LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase

La hostelería hace balance: del impulso de la Ciudad Gastronómica a las “decisiones políticas incomprensibles” como la ZAS del Loreto

  • La presidenta de Aehtma, Cristina Sellés, constata la recuperación tras la crisis, elogia eventos como el D*na y pide mayor cuota de decisión para el sector en el diseño de las acciones en el marco del proyecto Unesco

La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta (Aehtma) ha reunido hoy a sus socios en el CDT de Dénia en un acto en el que su presidenta, Cristina Sellés, ha hecho balance del año 2017 y ha aprovechado para hacer extensivo a todos los miembros de la asociación el premio nacional de la Federación Española de Hostelería (FEHR) que recibió en Salamanca como mejor directiva de asociación. El vicepresidente de Aehtma, Pepe Martí, ha entregado a Sellés un ramo de flores en agradecimiento al “compromiso y trabajo realizado y al que seguirá realizando”.

El acto ha estado marcado también por el discurso que pronunciaba la propia Cristina Sellés. En él, hacía balance del año 2017 y entremezclaba algunos de los logros del sector con la crítica a algunas “decisiones políticas incomprensibles”.

No obstante, el balance general es positivo. En el año que ahora acaba “hemos recuperado la confianza perdida en los duros años de la crisis y parece que vamos remontando”, resumía Sellés. A ello ha contribuido decisivamente la declaración de Dénia como Ciudad Creativa de la Gastronomía de la Unesco en diciembre de 2015. Desde entonces, “hemos visto cómo los medios de comunicación, los influencers, el público en general, nos elegía como destino; estamos de moda”, indicaba la presidenta de los hosteleros. “Televisiones de todo el mundo” han llegado a Dénia a realizar programas sobre la gastronomía local y comarcal, la dieta mediterránea,… y han proliferado los eventos gastronómicos en los que también Aehtma ha participado activamente, “destacando por su repercusión en medios el Festival Gastronómico D*na, con un impacto contabilizado en más de un millón de euros”.

En este punto, Sellés ha reivindicado el papel a jugar por los hosteleros, reclamando una mayor cuota de decisión. “Por ello somos patrones fundadores de la Fundació Ciutat Creativa de la Gastronomia, junto con Cedma y Balèaria”.

La mejoría de las circunstancias del sector no sólo se debe al indudable impulso que ha supuesto la declaración de la Unesco. Aehtma resalta también la participación en ferias internacionales o la publicación de la nueva guía de restaurantes y alojamientos “que llevamos por todo el mundo y que entregamos en cada congreso que se celebra aquí y a cada turista que pasa por nuestros alojamientos”.

“Los trabajadores son el mejor valor de nuestras empresas”

Un sector como el hostelero lleva años en el punto de mira en cuanto a las condiciones laborales de muchos de sus trabajadores. Sellés no ha eludido esta cuestión en su intervención y ha destacado los avances registrados. “Ha sido un año de convenio colectivo, colaborando así con la paz social y velando por los intereses de nuestros trabajadores”, decía. No en vano, ellos “son el mejor valor de nuestras empresas”.

La presidenta de Aehtma ha pasado entonces a enumerar los “muchos problemas” que han afectado este año al sector, y achacaba algunos de ellos a “decisiones políticas incomprensibles”. Por un lado, aludía a la declaración de la calle Loreto como Zona Acústica Saturada (ZAS), que obliga a restringir horarios y tomar medidas de control del ruido en esta vía del centro histórico atiborrada de bares y restaurantes. Mencionaba también, entre esos problemas, el de la ocupación de vía pública, en alusión seguramente a la controversia por la nueva regulación de las terrazas del Raset que obliga a los locales a homogeneizar los cerramientos; y “autorizaciones de actividades extraordinarias, atrasos en licencias, subida por revisión de basuras,..”

Eso en cuanto al ámbito de la política municipal. Pero Sellés también enumeraba entre los problemas otros propios de la administración autonómica, como la polémica sobre la implantación de una tasa turística o la relación con Puertos.

Ahora bien. No todos los obstáculos a los que aludía tienen su origen en las decisiones políticas. El año 2017 ha sido también complicado por otros problemas a los que aludió Sellés, como los temporales del pasado invierno, que dejaron maltrechos restaurantes y playas, o el fenómeno del intrusismo.

En todo caso, la presidenta del sector ofrecía la disposición de la hostelería a resolver esos problemas y los que puedan venir “con diálogo, negociaciones, con acuerdos, con mil reuniones, con argumentos”.

“Un año de éxitos”

En el tramo final de su discurso retomaba de hecho el tono positivo y esperanzador, brindando el apoyo del sector a “la apuesta que ha hecho la Universitat d’Alacant que en 2018-19 hará realidad la puesta en marcha del grado de Gastronomía en Dénia”, y también la del centro internacional de gastronomía en el CDT anunciado recientemente por el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer. Y es que este ha sido, cerraba su intervención, “un año de éxitos para muchas empresas” que han recibido Soles Repsol, Estrellas Michelin y otros premios por sus platos. Un reconcocimiento al sector que se vio culminado con el premio nacional de hostelería concedido a la propia Sellés.

Entrega de distintivos y desayuno navideño

Por otra parte, el acto ha servido también para hacer entrega de los nuevos distintivos turísticos regulados por el decreto 2/2017 a los establecimientos, y ha finalizado con un desayuno navideño ofrecido por los alumnos de Cocina y Servicio del CDT.

Deja tu comentario

Etiquetas: , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.