LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: martes, 14 noviembre, 2017

Chulvi «pasa » de Xàbia y se centra en su carrera política

Opinión. Partido Popular de Xàbia

  • «La paciencia y obediencia del alcalde se han visto recompensadas con más cargos, aunque haya tenido que votar varias veces en contra de los intereses de su municipio y adopte el estilo ‘neonacionalista’ que el PSPV quiere copiar de Compromís»

Ximo Puig y José Chulvi.

El alcalde de Xàbia, José Chulvi, ha llegado a secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Alicante y se veía venir, pero no le ha salido barato a Xàbia. Al frente de un partido que no cree en las provincias, sino en las comarcas, Chulvi no hace más que acumular cargos, ya que suma ahora a éste (enhorabuena), el propio de alcalde junto al de portavoz del PSPV en la Diputación Provincial de Alicante.

Chulvi, hace más de dos años que es responsable de la acción política socialista en la institución provincial como portavoz del PSOE en la Diputación. Y lo único que ha demostrado en estos dos años en el sillón provincial es una obediencia ciega a todo aquello que llegara de Valencia, de un Consell desaforado en busca del dinero de las diputaciones para pagar sus planes de todo tipo.

Bien podría haber dicho algo Chulvi contra unos planes de Cooperación que condenaban a nuestro municipio a unas subvenciones ridículas frente a las grandes poblaciones de la provincia, pero no lo hizo. Tampoco dijo nada cuando el Consell quería quedarse con la promoción del turismo con ese decreto de coordinación, en lugar de negociar para que el Patronato de Turismo de la Costa Blanca apoyase más a su ayuntamiento. Chulvi prefirió que desde Valencia dijeran dónde había que poner el dinero de los alicantinos con un aplauso.

La única decisión propia que se le conoce fue cuando apoyó al PP en el incremento de las asignaciones a los grupos políticos  una decisión tomada para que la oposición de la Diputación pudiera contar con más medios para fiscalizar al gobierno provincial (mientras él al contrario eliminaba en su pueblo los cargos de secretarios de la oposición). Fue la primera y la última, días después rectificó y renegó de su acuerdo, previo tirón de orejas de Valencia.

La paciencia y obediencia de Chulvi se han visto recompensadas con más cargos, aunque haya tenido que votar varias veces en contra de los intereses de Jávea y la Provincia,  por lo que no hay por qué pensar que vaya a cambiar de estrategia si tan bien le ha ido. Nada se consigue gratis. Cualquier palabra que salga no puede ser interpretada sino como la réplica de Valencia puesta en piel de un “xabiero” y alicantino.

José Chulvi solo puede presumir de buenos números gracias a esa Ley de Racionalización de la que ahora abomina. Quien asalta los municipios no es ni el Gobierno central, ni el Partido Popular. Defender que todas las instituciones acaten las leyes no es asaltarlas; tampoco hay ánimos recentralizadores, por mucho que Ximo Puig lo diga y Chulvi lo repique con un estilo ‘neonacionalista’ que el PSPV quiere copiar de Compromís.

Los ayuntamientos estamos para servir a nuestros ciudadanos, no a nuestros partidos. No podemos aceptar competencias que no nos corresponden solo porque el Consell no sabe cómo ponerlas en marcha, como por ejemplo el futuro programa “Edificant” que deja en manos de los ayuntamientos lo que la Consellería de Educación no ha sido capaz de realizar al no construir ningún colegio durante dos años y medio; o cuando la presidenta Mónica Oltra empiece a obligar a los municipios a que atiendan a los dependientes porque la Generalitat prefiere dar dinero a una televisión autonómica antes que a las personas, (sí, ese gobierno que venía a rescatar personas).

El Partido Popular desde luego no aceptará estas competencias que no corresponden a los municipios, pero nuestro Chulvi estamos seguros que sí, de ahí que tanto critique que el Gobierno pueda supervisar sus cuentas para evitar estos desmanes que quiere Valencia. Porque ser secretario general del PSPV en Alicante tiene un precio, y algo más les va a costar a los javienses, porque a Chulvi todavía le queda mucho por hablar y acatar.

Deja tu comentario

Etiquetas: , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.