LA MARINA PLAZA

Corts Valencianes Actes del 9 d'Octubre
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Lunes, 25 Septiembre, 2017

Pues yo sí apoyo la tasa turística

JULIO GARCÍA. Opinión.

Pues yo sí apoyo la tasa turística. Y puede sonar raro viniendo del gerente de una empresa turística, pero es así. Siento a quien pueda incomodar, pero como vecino y ciudadano de Dénia, no solo puedo pensar en mi beneficio, sino que además, debo pensar en lo mejor para la ciudadanía. Porque si una decisión es buena para el conjunto de la ciudadanía, terminará siendo bueno para mí y mi empresa. Y estas son mis razones:

1. Porque es una tasa que no está demostrado que perjudique al turismo. Ciudades como París, la más turística del mundo, la tiene hace años y no le ha ido nada mal. Y bajo mi punto de vista, no beneficia al turismo ilegal. Lo que beneficia el turismo ilegal son la falta de inspecciones y de control.

2. Porque no aplicarla beneficiaría solamente a los empresarios, los de siempre, y sí aplicarla beneficiaría a todo el pueblo que se vería beneficiado.

3. Por lo general, en una familia de 4 personas y una estancia de una semana, no subiría más de 30€ (por lo alto) y no creo que sea una cantidad que pueda arruinar las vacaciones de nadie.

4. Porque Dénia es una ciudad que vive del turismo y creo que esta tasa debería repercutir en los vecinos y que no sean los 4 de siempre los que se enriquecen del turismo. Los vecinos sufren, como los que más, la masificación en periodo estival. Y solo en caso de tener un establecimiento turístico u hostelero, te ves beneficiado. Y no usemos la excusa de siempre de que son los que crean empleo, ¿o acaso creen que los camareros que cobran 800€ por 10 horas van a ver mejorar sus condiciones laborales si no se aplica la tasa? Está claro que el turismo crea riqueza. No hay nada más que ver lo bien que viven unos pocos.

5. Porque ya está bien de que políticos, empresarios y asociaciones piensen en ellos mismos y empiecen a pensar en sus vecinos.

6. Fomentar controles, registros e inspecciones en apartamentos ilegales podría ayudar no solo a luchar contra la economía sumergida, sino que además podría aumentar la recaudación de esta tasa y aumentar la repercusión que pudiera tener.

7. Porque no podemos dejar de aplicar una tasa poniendo por excusa el que otros países tienen peor cambio y les va a afectar mucho en su economía. El que no pueda ir de vacaciones, que no vaya. Pero no creo que por 30€ o 40€ a la semana, deje de venir la gente a nuestras playas.

8. Porque el sector turístico ha sido el menor perjudicado en tiempos de crisis. Las empresas turísticas en Dénia han crecido los últimos años y muy pocas, o casi ninguna, ha cerrado en el periodo más duro de la crisis.

9. No debemos pensar que los turistas huirán a otras comunidades. Tenemos claro el potencial de la Comunidad Valenciana, y más aún el de Dénia, por lo que no podemos tener un miedo a algo que no existe. Utilizar el miedo o los supuestos como excusa no es serio.

10. Porque una tasa no crea ningún miedo ni manda ningún mensaje a nadie. Yo cuando viajo a Francia, y es a menudo, pago mi tasa pensando que utilizo un montón de servicios por los que pagan a diario los vecinos franceses, como limpieza, transportes, etc.

Lo que sí es cierto es que abogo por una tasa cuyo beneficio se vea directamente repercutido en la ciudad de Dénia. Que sus vecinos sepan que cuando todos esos turistas que inundan las calles, las ensucian, usan nuestras playas y ocupan todas las plazas de aparcamiento, están dejando una tasa que luego pueda servir para que se pague la concesión de limpieza de playas, por ejemplo, y así no tenga que pagarse de los impuestos de los vecinos. Que se pueda crear una zona verde o que tengamos mejores servicios municipales. Que no seamos los 4 empresarios de siempre los que nos beneficiamos de la llegada de turismo a Dénia. Creo que la ciudadanía lo agradecerá. Dejemos los empresarios de mirarnos el ombligo de una vez y pensemos más en plural.

Deja tu comentario

Etiquetas:
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.