LA MARINA PLAZA

Hidraqua
NO + VIOLENCIA DE GÉNERO
Publicado: viernes, 11 agosto, 2017

Máquinas junto a bañistas, la estampa de las playas de Xàbia tras el temporal

  • La Granadella y la Barraca ofrecían dos caras muy diferentes este viernes: gente disfrutando del sol en un flanco de la cala y camiones y palas trabajando en el otro
  • Los trabajos de reparación se paralizarán sábado por la tarde y domingo para retomarse el lunes a primera hora

Este jueves y viernes la estampa ha sido cuanto menos curiosa en todas las playas de Xàbia. Camiones y máquinas invadían la costa para adecentar las playas de cara al fin de semana tras el temporal del pasado miércoles.

A lo largo del jueves, el Ayuntamiento de Xàbia coordinaba las acciones de urgencia necesarias reparar el boquete que había quedado en la cala del Portitxol a causa de las escorrentías. Esta playa quedó lista de cara al viernes, a falta de una pequeña reparación en el acceso. Y en la Granadella, los trabajos se centraban en acondicionar el barranco para que pudieran acceder los camiones y en la limpieza de la calle Pic Tort para dar salida.

Ya este viernes, el trabajo se ha centrado casi por completo a reparar los daños en la Granadella, el punto del litoral más afectado tras una fuerte crecida del barranco que desemboca en la cala. El Centro de Buceo La Rana ha realizado, además, inmersiones para localizar y retirar los objetos que pudieran suponer un riesgo para los bañistas. Se han localizado 21 de las hamacas que arrastró la crecida del barranco y han podido ser recuperadas. Asimismo, también se ha tenido tiempo para la retirada de algas y el nivelado de las playas de La Grava y l’Arenal.

Bañistas al fondo y la excavadora tapando el boquete de la cala del Portitxol.

La Policía Local ha coordinado el tráfico de acceso a la cala Granadella para que no interfiera con el de los camiones y así dar opción a los que deseaban bajar a darse un baño o comer en alguno de los locales de restauración. También el autobús gratuito que cubre la línea a la playa ha dado servicio e informado de lo ocurrido.

De esta manera, este viernes la Granadella ofrecía dos caras muy diferentes: bañistas disfrutando del sol en el flanco norte de la cala y camiones y palas trabajando en el izquierdo. El sábado por la mañana se seguirá con este sistema para tratar al menos de dar continuidad a la primera línea y sábado por la tarde y domingo se paralizarán para retomarse el lunes a primera hora.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.