LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: lunes, 23 octubre, 2017

Las 10 claves del gobierno de Dénia para acabar con el modelo del urbanismo masivo de los últimos 50 años

EL NUEVO PLAN GENERAL (II)

  • El ejecutivo apela a la condición de ciudad gastronómica de la Unesco para preservar suelo con el argumento de potenciar la agricultura y soñando con que un día Dénia consumirá sus propios alimentos de proximidad. En Copenhague hacen lo mismo
  • Los 38.000 habitantes para 2038 y las 2.875 nuevas viviendas son números exiguos si se tiene en cuenta que hasta hace poco se diseñaron planeamientos para más de cien mil personas
  • No habrá milagros: se podrá seguir construyendo en el litoral, aunque Ripoll promete no aumentar la densidad urbanística de Les Rotes
  • Grimalt afea a la oposición sus críticas destructivas: “La estrategia de la derecha es la misma de cuando en 2008 presentaron una moción de censura para hacer un plan general y no hicieron nada”

Arriba, el mapa del nuevo planeamiento. Abajo, muralla de edificios en el arranque de Les Marines vista desde Les Roques.

«Un cambio del modelo de Dénia». Así definió el alcalde de Dénia, el socialista Vicent Grimalt,  lo que pretende lograr el Plan General Estructural cuya exposición pública acaba de arrancar. El documento, que impulsan PSPV y Compromís con el apoyo de Podemos, el rechazo de la oposición y las dudas de los empresarios del CEDMA, cree que el mundo ha cambiado mucho desde 2008, cuando estalló la crisis inmobiliaria. Y que el futuro de Dénia ya no puede basarse en el turismo residencial y el urbanismo masificado que ha imperado en los últimos cincuenta años.

Por el contrario, el PGE quiere acabar con la «anarquía urbanística» y guiarse, según la edil de Urbanismo, Maria Josep Ripoll, en el nuevo paradigma económico que vive la ciudad, la gastronomía, y en el respeto al paisaje y la cultura. He aquí diez claves del documento:

1.Contención urbanística: un 76% del suelo no urbanizable estará protegido

Frente al crecimiento urbanístico que se produjo en Dénia hasta la crisis, los números de esta propuesta apuntan a la contención urbanística: se protege el 76% del suelo no urbanizable y apenas se construirán 2.875 viviendas más sobre 81, 7 hectáreas, lo que supondrá una población de 55.000 habitantes, frente a los 40.000 actuales.

Poco, si se tiene en cuenta que algunos de los planeamientos anteriores anulados llegaron a pensar en una ciudad de más de cien mil almas. Y que allá por principios de siglo esas casi tres mil viviendas se podían alzar en apenas un año.

Para saber dónde sí se podrá construir, consultar el siguiente enlace: El primer bosquejo del futuro de Dénia

2.El modelo Copenhague o una gran despensa agrícola para Dénia

Volvamos a ese 76% de suelo preservado. Es esa gran mancha verde oscuro que aparece en el mapa superior, el Pla de Dénia. ¿Qué va a hacerse con él? Ripoll insistió en que este PGE pretende potenciar la condición de Dénia como ciudad creativa de la gastronomía y uno de los objetivos de la misma es precisamente desarrollar un sistema propio de producción agrícola. Así que lo que se pretende en esta zona es volver a cultivar, poner en valor la agricultura.

O, en otras palabras, el modelo Copenhague: Grimalt contó que el 90% de los alimentos que se venden en mercados de la capital danesa son de proximidad y que eso es lo que se pretende exportar a Dénia, donde los productos del Pla podrían abastecer a comedores escolares o sociales y acabar cautivando al consumidor: se lograría «una alternativa económica» y se frenaría la dinámica de abandono del campo y de proliferación de viviendas aisladas que también provocó el turismo residencial y que acabó por ahogar el Montgó.

3. Más zonas educativas y deportivas

Se amplía el polideportivo actual y se reserva espacio para nuevos centros escolares: el futuro colegio Raquel Payà, la ampliación del instituto Maria Ibars, el centro de La Xara o nuevas instalaciones en Nova Dénia. También se contempla la ampliación del polígono industrial.

4. La mancha roja del litoral

El color rojo ilustra por el contrario el suelo consolidado. Gran parte, en el litoral. Allí nadie garantiza que no vuelva a autorizarse algún proyecto como el polémico complejo de Las Olas. Ahora bien, tampoco el urbanismo irá a más junto al mar: Ripoll se comprometió a a no incrementar la densidad urbanística en Les Rotes, permitiendo sólo el crecimiento en aquellos espacios libres. «No podemos cargar más en esa zona, las parcelas se quedarán como están», alertó la regidora.

