LA MARINA PLAZA

Fira Ondara 2017
NO + VIOLENCIA DE GÉNERO
Publicado: miércoles, 8 noviembre, 2017

Colapso general en el hospital de Dénia

  • Marina Salud ya no da cita en Oftalmología, Dermatología, Traumatología, Cirugía, Aparato Locomotor y diversas pruebas diagnósticas, al haber superado los seis meses de espera en una situación que los sindicatos atribuyen a la fuga de especialistas y la falta de personal

Los que esperan a ser atendidos en el hospital de Dénia desesperan. La falta de personal, especialmente alarmante en mostradores y celadores, se ha visto agravada por la fuga de especialistas en los últimos meses. Y cada vez es más larga la espera en las diferentes unidades. Intersindical Salut Dénia pone ahora números a ese colapso desvelando una situación que bien puede calificarse de generalizada.

El hospital de Dénia, gestionado por Marina Salud.

Y es que la semana pasada “saltaron todas las alarmas” cuando el sindicato pudo confirmar que “ahora mismo no se pueden dar citas para las siguientes especialidades: Oftalmología, Dermatología, Traumatología, Cirugía y Unidad del Aparato Locomotor”. Asimismo, añade, tampoco se pueden dar citas para diferentes tipos de pruebas: radiología con contraste, mamografías, ecografías de mama o resonancias magnéticas.

El motivo es que Marina Salud ha cerrado las agendas en esas especialidades y pruebas diagnósticas, según Intersindical Salut, a que las agendas están completas para los próximos seis meses, y después del escándalo que hubo cuando salió a la luz pública que Marina Salud estaba dando citas a un año vista, la empresa ha decidido que es mejor no darlas. Se trata de una maniobra habitual a la que recurre la empresa concesionaria para evitar que el tiempo de espera para ser atendido quede reflejado en la estadística de listas de espera. El propio sindicato lo explica: “Cuando el paciente va al médico de cabecera, o al especialista, y le dice que tiene que coger una cita, en el mostrador le dicen que no se la pueden dar. Que ya le llamarán por teléfono. Y efectivamente le llaman. Pero aquí está ocurriendo algo muy grave, gravísimo. Y es que muchas veces se citan pacientes a sabiendas de que en el futuro tendrán que descitar, es decir, volver a llamar por teléfono para anular la cita. No solamente se está cargando de trabajo inútil a un colectivo ya muy sobrecargado. Algo que en valenciano se llama ‘la faena del matalafer: fer i desfer’. Sino que se está jugando con las vidas y las esperanzas de las personas y las familias, que tienen que organizarse para poder acudir a las citas, pedir permiso en sus trabajos, etc. para que más tarde, dos o tres días antes de la cita, les vuelvan a llamar del hospital para cancelarla”.

El origen: la reducción de las condiciones laborales en agosto 2016

La situación es consecuencia, principalmente, de dos factores. La marcha de especialistas y la falta de recursos humanos en otros colectivos de trabajadores del departamento de salud, como los celadores del hospital o el personal de atención al público en éste y en los ambulatorios. Y en relación a la fuga de médicos, para Intersindical no hay ninguna duda de que tiene su origen en el verano del año pasado. En agosto de 2016 se firmó la Modificación Sustancial de Condiciones de Trabajo del departamento y ésta, dice el sindicato, “está pasando una factura mucho más abultada de lo que esperaba la empresa”. La fuga de profesionales que propició “todavía no se ha podido reponer”, lo que genera un “déficit de casi todas las especialidades”.

A modo de ejemplo, Intersindical alude a lo que sucede en Dermatología. “Llevamos casi dos meses con un solo dermatólogo para todo el departamento”. Es más, el único que hay estuvo recientemente de vacaciones y no fue sustituido, con lo que durante 15 días la comarca estuvo sin dermatólogo. El sindicato insinúa que éste estaría planteándose “hacer las maletas” debido a “la presión a que está sometida esta profesional”.

