LA MARINA PLAZA

Hidraqua okko
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 11 Octubre, 2017

Los colores del jazz

JAVIER RUIZ ‘TXIN’.

Continuamente veo en la prensa anuncios de eventos, me fijo especialmente en los de jazz, reconozco que puede ser una obsesión mía. Pero lo que nunca veo es la crónica del concierto, quizás porque el resultado no es el que debiera. Estoy leyendo a toro pasado (no penséis mal, soy anti taurino) que se presenta en Ondara el último disco de Dolç Tab Jazz. Y claro ya se presentó el fin de semana y asistí. Gratis y en el pueblo del alma mater, Josep Alemany: no llegó a media entrada (recuerdo soy anti…)

Reconozco que me esperaba otra cosa, pero no, en el concierto sonaron temas ya escuchados durante el tiempo que pululo por estas tierras. Hace más de un año, en Orba, Josep me comentó que tenía pensado sacarlos en disco las navidades pasadas, y ha tardado más de un año desde entonces, son los problemas de guisárselo todo uno mismo hoy en día.  Así está todo. Como decía antes: buena música, un trabajazo detrás y poco público, y más teniendo en cuenta que Ondara es el pueblo de la comarca donde más se mueve al jazz.

Por ejemplo, a principios de mes comenzó la quinta temporada de los conciertos en el Café Sendra que organiza Jazzdara. También gratis y ni media entrada, exactamente una docena de espectadores conformaban todo el público asistente, a pesar del nivel de los músicos que habitualmente acompañan a Albert Llobell, batería, alma mater del evento y además natural de Ondara. Ni por esas.

Llevo poco más de un año asistiendo regularmente a los conciertos de jazz, siempre con mi cámara de fotos al hombro, últimamente también con mis espátulas. Soy un apasionado del jazz, pero vengo de Vitoria Gasteiz donde se vive y ama el Jazz , quizás por su festival, con más de 40 años a cuestas, y he podido escuchar lo mejorcito a nivel mundial.

Reconozco que no sé nada de jazz, pero creo que tengo un oído educado y puedo decir que lo que escucho por estos lares es muy bueno, por eso solo me queda seguir defendiendo el jazz de aquí, pues es aquí donde pazco hace ya unos cuantos años.

Por eso, anuncio y aviso que en los conciertos del Café Sendra, que se celebran los primeros domingos de cada mes, se escucha jazz del bueno y el próximo noviembre 5 se prepara una sesión especial: en su escenario se podrá disfrutar de una selección de los músicos que han protagonizado este ciclo, un evento imprescindible para mí. Para esa fecha, estoy preparando un lienzo con el que acompañar a los músicos mientras actúan, llevando el ritmo con mis espátulas, aunque no sé si cabrán todos los músicos que irán pasando por el escenario (de manera extraoficial, he oído nombres muy atrayentes). Allí os espero y esta vez volveré a sortear el cuadro que pinte, por dos euros (que servirán para recaudar fondos para conciertos futuros) puede ser tuyo.

Como he dicho al principio no veo reseñas de los eventos acaecidos. Sé que la prensa bastante tiene con subsistir, no llega a todos lados. Yo no voy a escribir sobre jazz, porque no sé, solo soy disfrutador con mis oídos, también con mis ojos a través de la cámara. Únicamente, os puedo ofrecer mis fotos, algún vídeo para que sepáis lo que os perdéis y, de vez en cuando, alguna pintura que deja ver lo que me hace sentir el jazz y yo lo llamo “los colores del Jazz”. Pero lo que pretendo es que sepáis que el jazz existe y que aquí en la Marina es del bueno.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.