LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase

Detectan la bacteria de Xylella en Alcalalí e incluyen casi toda la Marina Alta en la zona de riesgo de la plaga

  • La Generalitat anuncia un tercer brote que afecta a 26 parcelas de tres comarcas alicantinas y pone en vigilancia 29 poblaciones de la comarca

Imagen de la reunión celebrada este lunes por Elena Cebrián en Alicante.

La Xylella es ya una realidad también en la Marina Alta. Alcalalí es uno de los nuevos municipios donde se ha detectado esta peligrosa bacteria. En total 26 parcelas pertenecientes aa varios municipios de la Marina Baixa y de El Comtat y a la citada localidad de la Marina Alta han registrado nuevos positivos en almendro de la ‘Xylella fastidiosa’ (subespecie multiplex), en lo que supone el tercer brote de esta bacteria en la Comunitat Valenciana.

Así lo ha comunicado hoy la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, en Alicante a una veintena de representantes de municipios afectados en una reunión convocada por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP).

Este tercer brote tiene como epicentro los municipios de Castell de Guadalest y Benimantell (Marina Baixa) y poblaciones cercanas, con 23 de las 26 parcelas implicadas, y se suma al ocurrido a finales de junio y el de finales de julio, que también afectaron únicamente a almendros.

De ahí que la conselleria haya delimitado una nueva zona de riesgo, que incluye las referidas 26 parcelas y un radio alrededor que comprende una superficie total de 110.000 hectáreas de numerosos municipios de las dos comarcas de la Marina y de l’Alcoiá-El Comtat.

En lo que respeta a la Marina Alta, pertenece a esta zona demarcada una gran parte de la comarca. En concreto, 29 poblaciones: Beniarbeig, Benidoleig, Benigembla, Benimeli, Benissa, Calp, Castell de Castells, Dénia, Gata de Gorgos, Xaló, Llíber, Murla, Ondara, Orba, Parcent, Pedreguer, Pego, El Ràfol d’Almúnia, Sagra, Sanet i Negrals, Senija, Els Poblets, Teulada, Tormos, La Vall d’Alcalà, la Vall d’Ebo, Vall de Gallinera, La Vall de Laguar y El Verger.

En esta zona hay un total de 35 viveros y centros de jardinería que, en cumplimiento de la normativa europea, deberán controlar el movimiento del material de los vegetales para impedir su salida fuera de la zona, y tienen que investigar la trazabilidad para ver las salidas de material vegetal especificados de los últimos 3 años.

En el estudio de posibles nuevos casos, los técnicos de la conselleria han analizado numerosos árboles de aguacate, cítricos, olivos y otras especies forestales, con resultados negativos en todos los casos, y también se tiene especial atención a los posibles puntos de entrada, como los puertos y aeropuertos y viveros.

El origen del foco de esta bacteria está aún por determinar, según la consellera, quien ha manifestado que esta cuestión es “muy difícil” de determinar.

“Como el ébola”

Según Cebrián, la conselleria dispone de una partida de 1.150.000 euros para las tareas de erradicación de esta bacteria, que los expertos comparan con el ‘ébola’, cantidad a la que hay que sumar fondos propios de la consellería y las indemnizaciones que deberán ser concretadas por un estudio que ha sido encargado a la Universidad Politécnica de València (UPV).

Este informe universitario deberá determinar el valor económico de las pérdidas y la orden de indemnizaciones para que sean abonadas “lo antes posible”, en palabras de la consellera. En los dos focos anteriores se trataron 18,2 hectáreas con insecticida, de ellas 5,53 en zona forestal, y se eliminaron los arbustos del sotobosque y 304 almendros de cinco plantaciones.

Cebrián ha exigido un apoyo “más contundente” para hacer frente a dichas indemnizaciones que atiendan a los agricultores, y ha recordado que se trata de un problema que afecta a la península Ibérica.

En la reunión ha puesto de manifiesto que hay una normativa europea que es “taxativa” para erradicar la Xylella fastidiosa, que consiste en demarcar el ejemplar afectado, desarrollar el tratamiento fitosanitario adecuado, fumigar en un radio de 150 metros y erradicar completamente los árboles.

Por su parte, el presidente de la FVMP, Rubén Alfaro, ha pedido “unidad de acción de todas las administraciones para contener la plaga” y que se pongan los medios materiales adecuados, así como la convocatoria de los consejos agrarios municipales para que la información llegue a los agricultores.

Etiquetas: , , , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.