LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Sábado, 2 Septiembre, 2017

Ondara tiene a un gurú internacional de la belleza natural

  • Con sólo 42 años, el ondarense Pedro Català triunfa en todo el mundo con una línea de productos cosméticos elaborados sólo con ingredientes de la naturaleza y que ha seducido a la prensa especializada internacional y a actrices como Emma Watson, Glenn Close o Kate Hudson
  • Tras el éxito cosechado en sus años de estancia en Londres, ahora traslada a Ondara la central de operaciones de la empresa, que vende sus productos a todo el planeta
  • Articulista habitual en El País, La Vanguardia, Vogue, Vanity Fair o Get the Gloss, está considerado como toda una eminencia en la materia
  • Alterna esta faceta más glamourosa con su trabajo con enfermos oncológicos en Londres y sus clases como doctor en Farmacia en la Universidad de Siena

Todo empezó el día en que tras unos años de trabajo de investigación en la Universitat y en el Jardín Botánico de València, el ondarense Pedro Català decidió que quería dar una salida práctica a los conocimientos adquiridos. Bueno, en realidad había empezado mucho antes. En una afición innata a las plantas con las que creció en los campos y montañas de la Marina. “Siempre”, desde bien pequeño, “me ha gustado mucho saber de remedios naturales, veía a la gente mayor hablar de ellos y de las plantas y quería saber el porqué”, explica al inicio de la conversación con este periódico entre cafés y tostadas en un conocido establecimiento del pueblo. Ese interés por los productos de la naturaleza es lo que le lleva, años después, a estudiar Farmacia en València.

Pedro Català, en la nueva base de operaciones de Twelve Beauty en Ondara.

Así empezó todo, insistimos. Unos años después, no demasiados -tiene ahora 42-, Pedro Català ha sido ensalzado por la prensa internacional como gurú de la belleza natural (así le ha denominado, por ejemplo, la edición italiana de Marie Claire). Sólo la relación de prensa generalista y especializada de la que es articulista asiduo da una idea de hasta qué punto su opinión en materia de salud y belleza naturales es tenida en cuenta. El País, La Vanguardia, Vogue, Vanity Fair Italia, Vogue Italia o Get the Gloss, considerada la referente en la prensa de salud y belleza.

Pero… ¿Cómo ha llegado este ondarense a escalar tan altas cimas? Ahora trabaja con modelos y actrices de primera línea, que le han encomendado el cuidado de su piel. Emma Watson, por ejemplo, se lo lleva detrás cada día de rodaje. Sea donde sea, su trabajo consiste en asesorar a los maquilladores sobre qué productos pueden aplicarle. En el rodaje de La Bella y la Bestia, recorrió con ella medio mundo. Un día le dijo que tenían que volar a Zúrich, y allí que se subió al avión con la actriz. Cuando vio que el trayecto se alargaba más de lo previsto, Watson le tuvo que aclarar no iban a Suiza, sino a la Zúrich de Mineápolis, en Estados Unidos.

La cosmética según Pedro Català 

Lo que distingue a Pedro Català en el mundo de la cosmética es, principalmente, que elabora sus productos a partir de ingredientes exclusivamente naturales. Admitidos y certificados biológicamente. Naturales de verdad.  Y es que, cuenta, “ahora todos se han subido al tren de la belleza natural, pero luego te pones a mirar los ingredientes y hay muchos sintéticos”.

A lo largo de la entrevista repite varias veces una frase. Es, dice, un mantra que guía todo su trabajo: “Formular productos naturales es una ciencia, no es un experimento”. Se reconoce un “gran fan de los remedios tradicionales, de las plantas de nuestro territorio, como la avena, el aloe vera, el tomillo…, que tienen propiedades increibles”, pero advierte: su uso sin los conocimientos, procesos y los controles necesarios “puede ser peligroso”. Él lo tiene claro. “Prefiero aplicarme un aceite sintético o una silicona antes que un aceite vegetal del que no sé el origen, ni en qué estado está, pues puede estar rancio”.

De ahí que la suya sea una labor de investigación y laboratorio. Química. “Todo es química, aunque se parta de productos exclusivamente naturales”. Ha desarrollado y patentado, por ejemplo, un método para poder incluir antioxidantes naturales -con derivados del arroz, por ejemplo, encapsulados en los cosméticos.

