Hidraqua
Con el deporte, pase lo que pase
Publicado: domingo, 12 noviembre, 2017

El Dénia Futsal no levanta cabeza: cuarta derrota consecutiva y está en descenso

  • El Pallejà supo aprovechar la mayoría de sus llegadas al área y el equipo dirigido por Juanma Bermejillo no estuvo acertado pero mereció más que el 4-7 que se llevó

El Dénia Futsal no ve la luz al final del túnel y ya encadena cuatro derrotas consecutivas y está en descenso, aunque a solo dos puntos de salir del mismo. Esta vez, el equipo bajo mínimos dirigido por Juanma Bermejillo perdió en su cancha ante el Pallejà por 4 goles a 7 y se fue a casa con los ánimos por los suelos.

Y es que, los dianenses merecieron más que esa derrota. De hecho, sus rivales anotaron en prácticamente todas las llegadas que tuvieron, justo al contrario que los groguets que no acertaron en las muchas ocasiones que tuvieron, y eso les condenó. Se vio un equipo compacto y que lo intentó pero al que le faltó físico ya que, como viene siendo habitual en los últimos partidos, la plantilla está corta de efectivos. Solo dos cambios en el banquillo, ya que la ficha de Luis Llinares no llegó a tiempo, que no pudieron hacer nada por mejorar el mal resultado.

El choque comenzó de la mejor forma posible para los locales, ya que en el minuto cuatro ya se habían adelantado gracias a un chut escorado de Edu Romany. Este tanto dio ánimos a los jugadores de la capital comarcal pero también les hizo relajarse, y eso lo aprovecharon los catalanes para apretar en el campo. Consiguieron hacerse con el control del balón, que había tenido durante los primeros minutos el Dénia. Sin embargo, los locales se defendieron bien durante varios minutos.

El error vino en las salidas de balón. Cuando recuperaban el esférico, los locales lo jugaban en largo o con pases poco acertados y eso hizo que los rivales cazaran buenos balones y crearan más peligro. El cuarto tanto de los visitantes, de hecho, llegó así: un error en la salida de balón entre Cesar y Edu que cazó un rival y anotó solo.

Pero, como se anuncia, ese fue el cuarto. Antes hubo tres más que le sirvieron a los de Pallejà para ponerse 1-4 a falta de poco para el descanso. El primer gol llegó en una jugada sin mucho peligro que acabó en un tiro raso que parecía tener César controlado pero que se le coló entre las piernas. En la siguiente jugada llegó el 1-2, que golpeó a los locales negativamente, fue una contra en solitario y un chut de fuera escorado que el meta local no pudo detener. Y el 1-3 fue similar al anterior, en un chut escorado, a falta de dos minutos.

Seguidamente llegó ese 1-4 salido de un error en la salida de balón y justo antes del descanso Curro redujo la diferencia y puso un 2-4 que servía a los dianenses para irse al descanso con esperanzas de poder sacar un buen resultado.

Pero no fue así. Ni mucho menos. Los de fuera consiguieron anotar otros tres tantos y de nada sirvieron los otros dos del Dénia más que para maquillar el resultado final. No parecía que fuera a acabar así, y más viendo como empezó la segunda mitad el conjunto de Bermejillo. Tuvieron el balón y comenzaron a llegar y a crear peligro en lo que, por momentos, pareció un asedio a la portería visitante. Pero cuando el balón no quiere entrar, no entra. Y eso les pasó a los de amarillo este domingo.

Además, a los pocos minutos, en una de las pocas llegadas que tuvieron los rivales en el segundo período llegó el 2-5 y poco después volvió a ocurrir lo mismo con el 2-6. El Dénia lo siguió intentando, incluso con portero jugador, pero cuando más estaba mereciendo el gol, llegó la rigurosa expulsión de Tarín por doble amarilla que les hizo tener que jugar con tres durante dos minutos. Defendieron bien y al recuperar al cuarto jugador lo siguieron intentando.

Anotó uno Blai a falta de cinco y el equipo se creció, pero no era el día. Varios palos y otras tantas paradas del portero lo impidieron y al poco llegó la puntilla. El 3-7 ya fue irremontable para los locales que aún así anotaron el 4-7 (Blai de doble penalti) para recortar y maquillar el resultado.

Nueva derrota, injusta pero inevitable y eso les hace quedarse con solo tres puntos. Pese a ello, sus rivales directos también perdieron y eso les hace respirar de cara a librarse del descenso. Deben intentar ganar, ahora sí con Llinares ya incorporado, en su desplazamiento a la cancha de Futsal Aliança la próxima semana.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.