5. El anillo verde

Se creará un anillo verde gracias al nuevo parque Vessanes, de 8,93 hectáreas, que se situará entre Torrecremada y el Nou Chabàs y enlazará con todo el límite sur de la ciudad. Por el norte, la Vía Parque llevaría ese anillo hasta el puerto.

6. Cerrar la ciudad por su flanco oeste: la Vía Parque

La Vía Parque se convertirá además en el gran acceso a la dársena, servirá como circunvalación ante el caos del tráfico y como salida de agua cuando lluvia para prevenir inundaciones. Ripoll subrayó que el urbanismo masivo también ha ahogado durante lustros la dársena portuaria. Sí se podrá construir en los flancos de la Vía Parque.

7. Un viaducto para el futuro, la estación intermodal y medidas contra las inundaciones

Una de las cuestiones que más han criticado los empresarios es que esa Vía Parque no tenga conexión directa con la ronda sur. Al respecto, Ripoll señaló que cuando esté construida en el entorno del Nou Chabàs la nueva estación intermodal, se planificará un viaducto para aliviar de tráfico la plaza Jaume I, funcionando como una nueva zona de acceso por el sur.

8. El cambio climático, en el horizonte

En realidad, todo este planeamiento se ha realizado muy condicionado por las duras condiciones impuestas por el Patricova, que señala todas las zonas inundables de la población. Que son muchas. Tanto la Vía Parque como el viaducto están pensados para paliar los efectos de las riadas del futuro, que pueden ir a más conforme por las consecuencias del cambio climático.

9. Mayoría política sin discrepancias públicas

Al contrario de lo que le sucedió al PP al final del anterior mandato, este PGE sí cuenta con mayoría política. A la de PSPV y Compromís se une la de Podemos. La foto de este lunes en la que posaron ante el mapa coloreado del nuevo planeamiento Vicent Grimalt, el vicealcalde y líder de Compromís Rafa Carrió y el edil no adscrito de Podemos Julio Palacios, posee ese simbolismo.

Máxime cuando el urbanismo ha provocado durante las últimas décadas tormentas políticas y rupturas de pactos de gobierno a derecha y a izquierda. No parece sin embargo éste el caso. No hay discrepancias públicas entre los actuales socios de gobierno. Quizás eso le sirvió al alcalde para afirmar que frente a esa unidad «existe una estrategia de la derecha, que es la de la crítica destructiva, la de quienes presentaron una moción de censura en 2008 para hacer un plan general y al final no hicieron nada».

Y el mismo tono usó Carrió: «Éste es el PGE de los ciudadanos y lo vamos a defender hasta el final, aunque lo estén bombardeando continuamente».

10. Viabilidad económica+seguridad jurídica: gobierno progresista en Dénia, gobierno progresista en Valencia

¿Habrá que pagar indemnizaciones millonarias por esa contención urbanística, tal y como se teme la oposición? Ripoll aseguró que hablar de eso es aún prematuro. Pero aseguró que el PGE cuenta con estudios que avalan su viabilidad económica y recordó que en este asunto se deberá involucrar también la Generalitat, que es la administración que ahora ha de aprobar el planeamiento. Y la que por lo tanto habrá de poner dinero sobre la mesa si quiere una Dénia más sostenible.

La edil defendió que el documento otorgará seguridad jurídica y aludió a la complicidad ideológica entre Dénia y València:«Este es el PGE de un gobierno progresista». Al respecto señaló que este mismo martes, la presentación oficial del PGE a la ciudadanía contará con la presidencia del director general de Ordenación del Territorio Lluís Ferrando, el cargo político que ha de aprobar este planeamiento. Todo un espaldarazo, según el ejecutivo.

En la misma línea ahondó Grimalt, quien aseguró que el PGE  se realiza con todas las garantías legales para que no vuelva a repetirse la historia y evitar que los tribunales tumben también este planteamiento como ha sucedido desde los años 90 con los anteriores. Palacios, arquitecto de profesión, tildó por esa razón la actual situación urbanística de Dénia de “terrorífica” y mostró su convencimiento de que el nuevo PGE “nos dará la seguridad jurídica que tanto necesitamos, porque ahora mismo aquí no se puede trabajar”.

Calendario de presentaciones y debates sobre el PGE abiertos al público:

  • 24 de octubre. 19.00 horas.Casa de Cultura. Presentación oficial al público con la asistencia del director general de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, Lluís Ferrando.
  • 2 de noviembre. 19.00. Presentación en Jesús Pobre, en el salón de plenos de la EATIM
  • 8 de noviembre. 19.00. Presentación en La Xara en el salón de plenos de la EATIM
  • 15 de noviembre. 19.30. Casa de Cultura. Mesa de debate sobre modelo urbano
  • 29 de noviembre. 19.30. Debate sobre paisaje y movilidad en la Casa de Cultura.
  • 28 de diciembre. Concluye la exposición al público.

Deja tu comentario

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.