El resultado de toda su investigación y su trabajo lo define él mismo: “En los productos no busco efectos inmediatos, sino mantener la piel hidratada y con el PH correcto”.

No sólo Emma Watson ha confiado en él. Son clientes de Pedro Català, también, otras conocidas actrices como Glenn Close o Kate Hudson, por citar algunas. Pero esta es sólo una cara de las aportaciones de su investigación con productos naturales al cuidado dermatológico y la cosmética. La otra, la que realmente provocó todo esto, es que fue autor de un descubrimiento que ha ayudado a los pacientes oncológicos a llevar un poco mejor la enfermedad. Aún en la actualidad, sigue simultaneando este trabajo de ayuda a los enfermos de cáncer con esa otra parte más, digamos, glamourosa.

Ahora bien. Sólo con el principio y el final resulta imposible comprender toda la historia que ha llevado a Pedro Català a ser una referencia en el mundo de la cosmética. Todo tiene un porqué o, generalmente, varios. Así que habrá que ir por partes.

El origen: València, Joan Pellicer y el jardín botánico

Al principio les habíamos contado que, seducido por las plantas y los remedios naturales, Pedro Català se fue a estudiar Farmacia a València. Cuando, en segundo de carrera, empezó a dar Botánica, se le abrió “un mundo nuevo”, cuenta. Recuerda que tanto se volcó en la asignatura que los maestros le invitan a involucrarse en la vida del departamento: “acababa las clases a las dos, comía con ellos y me pasaba en el departamento hasta la noche”.

Català, durante su investigación de nuevos antioxidantes de origen biológico.

Allí profundiza en el estudio de la anatomía de las plantas, y después en el de los helechos. Son los tiempos en los que entabla amistad con el célebre botánico Joan Pellicer, al que veneraba y del que se confiesa discípulo. “De él admiraba, sobre todo, la coherencia que mantenía en su vida y que tenía un conocimiento increíble”.

En la carrera de Farmacia, se especializa en las orientaciones ecológica (“la que me dictaba el corazón”, dice) y sanitaria (por sus mayores salidas profesionales), y empieza a trabajar en el Jardín Botánico de València, desarrollando varios proyectos, hasta que todo cambia de repente. “El día en que muere mi tutor, Julio Iranzo, una autoridad en anatomía vegetal”. Es a partir de ahí cuando empieza a plantearse su futuro “más allá de acabar la tesis doctoral”. “No podía malvivir por muchos años”, así que hizo lo que muchos jóvenes de la época: ir a Londres a buscar trabajo, para garantizarse unos ingresos.

De València a Londres, primera etapa del viaje al estrellato

Aterrizado en la capital inglesa, Català empezó a trabajar en una farmacia. “La idea era estar un año para reunir suficientes ingresos y regresar al Jardín Botánico de València”, señala. Pero el destino -y también su valía y sus conocimientos- quiso que se quedara en Londres.

El germen de su línea de productos en una clínica de cine

Y es que a los meses de empezar a trabajar en la farmacia londinense fue reclamado por un hospital. Y no por uno cualquiera, sino por la más prestigiosa clínica de la ciudad: la Harley Street Clinic, esa en la que, por ejemplo, se rodó la película El discurso del rey. A nivel profesional, poco más podía pedir. “Hacíamos un trabajo muy bueno y ganaba mucho dinero”, explica. Pero Pedro Català necesita sentirse bien con su trabajo. No todo es la nómina y, más allá de la tarea que realizaba en la planta de Oncología, “quería poder aplicar todo el conocimiento botánico” adquirido.

El cosmetólogo ondarense, trabajando en la Universidad de Siena.

“Siempre me había llamado la atención del cuidado de la piel”, explica, por lo que fue entonces cuando decidió hacer un máster. Lo haría en la Universidad de Siena (Italia), ya que allí se concentraba en 7 semanas y eso le permitía aprovechar las vacaciones y mantener el trabajo en la clínica londinense.