El otro “incendio”: la falta de personal en mostradores

Como se apuntaba antes, no sólo la fuga de especialistas se está traduciendo en colapso. También tiene su parte de culpa otra problemática que “está incendiando el departamento sanitario” según el sindicato: los recortes de en personal en los mostradores de los centros de salud y las Urgencias del hospital.

Dice Intersindical que “los recortes en el personal de apoyo y de administración de los centros de salud han sido probablemente los más drásticos de los realizados por Marina Salud”, y eso “se nota”. “No solamente falta gente en los mostradores, no olvidemos que es el primer punto de contacto del usuario con el sistema sanitario, sino que además fruto de esa escasez de personal y de la poca previsión, están cambiando de centro continuamente a los profesionales”.

Entre esos cambios llama la atención el introducido en Gata, donde Marina Salud ha dejado al centro de salud sin celador a partir de las 15 horas. Precisamente el de Gata y el de Pedreguer son los únicos ambulatorios del departamento que no tienen celador por la noche, entre las 22 y las 8 horas, lo que para Intersindical supone “un agravio comparativo que no tiene justificación alguna” que además ahora aún se agranda en Gata.

Otro ejemplo: el Centro de Salud de Dénia ya ha avisado de que el mostrador estará cerrado desde las 15 horas los días 9, 13, 15 y 23 de noviembre, “todo ello por no querer contratar más celadores”.

Y es que la falta de celadores es común en todo el departamento. Según los datos que aporta el sindicato, en el hospital de Dénia hay 48 mientras, por ejemplo, en el de la Gandia, para una comarca como la Safor con algo menos de población que la Marina Alta, hay 92.

Intersindical: “Y mientras Sanidad se dedica a paseaarse por los centros de salud a bombo y platillo”

Ante esa situación, en Intersindical Salud exigen de la Conselleria de Sanidad las medidas oportunas para “obligar a la concesionaria a cumplir con sus obligacionies”. En este sentido, lamentan que, en cambio, “el comisionado y la directora general de la Alta Inspección se dedican a pasearse por los centros de salud de la comarca a bombo y platillo”.

Por ello, el sindicato se pregunta “cuándo va a coger la conselleria el toro por los cuernos y poner fin a este negocio desastroso que tan caro está costando a la Marina Alta”.

 

Mostrando 4 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Josefa font alberola dice:

    A mi me tienen que poner una prótesis en la rodilla,espero no tardar 180 días pues no puedo caminar sin muleta.si es así de nunciaremoa a conselleria en valencia

  2. Juan mengual domenech dice:

    Yo he sido un privilegiado.tenía una arritmia y era visitado por el cardiologo. Este dr.se jubiló y me mandaron llamar para decirme que ya no necesitaba ir a mas visitas al hospital,que ya estaba curado. Tuve una alegría enorme porque en mi se había producido un milagro. Desde entonces voy a diario a la Iglesia para dar gracias a Marina Salud.

  3. Víctor dice:

    Me considero víctima de esta política de privatización de la sanidad pública; porque no hay dudas que esto es un problema político, como me lo reconoció el oftalmólogo que me atiende, al darme los resultados del tratamiento que recibo para mí enfermedad en el ojo derecho. Estos resultados arrojan una situación peor a cuando entré y presumo que tiene que ver con la frecuencia de las inyecciones, que no se cumplieron por este tema de la lista de espera. La visión que he perdido difícilmente la recuperaré; ya que mi enfermedad se caracteriza por eso, que lo que pierdes no lo recuperas. Quiero iniciar un proceso de reclamación y denuncia; pero debo informarme porque nunca me he visto en esta situación. Por ahora lo hago por aquí y tengo fotos y grabaciones de mi caso, en especial mi última consulta donde el médico reconoce que esto es problema del sistema y de los políticos; más allá de que este material periodístico habla de pérdidas de especialistas. Gracias y saludos.

  4. intervención quirúrgica 28 meses y etc. dice:

    Pruebas de alergia a plazos dos años y tres meses.Intervencion quirúrgica 15 meses esperando etc

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.