LA MARINA PLAZA

Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Viernes, 21 Julio, 2017

Mísia brilla con luz propia en la primera jornada de Música al Castell de Dénia

  • Acompañada de sus magníficos músicos, la cantante portuguesa llegó a la capital de la comarca para demostrarle a su público que, tras dos décadas y media de exitosa carrera, sigue teniendo la misma vitalidad y entusiasmo que siempre
  • El repertorio fue un elegante coctel de fados tradicionales, canciones compuestas por ella misma y temas sustentados en la palabra de poetas de la talla como Pessoa, Saramago o Lobo Antunes

Tras un año de ausencia debido a las reformas en el castillo, el festival Música al Castell regresó a su sede habitual. Vecinos de Dénia, gente de la comarca y numerosos turistas nacionales y extranjeros, colgaron el cartel de ‘lleno’ en la primera jornada de esta decimosexta edición.

Mísia.

Este jueves una estrella se vio junto a la explanada del castillo de Dénia. Era Mísia, la cantante de fado portuguesa, que brilló con luz propia. Acompañada de sus magníficos músicos — Pedro Santos al acordeón, José Manuel Neto a la guitarra portuguesa, Daniel Pinto a la viola de fado y Fabrizio Romano al piano—, Mísia llegó a la capital de la comarca para demostrarle a su público que, tras dos décadas y media de exitosa carrera, sigue teniendo la misma vitalidad y entusiasmo que siempre.

Y el público, cómplice de la artista y parte integrante del espectáculo, así lo percibió. Con una puesta en escena sobria, la portuguesa quiso mostrarse de lo más sutil, de pie, firme e inmóvil, para dar protagonismo a la música y la voz. Presentó su actuación ‘Del primer fado al último tango’, una recopilación en la que la cantante nacida en Oporto reinterpretó algunos de sus temas más significativos.

El repertorio fue un elegante coctel de fados tradicionales, compuestos por ella misma, u otros que se sustentan en la palabra de poetas de la talla como Pessoa, Saramago o Lobo Antunes. Pero Mísia fue mucho más allá y se adueñó de otros géneros. Cantó en castellano el intenso tango Naranjo en flor o la copla María la Portuguesa, que Carlos Cano compuso para la gran cantante del fado Amalia Rodrigues, a la que Mísia dedicó el tema.

En italiano se atrevió una canción napolitana, en francés con el tema Chanson D’Héléne a dúo con la voz en off de un grande como Iggy Pop, y en inglés con una versión con guitarras del conocido tema de la película Casablanca, As time goes by.

Entre canción y canción también hubo lugar para la palabra, en sus intervenciones Mísia se metió, sin duda, al público en el bolsillo. Reflexiones sobre el amor y el desamor, la vida, las penas, la literatura, el oficio de cantante o la situación de las mujeres, cuestiones todas que engarza a través del relato de anécdotas personales de una cantante cosmopolita e inquieta que ha tenido una vida intensa.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.