LA MARINA PLAZA

Benissa Fira i Porrat 2018
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: lunes, 25 diciembre, 2017

Ante el deficiente transporte público, la Marina Alta ‘comparte coche’

  • Cada vez son más las personas en la comarca que optan por usar aplicaciones como Blablacar o los grupos de Facebook para buscar alternativas más baratas, más rápidas y más fáciles para desplazarse
  • Compartir gastos es la clave, porque si al precio de la gasolina le sumamos los 9,20 euros que se pagará desde el próximo mes de enero por el peaje Ondara-Silla (València), sale a precio de oro viajar desde la Marina Alta hasta València
  • El autobús desde Dénia a València cuesta 11,05 euros, desde Xàbia 12 euros, desde Benitatxell 12,50 euros y desde Teulada 13 euros

La salida de la autopista AP-7 en Ondara.

José Carlos Sánchez lleva más de 20 años haciendo el mismo viaje de ida y vuelta todos los días: Dénia-València y viceversa. Su trabajo así se lo requiere. Antes viajaba solo, pero desde hace aproximadamente cuatro años lo hace acompañado. Cada día de alguien diferente, a veces conocido y a veces no. Es la lotería del Blablacar, una aplicación móvil —también disponible en web—que permite compartir coche —y gastos como la gasolina o los peajes— a conductores y pasajeros que viajan a un mismo sitio.

“Llegó a oídos de mi mujer la existencia de esta aplicación y decidí probar, más que por compartir gastos, para no ir solo. Me lancé pensando que no iba a tener gente, todo lo contrario de lo que luego sucedió”. Porque este dianense puede llegar a subir a su coche hasta 40 personas diferentes en una semana en el caso de llenar las cuatro plazas que oferta en cada viaje.

Compartir gastos, esa es la clave. Porque si al precio de la gasolina le sumamos los 9,20 euros que se pagará desde el próximo mes de enero por el peaje Ondara-Silla (València), sale a precio de oro desplazarse desde la Marina Alta hasta València. Y en el caso de José Carlos, que lo hace diez veces a la semana, aún más. A esto se le ha de añadir la compañía durante el viaje, que en muchas ocasiones crea vínculos. “Al hacer el viaje todos los días la gente repite mucho, y al final acabas por entablar amistad con algunas personas”, explica el conductor dianense.

Alrededor de 3.000 usuarios comparten coche en una comarca donde las alternativas casi ni se barajan. Y es que este método no tiene competidores en cuanto a precio, rapidez y comodidad se refiere. Tanto es así que incluso a Blablacar le han salido competidores. Se trata de los grupos cerrados de Facebook, que no paran de proliferar en la Marina Alta.

‘Comparto Coche Dénia-Valencia’, ‘Comparte Coche de Valencia a Jávea’, ‘Comparto coche Jávea-Valencia’ y ‘Comparto coche Moraira – Benitatxell – Teulada >> Valencia’. Cuatro grupos con una misma finalidad, pero con salida o destino diferentes, donde cada usuario publica en el muro su viaje o el trayecto que desea solicitar y se contacta directamente con el ofertante o demandante.

Así lo viene haciendo estos últimos tres años Belén Chorro, una joven de 22 años estudiante de Administración y Dirección de Empresas en la Universitat Politècnica de València. En su caso, como pasajera desde Xàbia, cada domingo y cada viernes de la semana. “Primero busco viaje en el grupo de Xàbia y si no encuentro uno que me convenga miro en el de Dénia”, comenta. Como tercera opción, dice, consulta el Blablacar, que es un poco más caro y menos directo a la hora de comunicarse con el conductor.

Pasajeros dispuestos a subir al autobús en Dénia.

