LA MARINA PLAZA

Corts Valencianes Actes del 9 d'Octubre
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Jueves, 12 Octubre, 2017

Las polémicas de Las Olas y El Portet le valen a Dénia y Moraira dos banderas negras en gestión de la costa

  • Ecologistas en Acción concede a estos dos casos sus simbólicos distintivos con los que cada año quiere poner de manifiesto las agresiones al litoral

Han sido seguramente las dos principales controversias del año en cuanto a gestión del litoral en la Marina Alta y Ecologistas en Acción no las ha pasado por alto. Esta organización ha realizado, como cada año, su reparto simbólico de banderas negras por la destrucción de la costa, y esta vez le tocan una a Dénia y otra en Moraira. En el primer caso, por el polémico proyecto de urbanización Las Olas, y, en el segundo, por la criticada regeneración de la playa con grava tras los temporales del invierno.

Dénia: La batalla de Las Olas que ganó la promotora

Ecologistas en Acción considera que la tramitación del proyectado complejo de cinco plantas a pie del mar en una playa ya muy destruida es “otro ejemplo de la falta de sensibilidad por parte de las administraciones públicas respecto a la erosión costera”.

La parcela donde está proyectada la polémica urbanización Las Olas

“Ante la erosión que se ha producido en esta zona, con los temporales batiendo sobre las construcciones existentes en primera línea, parece que es un sinsentido permitir que se siga urbanizando en primera línea”, escriben los ecologistas en su informe. “Pero ni los temporales en invierno, que causaron en el litoral de Dénia graves daños, ni la protesta masiva de los vecinos, parecen impedir a la promotora continuar su camino de levantar esta nueva urbanización a pie del mar”.

La promotora pretende construir un bloque de casi veinte metros de altura con 19 apartamentos de lujo. “Todo eso en un lugar que está muy castigado por la erosión y la construcción. Un tramo de playa que cada año hay que regenerar con miles de toneladas de arena”, critica la organización ecologista.

“Todo esto, junto con la inundabilidad de los terrenos, debería ser según la Ley de Costas motivo suficiente para no permitir una nueva construcción de estas características”. Pero la tramitación del proyecto sigue adelante.

Ecologistas en Acción recuerda también los “numerosos aspectos de dudosa legalidad” que figuran en el expediente del proyecto. Una primera licencia de obras del Ayuntamiento de Dénia en 2014 bajo mandato del PP fue impugnada por el Ministerio de Medio Ambiente ante el juzgado, porque el proyeto invadía la franja de servidumbre del dominio público marítimo-terrestre.

Sin embargo, esa cuestión la han esquivado los promotores con una modificación del proyecto que, ahora sí, ha recibido el visto bueno de Costas. Después, el pasado agosto, el Ayuntamiento de Dénia otorgó una nueva licencia de obras. La organización ecologista considera que es “un sinsentido permitir que se siga urbanizando en primera línea”.

Moraira: Cuando El Portet cambió de color

En el caso de Teulada Moraira, la Bandera Negra 2017 por mala gestión de la administración tiene que ver con lo sucedido tras los temporales de diciembre de 2016 y enero de 2017. Costas regeneró la playa del Portet con arena de cantera, que cambió radicalmente el aspecto de la idílica cala, volviendo de color marrón sus características aguas color turquesa.

La playa del Portet, teñida de marrón tras los vertidos de arena.

En su informe, Ecologistas en Acción lamenta el vertido de las 8.000 toneladas de arena, que tuvo lugar en marzo, “sobre arrecife rocoso y pradera de posidonia oceánica”. La “gran cantidad de limos y arcillas” del material empleado no sólo cambió el aspecto de las aguas, sino que, además, al sedimentarse, está provocando el enterramiento de la posidonia, según el documento, que también cita a otra especie afectada: el Pinna nobilis, un molusco bivalvo endémico del Mediterráneo.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.