LA MARINA PLAZA

Hidraqua okko
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Jueves, 5 Octubre, 2017

Compromís y JuGa airean sus trapos sucios tras romper su pacto en Gata

  • Los valencianistas aseguran que la marca local de Podemos abandona el gobierno porque la alcaldesa destituyó a su portavoz, Jaume Monfort, por una supuesta irregularidad urbanística
  • Monfort aporta documentación para negar las acusaciones y su partido apunta a que el “detonante” de la ruptura es otro: la contratación de un técnico de Deportes en el último pleno
  • Pese a todo, Compromís asegura que está dispuesto a seguir gobernando con JuGa si dimite su portavoz

Un par de certezas: el pacto de gobierno en Gata se ha roto y la relación entre sus socios, Compromís y JuGa, es en estos momentos de guerra abierta. A partir de ahí, sobre las causas de la ruptura ambos mantienen de cara a la opinión pública visiones igualmente contrapuestas.

PACTO ROTO. Los miembros del gobierno Compromís-JuGa, en una imagen del pasado junio.

El modo en que se ha producido la ruptura es tumultuoso, y la prueba es el cruce de acusaciones que ha generado. Y eso que, según sostienen algunas fuentes, los valencianistas y la marca local de Podemos habían acordado vender conjuntamente el final de la aventura en común con un comunicado conjunto explicando los motivos. No fue finalmente así y ahora ambos se acusan mútuamente de deslealtad.

Hay que recordar que el fin de la colaboración entre Compromís y JuGa lo anunciaba el lunes este segundo grupo, a través de un escrito remitido a los medios de comunicación. Ahora, los valencianistas respondían con otro comunicado en el que expresan un relato de los hechos bien distinto.

En él, Compromís asegura que la ruptura se produce a consecuencia de que la alcaldesa, Magda Mengual, firmó el lunes la destitución del portavoz de JuGa, Jaume Monfort, tras recibir “hace unos días un informe que alertaba de una posible irregularidad urbanística” en la que éste habría incurrido en 2015, antes de entrar como concejal, en el ejercicio de su profesión como arquitecto técnico. Y que es esa destitución la que propició que JuGa abandonara el gobierno.

En cambio, en JuGa admiten que ese asunto puede haber enturbiado al final unas relaciones que ya eran malas, pero aseguran que el detonante de la ruptura es otro. Señalan que la relación con Compromís ha sido complicada desde el inicio de la legislatura, y que el asunto que ha acabado rompiéndola es la decisión de los valencianistas de contratar un técnico de Deportes. Al pleno de la semana pasada Compromís llevó la modificación de crédito para financiar esa contratación en contra del criterio de los ediles de la marca local de Podemos.

Acusaciones de irregularidades urbanísticas (de Compromís a JuGa)

Compromís expresa así, en su comunicado, su denuncia de irregularidades urbanísticas que imputa a Monfort: “Después de la denuncia de un particular por un tema no vinculante, técnicos municipales detectaron irregularidades en un proyecto urbanístico dirigido por Jaume Monfort. En concreto, el informe asegura que el concejal sería responsable de un fraude de ley al entregar un plano al ayuntamiento que no corresponde con el proyecto propuesto, sino con el resultado final del mismo. Este hecho podría ser constitutivo de infracción urbanística conforme a la ley 5/2014 de la Generalitat, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, en la que se especifica que serán responsables, entre otros, el director de la obra”.

Pero el propio Monfort lo niega. Tambén él envió ayer un comunicado, en réplica al de Compromís, en el que ofrece sus explicaciones al respecto de la controvertida obra que proyectó meses antes de entrar en 2015 en la corporación. Esto es lo que dice: “En este encargo profesional se me contrató para hacer el proyecto de sustitución de una cubierta, pero no como director de obra [aporta para acreditarlo los documentos que acompañan a estas líneas, en los que puede apreciarse además que el proyecto obtuvo el visado del colegio profesional]. De acuerdo con la ley 5/2017 de Ordenación del Territorio, las responsabilidades legales ante infracciones urbanísticas sólo pueden corresponder al director de obra, dado que si la contratación es por proyecto, el arquitecto técnico no tiene entre sus funciones el seguimiento de l’ejecución de la obra”. En otras palabras, lo que viene a decir Monfort es que él no era el director de obra, sino el proyectista; y que una vez entregado el proyecto, él no es responsable de la ejecución posterior del mismo.