Hace cuatro años, la aplicación funcionaba de la misma manera que hoy lo hace el Facebook: se contactaba con el conductor y se le pagaba en metálico al final del trayecto. Pero ahora, tras su fama en numerosos países y tras surgir el debate de la competencia desleal y su cuestionable legalidad, se paga primero con tarjeta de crédito o Paypal; tras ello se contacta con el ofertante del viaje, quien impone un precio al que después hay que sumarle una comisión que se lleva la compañía.

Ahora son los grupos de Facebook el método más prolífero a la hora de compartir coche, sobre todo entre los jóvenes estudiantes de la comarca. 2.098 miembros conforman el grupo de Dénia, 1.064 usuarios utilizan el más famoso de Xàbia —el otro solo cuenta con 360 miembros— y 234 personas forman parte del grupo más reciente, el de Moraira-Teulada-Benitatxell. Los precios en estos grupos oscilan entre los 5 y 7 euros por viaje y persona hasta València, un poco más caros en el caso del Blablacar, que en algunas ocasiones llegan a costar hasta 11 euros.

Una comarca aislada

“Al principio de carrera, en 2013, cogía el bus de Alsa, que costaba 12 euros y tardaba, como poco, dos horas en llegar a València. Hoy es la última opción que barajo. Antes prefiero ir en tren hasta Gandía y que venga alguien a recogerme”, sostiene Belén, una estudiante universitaria que lleva casi cinco años de incontables pericias para trasladarse desde la comarca hasta València.

Como ella, centenares de usuarios se han tenido que preocupar por buscar alternativas más económicas, más rápidas, más fáciles y más factibles que un peaje que costará 9,20 euros el próximo mes de enero; que un autobús que cuesta 11,05 euros desde Dénia a València, 12 euros desde Xàbia, 12,50 euros desde Benitatxell y 13 euros desde Teulada y que, además, tarda casi el doble; y que un tren hoy por hoy ficticio que deja a la comarca aislada del resto del mundo.

“Claramente, la proliferación de métodos para compartir coche se debe a los graves problemas de comunicación que tenemos en la comarca. Si la gente tuviese una buena oferta de transporte público lo utilizaría, pero la cosa está muy mal ahora mismo”, denuncia José Carlos Sánchez. Para Dénia-València, sostiene, la única posibilidad es el autobús. Y para desplazarse al sur, hacia Alacant, hoy por hoy la conexión de tren sigue paralizada por obras. Aun así, cuando estaba operativo era una alternativa poco razonable. “Yo siempre he dicho que el tren Dénia-Alacant era un tren turístico, porque si tenías que hacer alguna gestión tardaba la tira en llegar”. Concretamente 2 horas y 45 minutos, cuando en coche se tarda menos de hora y media.

El tren no llegará a Dénia… de momento

En cuanto a la connexión por el norte, desde 1974 la Marina Alta sufre un grave déficit de comunicaciones que, más de cuatro décadas después, aún no se ha resuelto. El tren se fue para volver en unos años pero, por desgracia, esto nunca se cumplió, y en las puertas del año 2018 no cuenta aún con él.

Manifestación por el tren Gandía-Dénia el pasado sábado 16 de diciembre.

El pasado 4 de octubre, el ministro de Fomento y el presidente de la Generalitat Valenciana anunciaron un plan director para mejorar el servicio de Cercanías en la Comunitat Valenciana, que contará con una inversión de aproximadamente 800 millones de euros para la renovación general del mismo, y será asumida íntegramente por el Gobierno del Estado.

En el proyecto ha entrado la fase Gandía-Oliva con una inversión de aproximadamente 120 millones. Es un paso. En la práctica supone adelantar una etapa para que esa línea se alargue después, en la segunda fase, hasta la Marina Alta. Pero, de momento, no hay nada claro y Dénia seguirá sin tren por lo menos cinco años más.

LAS ODISEAS DE ‘LA MARINA PLAZA’

La odisea de llegar a la Marina Alta (o cuando falla lo último que queda: el bus)

Otra odisea más: el tormento del viaje en autobús Alicante-Dénia

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.