.

Las lluvias de agosto anegaron el centro de Dénia.

Los destrozos en playas obligaron a aparatosas reparaciones en plena campaña turística.

Aun con ello, el temporal más devastador había tenido lugar antes, en invierno. Fue el 21 de enero. La comarca todavía no se había recuperado de los destrozos de otra borrasca en diciembre y esta segunda acabó de rematar las infraestructuras de la costa. El olejaje fue esta vez acompañado también de fuertes lluvias que ocasionaron inundaciones en buena parte de la comarca.

Varias viviendas con importantes destrozos en la zona de Santa Anna (Les Deveses).

La otra imagen de los temporales hay que buscarla en Moraira. La regeneración de la playa del Portet por parte de Costas ha resultado controvertida, pues el depósito de áridos de cantera provocó un drástico cambio en la tonalidad del agua, tiñéndola de marrón.

La playa del Portet, teñida de marrón tras los vertidos de arena.

En materia de obras de defensa en el litoral, destaca la realizada en Els Poblets: el muro de escollera en la desembocadura del río Girona, que era una reivindicación vecinal y del ayuntamiento desde la riada de 2007. Unas inundaciones de las que se conmemoró con un acto en El Verger el décimo aniversario.

Los trabajos de construcción del dique de escollera en la desembocadura del Girona, en mayo.

Veinte años de unión comarcal

A nivel comarcal, este año que acaba ha cumplido dos décadas de historia la Mancomunitat Cultural de la Marina Alta. Veinte años de unión que tienen aún más valor si se tiene en cuenta que el camino ha estado repleto de obstáculos.

Núria Gómez, Vicent Grimalt i Jovi Lozano, en la presentació dels actes del 20 aniversari de la Macma

Un año de grandes acontecimientos

El año 2017 ha puesto también a la Marina Alta en el mapa nacional e internacional gracias a algunos acontecimientos que han traspasado fronteras desde, por ejemplo, Dénia o Xàbia.

En el caso de Dénia, sin duda el festival gastronómico D*na ha sido la campanada de la ciudad en el mundo de la cocina. Como Ciudad Creativa de la Gastronomía de la Unesco, por un fin de semana la capital de la Marina Alta fue también capital de la cocina en el Mediterráneo. El certamen atrajo a representantes de todo el mundo y chefs con una quincena de estrellas Michelin. Pero sirvió, sobre todo, para dar a conocer la gastronomía local y comarcal que le han servido a Dénia y la Marina Alta para tener el reconocimiento Unesco. El D*na fue todo un éxito, también, en afluencia de público y fue incluso necesario regular los accesos para evitar colapsos.

Si Dénia fue por unos días capital gastronómica del Mediterráneo, Xàbia lo fue del turismo, con la congregación de 53 expertos que analizaron y debatieron en el Xàbia Fòrum el futuro del sector que es, a su vez, el pilar económico de la Marina Alta. Del encuentro surgió la Carta de Xàbia, un documento que contiene siete medidas concretas contra el cambio climático, la masificación turística, por el empleo turístico de calidad o por el respeto a la lengua autóctona de los destinos de acogida, entre otras.

Ximo Puig, firmó junto al alcalde de Xàbia, José Chulvi, la adhesión de la Generalitat a la Carta de Xàbia.

Fiestas y sexismo: las polémicas en Xàbia y Benissa

En materia festiva, una de las imágenes del año vino cargada de polémica. Se dio en Xàbia en Fogueres, en el Dia de les Quintades. El ayuntamiento se vio obligado a pedir perdón después de la controversia que generó un baile, llamado twerking, en el que un grupo de mujeres movía sensualmente la pelvis y ensalzaba las nalgas. Colectivos feministas criticaron el componente sexista del espectáculo.

El polémico ‘twerking’ del Dia de les Quintades de les Fogueres de Xàbia.

También en Benissa hubo polémica que ponía en relación fiestas y machismo. Con motivo de la cabalgata humorística de las fiestas de Moros y Cristianos, el ayuntamiento aconsejó que no se utilizaran disfraces sexistas. Hubo revuelo por las críticas que la medida suscitó en parte del mundo festetero, pero al final los festejos se desarrollaron con total normalidad y sin vestimentas de carácter machista.

Medio ambiente: vertidos en el Marjal de Pego

En materia medioambiental, la foto del año se produjo junto al parque natural del Marjal. Los vecinos de Monte Pego denunciaron continuos vertidos de aguas residuales de la planta de tratamiento de este macrocomplejo residencial ubicado junto al humedal protegido. Curiosamente, al día siguiente de denunciarse en prensa, los vertidos cesaron.

Los vertidos en la planta de tratamiento de Monte Pego.

FOTOS QUE FUERON NOTICIA

Además de los temas más destacados del año, durante 2017 en La Marina Plaza se han ido publicando otras imágenes que tienen valor en sí mismo como noticias, más allá de la trascendencia del tema al que acompañan. Aquí les dejamos una muestra de las instantáneas más bellas de estos doce meses, entre las que se encuentran también fotos de lectores o publicadas por usuarios de las redes sociales.

El Plan Confianza ha traído las obras a Dénia. Esta imagen se corresponde con el inicio de los trabajos de rehabilitación de la lonja.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.