LA MARINA PLAZA

Periodismo, pase lo que pase
Publicado: viernes, 4 agosto, 2017

Alertan de que el Tossal Gros de Xàbia sería un polvorín en caso de incendio

  • A pesar de que la naturaleza nos ha dado ya dos lecciones, la zona no ha sido adecentada desde el 2013, cuando una brigada de limpieza forestal confeccionó un cortafuegos para obstaculizar la propagación de las llamas
  • Hoy ese cortafuegos rebosa otra vez de vegetación y, en caso de incendio, de poco serviría

En tan solo dos años, Xàbia ha ardido dos veces. Dos de los parajes más hermosos de la localidad han quedado arrasados, dejando a vecinos y turistas tristes sentimientos y unas espeluznantes vistas en color gris. Primero fue el Montgó, al norte de la villa en su límite con Dénia, y luego la Granadella, al sudoeste, junto con el Poble Nou de Benitatxell. Aproximadamente 800 hectáreas en total devoró el fuego, que se cebó de valiente con este municipio de la Marina Alta.

Estas dos zonas con grandes masas forestales son las más conocidas, pero no las únicas. A Xàbia aún le queda una gran comunidad de pinos y vegetación que tacha de verde el mapa. Se trata del Tossal Gros, emplazado a 5 km al sudoeste de la localidad, por la carretera de Benitatxell (CV740).

Tossal Gros, una gran fuente de combustión

Esta gran zona protegida, que pertenece a cuatro términos municipales diferentes —Xàbia, Dénia, Benitatxell y Teulada—, es popular entre los senderistas, excursionistas y ciclistas, que acuden para deleitarse con las vistas de casi toda la comarca. En un día despejado, se puede llegar a ver Ibiza, además de puntos de interés más próximos como el Montgó, el cabo de San Antonio, El Puig de la Llorença, la sierra de Bèrnia y la costa de Moraira. Además, es también territorio de caza, pues alberga una gran cantidad de animales rumiantes, por lo que los cazadores van allí en busca de jabalíes.

Vistas desde la parte superior del Tossal Gros, desde donde se divisa al fondo el mar de Xàbia y, en medio, la masa forestal que rodea el barranc del Toll.

Pues bien, su gran belleza es un arma de doble filo, y lo que tiene de verde lo tiene también de inflamable. Es por ello que un asiduo a la zona, preocupado por ella, acompaña a La Marina Plaza a contemplar sus bonitas vistas pero también el peligro que supondría la gran mata de vegetación en caso de incendio. Sus extensas masas de pinares, sobre todo las que envuelven el barranc del Toll, se convertirían en una gran fuente de combustión si una mínima chispa cayera sobre ellas. Y es que, a pesar de que la naturaleza nos ha dado ya dos lecciones, la zona no ha sido adecentada desde el 2013.

Ya ardió salvajemente hará aproximadamente 35 años, y han sido diversos los pequeños focos que han tenido lugar en esta zona los últimos años. Como por ejemplo, un fuego en septiembre de 2011 u otro en el mismo mes del año 2012, en las inmediaciones del camí Tarraula.

Es por ello que el departamento de Medio Ambiente y Servicios del Ayuntamiento de Xàbia decidió actuar y realizó trabajos de limpieza forestal en el Tossal Gros en 2013. Concretamente, se preparó un cortafuegos de unos 50 metros de ancho para obstaculizar la propagación de las llamas. Pero hoy, ese cortafuegos rebosa otra vez de vegetación y, en caso de incendio, de poco serviría.

En el cortafuegos ha vuelto a crecer la vegetación.

Un futuro plan para la zona

Desde la concejalía de Medio Ambiente aseguran que están “trabajando en un plan para la zona” y que, además, “está vigilada las 24 horas del día”, afirma la edil de este departamento, Doris Courcelles. “Tenemos varios dispositivos de vigilancia, como los bomberos de la Generalitat o Protección Civil, que vigilan tanto desde Xàbia como desde otros puntos de la comarca como Gata o Jesús Pobre”.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.