LA MARINA PLAZA

Hidraqua okko
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Martes, 10 Octubre, 2017

El medio ambiente no es fácil

MIGUEL ÁNGEL CIVERA. Opinión

  • España está a la cola de la Unión Europea en medidas contra el cambio climático o en la reutilización de aguas residuales
  • Mientras se construyen AVEs que no van a ningún sitio o aeropuertos yermos de aviones, comarcas como la Marina Alta pagan las carencias

No, no debe ser fácil aplicar políticas medioambientales cuando en la percepción de los principales problemas que existen en España(CIS, 2017),  los ambientales apenas alcanzan un 0.9 % y los problemas de la agricultura, ganadería y pesca oscilan, según meses, entre  el 0,2 y el 0,5 %.

No, no debe de ser fácil cuando no suponen una necesidad, no se perciben las amenazas ni la urgencia de buscar nuevas soluciones estructurales, de luchar contra las crecientes desigualdades que generan, de mejorar la eficiencia, de modificar valores.

No, no debe de ser fácil cuando las recomendaciones e informes, procedentes de sitios tan dispares como la ONU, UE o el Observatorio de Sostenibilidad, exigen soluciones a estos problemas de los que depende nuestro bienestar y duermen entre los menos visitados y leídos en webs y rincones de diarios digitales.

No, no debe de ser fácil cuando los indicadores del grado de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible muchos están en rojo, algunos en amarillo y muy pocos en verde.

No, no debe de ser, al parecer, fácil, ni útil, aunque sea rentable hacer una transición energética, la misma que muchos países europeos ya han puesto en marcha y que supondría disminuir nuestra ya extrema dependencia energética que es del 72.3% mientras que en la UE es del 53.5%.

No, no debe de ser fácil proponer acciones concretas, viables frente al cambio climático en un país, en el que desde 1990 al 2015 y sobre una línea base de emisiones de 100, hemos alcanzado los 119,  mientras que el resto de países europeos se sitúa en el 87. Una diferencia de 32 puntos que denuncia el que España nunca haya cumplido los compromisos internacionales de emisiones de GEI.

No, no debe de ser fácil que ante estos hechos se informe del contenido y de las propuestas de más de 400 entidades a sectores, instituciones y ciudadanos de la propuesta de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que está tramitándose en las Cortes españolas.

No, no debe ser fácil conseguir la completa depuración de las aguas residuales y su reutilización, pues nos estamos quedando muy atrasados y los efectos de la contaminación junto a la escasez del agua como recurso son ya un serio problema. El indicador de presión de la economía sobre el recurso  agua ( según los Objetivos de Desarrollo Sostenible en España 2016) es muy negativo. La UE ha sancionado a España por no cumplir con la normativa vigente tras comprobar que 38 ciudades incumplen la normativa de depuración desde 1991 y eso que hace referencia al tratamiento secundario.

No, no debe de ser fácil racionalizar las infraestructuras de transporte según las necesidades de movilidad y logística, entre las que se incluye en gran parte al corredor mediterráneo, priorizando el transporte colectivo. Se rescatan autopistas, hay aeropuertos yermos de aviones, llegan AVEs a donde no va la gente, mientras que nuestra comarca, al igual que otras muchas,  paga y sufre las carencias.

 

No, no debe de ser fácil el que además de presumir por lo mucho protegido desarrollemos planes de gestión que garanticen los servicios de los ecosistemas y no solo su explotación. La Red Natura 2000 ha cumplido 25 años, una red europea de espacios protegidos que según la Comisión Europea genera servicios valorados en 200.000 millones/año,40 veces más  de lo que se invierte en su mantenimiento y gestión. La nota del indicador que valora la inversión en conservación de espacios naturales  en España es la peor, muy negativo.

No, no debe de ser fácil volver al espíritu inicial de la Ley de Costas eliminando las tropelías que han realizado con las últimas modificaciones e incorporando las nuevas variables que afectan al litoral. Los equilibrios del Tribunal Constitucional ante la última reforma más propios del Circo del Sol que de juristas, permite cosas más que discutibles, prohíbe otras y advierte que la modificación “Sacrifica así arbitrariamente los valores vinculados al artículo 45 de la Constitución Española, toda vez que el principio de protección y mejora del medio ambiente adecuado al que sirve el dominio público del litoral pierde todo su vigor en aquellas zonas excluidas por la exclusiva voluntad del legislador”

No, no debe de ser fácil reconocer que la trasposición de la Directiva de Responsabilidad Ambiental a la legislación nacional no es que hay sido light, es que es vergonzosa y urge modificarla.  La Directiva tiene como principio que el medio ambiente natural sustenta la salud humana, la felicidad y la actividad económica, define los incidentes que pueden afectarlo y como hay que repararlo. Ejemplos de contaminación y de incendios de residuos peligrosos han demostrado la ineficacia de nuestra Ley.

No, no debe de ser fácil apoyar que se trabaje  en la soberanía alimentaria que abarca una población, una cultura, un paisaje, unos sectores productivos, unos hábitos saludables, investigación e innovaciónEs uno de los principales activos estratégicos de cualquier territorio, algo más que mercadillos y cuatro ferias.

No, no debe de ser fácil poner en marcha procesos de economía circular, de residuo cero, de evitar que cientos de camiones transporten a cientos de kilómetros cientos de toneladas de residuos y que nuestras calles, espacios naturales,en época turística estén tan sucios. Según la UE, solamente con la aplicación de toda la normativa vigente en residuos se generarían en España más de 52.000 empleos.

No, no debe de ser fácil hablar de consumo responsable cuando en cualquiera de nuestros supermercados podemos tener acceso a más de mil productos agroalimentarios, ganaderos y pesqueros, lo que es el resultado gratificante de unas grandes capacidades del saber producir, transportar, transformar, vender, o cuando la Generalitat Valenciana prohíbe la pesca de tellinas en el litoral valenciano en donde sus capturas pasaron en 10 años de 300.000 a 1.900 kg y la oferta gastronómica se mantiene vengan de Bulgaria, Marruecos o de donde sea por que lo que importa es que haya  y no su procedencia, ni el estado de sus poblaciones en nuestro litoral, ni el por qué de esa desaparición como recurso.

No, no debe de ser fácil propiciar las alianzas y la participación en la toma de decisiones por lo que significa de compromiso colectivo, de hablar de bien común, de actuar con la prudencia y con el conocimiento, de enseñar e informar. Hay más planes que acciones en marcha.

– No, no debe de ser fácil que cuando se hable de infraestructuras también se haga referencia a  que sean “verdes y de servicios”. Más parques, zonas protegidas, planes de costas, bosques y paisajes, depuradoras, instalaciones de energías renovables, corredores ecológicos, residencias, hospitales, escuelas, centros cívicos.

No, no debe de ser fácil encontrar soluciones cuando el indicador de gasto total en I+ D es muy negativo.

No, no es fácil de entender que por no actuar en todos estos campos con una perspectiva de género se logre que aumente la desigualdad y se impida generar trabajo decente.

No es difícil, sin embargo,  averiguar desde cuando estas cuestiones han pasado a ser frases de discursos, relleno de programas, fiebre de declaraciones, ni el por qué.

Nunca es tarde

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.