Es en medio de esos estudios, y estando trabajando en la Harley Street Clinic, cuando reflexiona sobre el hecho de que los pacientes oncológicos, después de la radioterapia, no podían vestirse, pues la vestimenta les provocaba dolores al contacto con la piel. Así que plantea a los oncólogos de la clínica que algo había que hacer. “Me dicen que me encargue yo”, recuerda. Y ahí, sin saberlo todavía, se cosechó el posterior éxito de sus productos cosméticos.

Meses de investigación desembocaron en un producto, una crema que, al probarla los pacientes, resulta todo un éxito. La llamó Rewarding Body Balm y realmente y calmaba las molestias de los enfermos.

Del bálsamo para los pacientes de cáncer a la cosmética

Ese fue sólo el primer paso, pero el éxito animó a Pedro Català a seguir con sus investigaciones. El resultado llegaría tras cinco años de trabajos con otra crema, ahora para la cara, elaborada después de conseguir identificar 12 sustancias naturales. De ahí que la bautizara como Twelve Beauty, la marca que le ha hecho famoso. Una línea de productos que ahora comercializa en todo el planeta. Twelve Beaty fue el trampolín que le catapultó a la fama y, a la vez, la culpable de que guardara definitivamente en el cajón su idea de regresar al Botànic de València.

De la varita mágica de Nicola Moulton al éxito internacional

Pedro Català tenía ya el producto, pero algo sucedió para que aquella crema que preparaba en casa y empezaba en marzo de 2012 a colocar en el mercado pasara a recibir un aluvión de pedidos. Apenas tres meses después, en junio, la directora de belleza de la edición inglesa de Vogue, Nicola Moulton, nombraba en un reportatje a la Twelve Beauty como “la mejor crema antiedad del momento”. La recién nacida línea de productos acababa de ser tocada con la varita mágica. Empiezan a llegar pedidos de la India, Nueva Zelanda, Canadá,…  “en ese momento me doy cuenta de que tenía algo especial en mis manos”, confiesa.

Cinco años después, la línea Twelve Beauty ha desarrollado toda una gama de productos cosméticos que triunfan en todo el mundo. Entre ellos, por ejemplo, la Hyaluroil Treatment, la crema de labios que sedujo a Emma Watson. Las cremas de Twelve Beauty se venden, por un lado, en perfumerías de Estados Unidos, Sudáfrica, Australia, Italia, Alemania, Andorra, España o Reino Unido. Por otro, Català las comercializa directamente por internet.

Mientras, aquella Rewarding Body Calm con la que sigue ayudando a los enfermos oncológicos se emplea en numerosos hospitales del Reino Unido. Hace pocos días, algunas de las prinicipales clínicas españolas han estado estos días en Ondara para cerrar acuerdos con él.

La vuelta a casa

Y es que en Ondara está otra vez Pedro Català. Traslada a su pueblo su base de operaciones. En un local del casco urbano ultima el montaje de la nueva sede de Twelve Beauty, desde donde fabricará ahora los productos y los comercializará.

Así que este ondarense regresa a casa. Todo lo que en casa se puede estar en su caso, pues continúa trabajando un día a la semana en la londinense Harley Street Clinic asistiendo a los pacientes oncológicos y dando clases, ahora como doctor, en la Universidad de Siena. Y viajando, mucho, a todo tipo de compromisos profesionales.

Mostrando 5 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Ana Maestre dice:

    Enhorabuena por tu interes y trabajo en investigación para enfermos de cancer y fusionar lo con el exito de calidad y ventas….t además volver a tus raíces….

  2. amparo bergadá fernández dice:

    Que maravilla, mi prima ha tenido cancer, ¿Podría comprar su crema?
    Mil gracias

  3. Jet van der Heijden dice:

    ¡Te felicito Pedro! Has hecho un gran labor…creando siempre en tu sueño, y lograr que mucha gente tengan beneficios de tus cremas para sus pieles.
    ¿Hay una crema en especial para un excema de contacto (alergia a cobalto, níquel y cromo en el pie? Agradezco tu respuesta.

  4. lali dice:

    Que interesante, y ademas tan cerca!!!¿Se podra visitar tu taller, estudio ?

  5. Monica dice:

    Felicitaciones!!!! Me encanta la cosmetica natural.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.