LA MARINA PLAZA

Fira Ondara 2017
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: martes, 15 agosto, 2017

El autobús València-Dénia sólo tiene 4 conexiones directas frente a las 30 que aseguraría un tren de cercanías

  • El itinerario inverso (Dénia-València) dispone en días laborables de 7 enlaces, pero hay intervalos de hasta cuatro horas en los que no sale ningún autocar
  • Mientras, el ferrocarril entre Gandia y la capital valenciana siempre cuenta con algún convoy cada media hora
  • Los domingos, entre València y Dénia no se programa ningún autobús directo entre las 8.00 de la mañana y las 15.00 horas
  • Alsa no supedita los horarios a las necesidades de los habitantes de la Marina Alta sino de las líneas de larga distancia Catalunya-Andalucía

Estación de autobuses de Dénia.

Un análisis exhaustivo de los horarios de autobús entre València y Dénia deja bien a las claras las llamativas dificultades que tienen tanto los habitantes de la Marina Alta como sus turistas para llegar o salir de esta comarca en dirección a la gran capital con la que se sienten más vinculados. Y las ventajas que se están perdiendo a la hora de ir a trabajar, estudiar o pasar unas vacaciones mientras no se realiza el esperado Tren de la Costa, concebido como un tren de cercanías.

Así, sólo existen durante los días laborales 4 conexiones directas entre València y Dénia mientras que el itinerario inverso –entre la capital de la Marina Alta y la de la Comunitat– consta de 7 (hay una octava, pero entre la 1.45 y las 3 de la madrugada y por lo tanto apenas operativa). Por conexiones directas se entienden todos aquellos trayectos que duran menos de una 1 hora y 45 minutos (un tiempo más que razonable para cubrir 90 kilómetros) y que cuentan con ninguna o una sola una parada intermedia, Gandia.

Frecuencias escuálidas sí se comparan con las del tren de cercanías que une Gandia con València y que dispone en ambos sentidos de un total de 35 viajes diarios que cubren los 70 kilómetros que separan ambas urbes en otro tiempo igual de razonable: 59 minutos. Esos ferrocarriles suelen salir cada media hora si bien en el horario laboral punta –entre las 7.25 y las 8.25 de la mañana– lo hacen cada cuarto de hora.

Y es ese tren València-Gandia es el que la Marina Alta sueña desde hace más de cuarenta años con llevar hasta Dénia, que de esta forma –y siempre que se prolongaran la totalidad de los trayectos desde la capital de la Safor a la de la Marina Alta– contarían con muchas más frecuencias. Y operativas de verdad. Sin necesitar el vehículo privado.

La filosofía de Alsa

El problema de fondo es que Alsa, o bien sigue considerando el itinerario entre Dénia y València como un viaje de media distancia y no de proximidad, o lo mantiene integrado en trayectos mucho más largos entre Catalunya y Andalucía de los que ambas ciudades simplemente son sendas escalas.

Cuando Alsa sí considera esta conexión como de cercanías la incluye en viajes de mucha mayor duración –entre dos y tres horas– en los que los autocares paran en muchas más poblaciones de la costa valenciana. Es decir, que ya no son conexiones directas ni semidirectas sino que el vehículo que sale de València además de hacerlo en Gandia para también en Bellreguart, Oliva, El Verger, Ondara y el Hospital de Dénia antes de llegar a la plaza del Arxiduc Carles.

Y eso ya no es un viaje. Es una odisea. Y entonces, la gente, harta, ha de recurrir al vehículo privado si dispone de él. Y sale a manifestarse por el Tren de la Costa. O salía.

Un autocar a su paso por Ondara.

Alsa no considera pues una prioridad el trayecto Dénia-València, lo cual por un lado es legítimo porque se trata de una empresa privada que ha de atender sus beneficios, y por otro lado no lo es tanto sí se tiene en cuenta que el servicio que presta es una concesión y además la compañía –que es la antigua Unión de Benissa absorbida por una mercantil de capital asturiano– opera por estos lares en régimen de monopolio.

