LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: jueves, 28 diciembre, 2017

El Hospital de Dénia supera las 100 operaciones a pacientes con obesidad

  • La cirugía bariátrica lleva más de 3 años realizándose en el hospital dianense con una alta satisfacción de los pacientes

La Unidad de la Obesidad y Cirugía Metabólica del Departamento de Salud de Dénia ha operado ya a más de 100 pacientes con obesidad desde que comenzó a prestar servicio en Septiembre de 2014.

La obesidad es un problema grave de salud pública. Hospitales de la red pública valenciana ofrecen en su cartera de servicios la cirugía bariátrica. Pero a diferencia de otros hospitales, donde la lista de espera llega hasta los 4 años, en el Hospital de Dénia la espera para este tipo de intervenciones es menor a 3 meses desde que el paciente se considera apto y ha completado todas las pruebas preoperatorias necesarias.

Los pacientes son asistidos por un grupo multidisciplinar y de referencia en la Marina Alta en el que participan especialistas en diversos aspectos como cirugía general y digestiva, endocrinología, dietética, cardiología, entre otras.  El objetivo es  realizar un abordaje integral del paciente obeso y de forma personalizada.

Además los pacientes son tratados antes, durante y después de la cirugía en sesiones grupales en las que se les explica la técnica y se les ofrecen pautas de alimentación y de hábitos de vida saludables. Para la Dra. Teresa Pedro, especialista en endocrinología, es fundamental el trabajo en equipo para poder seleccionar la técnica idónea para cada uno de los pacientes obesos y poder personalizar su indicación y tratamiento global. Además, la modificación de la alimentación y los hábitos de vida del paciente son variables fundamentales para que la cirugía sea un éxito.

Este tipo de cirugía se oferta en Dénia desde septiembre de 2014, con buenos resultads. Dos de las técnicas quirúrgicas que más se realizan son la gastrectomía vertical y el bypass gástrico. En ambos casos el acceso es mínimamente invasivo, mediante laparoscopia, por lo que la recuperación postoperatoria es mucho mejor y rápida. El objetivo es reducir el tamaño del estómago (técnicas restrictivas) para que la ingesta sea menor, y en ciertos casos además se disminuya la absorción de nutrientes (técnicas de disminución de la absorción o mixtas).

Según el cirujano digestivo Dr. Juan José Arroyo, “la pérdida de peso es muy rápida, tras la cirugía; una media de entre 1 y 2 kilos a la semana, si bien lo realmente difícil es mantener el peso perdido -al menos el 50% del sobrepeso- a lo largo de los años”. Para ello es necesario realizar un seguimiento posterior a la intervención a fin de asegurar la adaptación del paciente a la nueva situación.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.