LA MARINA PLAZA

Fira Ondara 2017
NO + VIOLENCIA DE GÉNERO
Publicado: jueves, 9 noviembre, 2017

El Consell aprueba planes de recuperación para salvar especies al borde de la extinción en el Marjal de Pego

  • La conselleria espera consolidar en el parque natural las poblaciones del aguilucho lagunero o el escribano palustre, que en la Comunitat empezaron su declive en la década de 1980 y que aún sobreviven en el humedal pegolino

El Consell ha aprobado los planes de recuperación de distintas especies de fauna amenazadas con el fin de que las mismas alcancen los valores poblacionales que justifiquen el paso de las especies de la categoría de ‘en peligro de extinción’ a la de ‘vulnerable’. Esos planes, que acaban de ser publicados por la Conselleria de Medio Ambiente en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), afectan a varios parajes naturales de la Comunitat entre los que se encuentra el del Marjal de Pego-Oliva.

Este es por ejemplo uno de los parques naturales donde la conselleria espera recuperar el aguilucho lagunero, que era un nidificante habitual de las zonas húmedas hasta su desaparición en los años 80. Reapareció en 2000  y, desde entonces, se ha podido comprobar su reproducción limitada en varios humedales entre los que se encuentra el del Marjal, con un máximo de diez parejas en 2014. Para esta especie se considerará suficiente el establecimiento, durante cinco años consecutivos, de un total de veinte parejas reproductoras repartidas, como mínimo, en cinco de sus áreas de conservación o de recuperación, entre ellas la del espacio pegolino.

Otra especie que el Consell aspira a recuperar es el escribano palustre, cuya historia es calcada a la anterior: también sufrió  su declive en la década de 1980. En estos últimos años se han registrado indicios de reproducción precisamente sólo en el Marjal de Pego-Oliva, y la máxima presencia es de cinco machos territoriales en 2005. En este caso, se considerará suficiente el establecimiento, durante cinco años consecutivos, de diez parejas repartidas, como mínimo, en dos de sus áreas de conservación o de recuperación.

Por fin, la administración autonómica también tiene esperanzas con el avetoro, que se extinguió como nidificante hacia mediados del pasado siglo. Actualmente existen citas de la especie únicamente durante la invernada o en paso migratorio, sin evidencias claras de reproducción hasta la fecha. El objetivo es conseguir que esta especie se establezca como nidificante en sus áreas de recuperación, durante al menos cinco años consecutivos. En este caso, el Consell no alude a cuáles serán los parques naturales donde el avetoro pueda reintroducirse, pero algunos expertos han podido avistar ejemplares del mismo en el Marjal.

Estos planes de recuperación contemplan cinco grandes líneas de actuación: medidas directas de protección de las especies, medidas de restauración o conservación del hábitat, medidas de compatibilización de la explotación de los recursos naturales con la conservación de las especies, desarrollo de programas de investigación, educativos y de participación, y medidas de cooperación.

 

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.