Ningún enlace directo entre València y Dénia desde las 15.00 horas

Todo ello hace que Alsa ofrezca horarios muy raros. Por ejemplo, en días laborables, el primer autobús directo València-Dénia es a las 8.00 de la mañana, luego hay otro a las 10.15 y luego… a las 15.00 horas. Es decir, una ausencia de una conexión razonable de casi tres horas. En ese tiempo, siguen saliendo trenes de València a Gandia constantemente, cada media hora.

Pero es que además la última conexión directa es esa de las 15.00 horas. Ya no hay más. A las 18.15 horas hay un viaje que en teoría también une ambas poblaciones sin ninguna escala pero, ay, como se trata de un trayecto de mucha larga duración (de esos que unen tierras catalanas con andaluzas) se detiene media hora en el área de servicio de la autopista de La Safor (para que chófer y pasajeros puedan descansar de tanto kilómetro), con lo cual el viaje entre València y Dénia acaba durando más de dos horas. Y ya no es operativo.

Después hay otros dos autocares más: otro que también sale a las 18.15 horas y llega a las 20.20 horas y uno más a las 21.15 que desembarca en Arxiduc Carles a las 23.30. Los dos tienen una cosa buena: que pasan por la estación del AVE de València; y otra mala: que también tienen parada en Gandia. O sea que en total tardan más de dos horas. Muy lentos.

De hecho, lo del AVE es otro problema. En su día Alsa vendió como un auténtico avance –y lo fue– que Dénia contara por carretera con un enlace con la estación Joaquín Sorolla, pero he aquí que los únicos trayectos directos desde València a Dénia que pasan por esa terminal y llegan a la capital de la comarcal (y después a Xàbia) sin pasar por Gandia (en 1 hora y 45 minutos) lo hacen a las 10.15 y a las 12 de la mañana. Luego, nada.

Dénia-València: otras cuatro horas de espera por la tarde

En sentido inverso, Dénia-València, el horario es más razonable. Pero sólo en apariencia El primer bus directo parte hacia la capital de la Comunitat a las 7.20 de la mañana, para en el AVE y tarda 1 hora y 35 minutos. Después, hay que esperar hasta las 9.30 de la mañana para el siguiente y después… hasta las 14. 25 horas. Otras tres horas de oscuridad.

Curiosamente, menos de una hora después, a las 15.20 horas existe programada otra conexión directa. De nuevo horarios supeditados a las largas distancias Catalunya-Andalucía, no a las necesidades de los habitantes de la comarca. Los últimos autocares directos son a las 17.15 horas, a las 18.00 y después –de nuevo cuatro horas de espera– a las 22.10. Y desde Gandia a València en esas cuatro horas… trenes y más trenes.

Un desastre dominical

Peor está la situación los domingos, cuando a pesar de que la Marina Alta es una comarca eminentemente turística, los servicios aún se reducen más: 6 directos entre Dénia y València y tan sólo 3 entre València y Dénia. Este último servicio es el que sale peor parado: sólo hay conexiones directas a las 8.00 de la mañana, las 15.00 horas y las 22.30.

Por el contrario, los servicios ferroviarios Gandia-València, aunque también se reducen, ascienden aún a 17 en estas jornadas dominicales.

Mostrando 2 Comentarios
Danos tu opinión
  1. alex dice:

    señora por favor cámbiese de pueblo

  2. Monica dice:

    Para el aeropuerto de Valencia no hay horarios tampoco, y Alsa no tiene ninguna relacion de horarios con el tren a Gandia, un desastre total, es una vergüenza que ni sepan coincidir los horarios con el tren, vivo en Beniarbeig y aqui el bus es para los que no trabajan, solo para pasear, por favor que alguien haga algo ya.

Deja tu comentario

Etiquetas: , , , , , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.