LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: lunes, 13 noviembre, 2017

Fallece Javier Urdanibia, profesor en Dénia, guardián de la lucidez

  • Intelectual de primera fila y catedrático de Filosofía, fue uno de los nombres más relevantes de una generación excepcional de profesores del instituto Roc Chabàs
  • Agitó debates con los Encuentros de Filosofía de Dénia y las Conferencias de los Solsticios

ARTURO RUIZ

Javier Urdanibia, en abril de este año, durante su conferencia sobre Julio Verne.

Muchos exalumnos de la Marina Alta guardan sus apuntes de Filosofía de COU como si fueran de oro. Este domingo falleció Javier Urdanibia (Donosti, 1945), profesor durante años del Instituto Historiador Chabàs de Dénia, donde fue catedrático de Filosofía y uno de los nombres más relevantes de una magnífica generación de profesores.

Urdanibia fue en la Marina Alta un guardián de la lucidez, un agitador del debate y la reflexión. Coordinó los añorados Encuentros de Filosofía desde sus orígenes en 1980 hasta su conclusión en 1992, donde colaboró entre otros muchos con Maite Larrauri, Carlos Moya, Antonio Palao, Tono Fornes o Fernando Sendra.

También se erigió en el impulsor de las conferencias de los Solsticios, realizadas entre 2002 y 2008 primero en el Tossalet del Carme y después en el hotel Les Rotes. En las mismas, «nacidas de la urgente necesidad de eutrapelia, de hablar, de oír, de entender y concebir, y del placer de resistir la unidimensionalidad que trata de engullirnos», participaron también otros grandes inquietos de la comarca, como Electra Peluffo, Sergi Ferrús o Jordi Sanchis, profesor del Chabàs también desaparecido. En diciembre de 2002, Urdanibia pronunció la conferencia inaugural, La filosofía como experiencia.

En las presentaciones de su obra se advertía de que «no pertenece a ningún grupo de presión u opinión, ni discreto ni secreto, ni público ni privado». Pero eso sí, tomó partido insobornable porque nadie capturase la palabra. Luchó contra la dictadura y se comprometió con la democracia.

Su magisterio perdura en la memoria de sus alumnos. En estos tiempos en que con tanta saña se ha perseguido la filosofía, no vaya a ser que a alguien le dé por pensar, él inculcó en varias generaciones el placer por la inquietud y la duda. Por ir más allá de lo prescrito. Y llevó todos los diálogos del mundo a las aulas del instituto y a las de la vida.

Fue también un intelectual de primera fila. Su nómina de artículos y colaboraciones en revistas de gran trascendencia es inabarcable para estas líneas tan cortas. Publicó ensayos sobre Bergson, Pessoa, María Zambrano, Kierkegaard, Schopenhauer o Rousseau. En París, donde residió más de un lustro, vieron la luz sus Sonnets Blancs y Tiempo de azucenas. También fue autor de Nilo Ka Ba. Dejó versos como estos:

Las balanzas protegen las esencias untuosas
en los valles cereales. Preservan algodones,
dátiles, noche y día, de lo que hace el desierto.

Relieves de escorpiones y montañas de cal.

Su última lección magistral fue su participación en unas jornadas sobre Julio Verne que tuvieron lugar en la Casa de la Paraula de Baleària Port en Dénia durante el pasado mes de abril:

Urdanibia falleció el domingo en el Hospital de Dénia y fue despedido por su gente y por sus amigos este lunes en la misma ciudad, donde dejó el consuelo de pláticas ya bien guarnecidas a refugio.

Mostrando 8 Comentarios
Danos tu opinión
  1. José Ignacio dice:

    Recuerdo buenos años de convivencia con él. Entre ellos nuestro tiempo de estudiantes en la uni de Valencia,él Filo, yo Ciencias.
    Ánimo Iñaki,su hermano. Tus tertulias también son enjundiosas e inolvidables.Pues.cómo Epicuro, son muestra de que ahí seguimos, somos, estamos.

  2. iñaki urdanibia dice:

    Desde que me enteré que estabas ingresado en un hospital, allá por Denia, pareciendo que la cosa no tenía vuelta de hoja, no paré de decirte que no murieses, teníamos muchas conversaciones aplazadas, pero como en el verso de César Vallejo, no me hiciste caso, y te fuiste, siendo cierto también aquello que dijese el arquitecto Philip Jonson : todos desean la inmortalidad. «La muerte no es importante es lo que hiciste durante el tiempo que estuviste aquí», y tú – qué duda cabe- que hiciste mucho .

    Decía Epicuro : «la muerte nada es para nosotros, porque todo bien y todo mal residen en la sensación y la muerte es privación de los sentidos…Nada terrible hay, en efecto, en el vivir para quien ha comprendido realmente que nada temible hay en el no vivir…Así pues, el más terrible de los males, la muerte, nada es para nosotros, porque cuando nosotros somos la muerte no está presente y cuando la muerte está presente, entonces ya no somos nosotros ». Yo no sé, Javier, pero tu muerte me ha supuesto una ausencia y uno dolor profundos.

    Otra vez me resuenan los versos del peruano : « Hay golpes en la vida, tan fuertes…Yo no sé! / Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos, / la resaca de todo lo sufrido/ se empozara en el alma…Yo no sé! »

    ¡ Que la vida te sea leve, Javier !

  3. Esperanza Vives dice:

    Tuve también la suerte de ser su alumna durante varios años en Denia , todavía conservo sus apuntes como el recuerdo de su voz y sus palabras lucidas. Inolvidable.
    Descanse en Paz.

  4. Gaiska gil dice:

    Un señor de los pies a la cabeza. Aún en esos años de instituto que tan difícil es atender e interesarse por lo que te cuentan los carcas de los profes me quedaba embelesado escuchándole hablar. Trasmitía paz y curiosidad. Todo un ejemplo a seguir.

  5. ANDREA dice:

    Sembró en muchos de nosotros la semilla del espíritu crítico que tanto nos ha ayudado a buscar y construir una realidad mejor.
    Gracias, tu llama sigue ardiendo y la pasaremos.

  6. Gemma Higón dice:

    Inolvidable !!
    Muy simpático y extrovertido.
    Y ese carisma ….
    Le recuerdo con mucho cariño; consiguió que me gustara la Filosofía.
    Descansa en paz, Javier.

  7. Águeda Miguel dice:

    Tuve mucha suerte,le tuve de profesor en Nerva (Huelva).Cambió mi Instituto totalmente, nos enseñó a pensar y discrepar. Siempre le recordaré.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.