Acusaciones de irregularidades en la contratación (de JuGa a Compromís)

Desde JuGa aseguran que “el detonante” de la ruptura no es ese asunto urbanístico, sino lo sucedido en el pleno de la semana pasada y sus horas previas. Compromís llevó al orden del día la contratación de un coordinador de Deportes, mediante una modificación de crédito y una encomienda de gestión a la empresa municipal Sól Gata. La marca de Podemos era partidaria de que, como se había hecho en otros casos anteriores, se hiciera una convocatoria pública con bolsa para cubrir ese puesto. Ponen el ejemplo de una baja producida en el departamento de Servicios Sociales, para la que sí se convocó la bolsa y el resultado es que el puesto ha estado cinco meses sin cubrir. Servicios Sociales es precisamente uno de los departamentos gestionados por JuGa, en concreto por la concejala Pepa Signes. La discrepancia quedó patente en la sesión plenaria, en la que todos los miembros de la corporación aprobaron la contratación menos Jaume Monfort, que se abstuvo.

Repercusiones futuras (en Gata y la Marina Alta)

Más allá del motivo que cada partido esgrime como causa de la ruptura, lo que también es una certeza es que la gobernabilidad de Gata no está ahora mismo garantizada. Quizás no lo estaba desde principios de legislatura, cuando el PSPV abandonó el tripartito inicial dejando a sus socios en minoría, pero ahora lo está mucho menos.

Pese a todo, otra cuestión llama la atención. En su comunicado, Compromís no cierra la puerta a retomar su pacto con JuGa, dejando entrever que su enfrentamiento es más con Jaume Monfort que con la formación en sí. “Las puertas siguen abiertas a mantener el pacto de gobierno con JuGa, pero si no se aclara este tema [el de la supuesta irregularidad urbanística] y Monfort no sale a dar explicaciones, si JuGa quiere mantener el pacto de gobierno tendrá que continuar sin la presencia de Jaume Monfort como concejal”, dicen los valencianistas. Su oferta está clara: si su portavoz dimite, JuGa puede seguir en el gobierno.

Las repercusiones más allá de Gata

No hay que olvidar que Compromís y Podemos no sólo estaban gobernando juntos en Gata, sino que son también dos de los tres firmantes, junto al PSPV, del Pacte del Botànic que sostiene al gobierno de la Generalitat. En virtud de ese acuerdo, las tres formaciones mantienen desde 2015 un pacto de no agresión que, por lo visto en Gata y en algún otro municipio más en las últimas semanas, ya no es sagrado. A raíz, principalmente, de que Antonio Estañ asumiera la portavocía de Podemos en les Corts Valencianes, endureciendo su discurso en relación al gobierno PSPV-Compromís y la exigencia del cumplimiento de aquel pacto.

Por ello, a nivel ya comarcal, rifirrafes como el de Gata podrían acabar afectando, en ese ambiente reinante, a las relaciones entre los valencianistas y Podemos allí donde la formación morada tiene representación municipal.

DOCUMENTOS: Los comunicados de Compromís y JuGa

A continuación, ponemos a su disposición para su descarga de forma íntegra los comunicados emitidos en las últimas horas tanto por Compromís per Gata como por JuGa.

Comunicado de Compromís.

Comunicado de Jaume Monfort (JuGa).

Mostrando 2 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Garrot dice:

    Pepe jo crec que no és eixa qüestió,a Gata fa anys que tots acaben així i són complicades les coalicions.
    A nivell autonòmic va bé la cosa,hi han xicotets roçes però d’això és tracta i no com mana el PP que el presi alça el braçet i tots fan el mateix sense rexistar.

  2. Pepe dice:

    Xeeeee! Fa dos mesos l’equip de govern anava pel poble de romeria amb la dolsaina i el tabal manifestant lo guay que eren
    … I resulta que no es poden aclarir. En fi, partits que no estan capacitats per a governar. I a nivell autonomic vorem lo que dura l’alegria

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.