LA MARINA PLAZA

Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Lunes, 17 Julio, 2017

Dos hijos de Dénia en el horror de Mauthausen

  • Asensio Vives Roselló y Jaime Crespo Vives lucharon en la Guerra Civil, fueron capturados en Francia y acabaron asesinados en el infierno nazi
  • Vives pereció a los pocos meses de ingresar en el campo, pero sus hijos no lo supieron oficialmente hasta la década de los 70
  • Desde Bergen Belsen, Crespo envió a su familia en Dénia una fotografía con la cabeza rapada y una carta en la que les rogaba comida

Asensio Vives en la época de la Guerra Civil.

Asensio Vives Roselló y Jaime Crespo Vengut nacieron en Dénia, lucharon por sus ideales y fueron a morir a una de las fábricas de los horrores que sólo el terrible siglo XX pudo deparar, el campo de concentración nazi de Mauthausen. Sus nombres, y los del resto de 7.000 españoles, 402 valencianos y 18 vecinos de la Marina Alta que fueron allí asesinados no deberían ser olvidados nunca. Para que la historia no se repita. Y porque nadie merece morir así.

Por fortuna, Asensio Vives Roselló y Jaime Crespo Vengut siguen siendo recordados. Por sus descendientes que viven en la misma Dénia que ellos habitaron. Y por los investigadores y entidades que siguen porfiando por recuperar la memoria de aquel campo de concentración que estuvo en funcionamiento prácticamente durante casi toda la Segunda Guerra Mundial, entre 1941 y 1945, en Austria y que fue conocido como el campo de los españoles.

Por todo ello, sobran más preámbulos. Sólo es necesario evocar una vez más sus biografías.

Asensio Vives Roselló (1896-1941)

Otra imagen de Vives, ésta realizada en Dénia.

De investigar la trayectoria de Asensio Vives Roselló se ha encargado uno de sus descendientes, el arqueólogo Josep Ahuir. Vives Roselló nació en la dianense calle de Sant Cristófol en 1896. Tuvo tres hermanos, uno de los cuales, carabinero, fue encarcelado después de la Guerra Civil y puesto en libertad al poco tiempo, y dos hijos, cuyos descendientes siguieron viviendo en Dénia.

El padre de Asensio Vives también fue un carabinero de Benissa que murió cuando él todavía era un niño. A los 8 años trabajó en las fábricas pero cuando tuvo la edad reglamentaria y al ser hijo de guardia civil pudo entrar en ese cuerpo de seguridad y pasó por diversos cuarteles. La proclamación de la II República en 1931 le pilló en Tavernes. Allí mando a su mujer comprar una bandera republicana y hacer vestidos para sus dos hijos pequeños y para su sobrina, la abuela de Ahuir.

Al estallar la Guerra Civil, marchó al frente. No se sabe con qué destino. Sí que le dieron galones y que durante el conflicto regresó a Dénia con grado de teniente para visitar a su familia. Fue la última vez que estuvo en su ciudad natal, donde dejó dos niños de alrededor de doce y diez años cuidando una madre inválida.

Según relata Ahuir, los hijos de Asensio Vives crecieron sufriendo la represión franquista y «siempre fueron vigilados con lupa por ser hijos de un desertor». De hecho, no tuvieron constancia oficial de la muerte de su padre hasta 1970. «Más de veinte años de incerteza».

Concluida la Guerra Civil, el fatídico destino de Vives puede rastrearse en las fichas del Amical de Mauthausen y otros campos. Es seguro que pasó a Francia donde fue capturado, probablemente ingresado en el campo de concentración de Barcarès e integrado en la Compañía de Trabajadores Extranjeros francesa formada por prisioneros de guerra en el frente.

Subcampo de Gusen.

Después, cayó en manos de la Gestapo en Viena y fue enviado a Mauthausen en un tren que partió el 7 de abril de 1941 con 200 republicanos a bordo, de los que morirían 102.

En Mauthausen Asensio Vives fue el prisionero número 81139. Fue trasladado al subcampo de Gusen (que dependía de la misma dirección de las SS que Mauthausen) el 20 de octubre de 1941 y pereció allí muy poco tiempo después, el 26 de noviembre de aquel mismo año.

Jaime Crespo Vengut (1892-1942)

 

Diversas fotografías del horror en el campo.

De rescatar la memoria de Jaime Crespo Vengut se ha encargado Bernat Cardona, quien es su sobrino-nieto. Jaime Crespo nació en Dénia en 1892 y fue el tercero de cuatro hermanos. Trabajó junto a otro de sus hermanos, Francisco, como estibador en el puerto de Tarragona. Los dos pertenecieron al sindicato de la CNT..

Terminada la Guerra Civil, Jaime Crespo también acabó en el campo francés de Barcarès. Tras la caída de Francia fue trasladado a una compañía de trabajo de Bergen Belsen. Fue por aquella época en la que llegó a su casa familiar en Dénia una carta suya con una fotografía, puede que enviada por la Cruz Roja, que se ha perdido.

«Mi padre –añade Cardona– recuerda que en aquella foto él aparecía con la cabeza completamente rapada, con un número adherido a la ropa y un cordel sujetando alguna pieza de ropa». En aquella misiva, Jaime Crespo pedía comida a su familia. Pero por desgracia, España atravesaba por la dura y famélica posguerra y los suyos «le pudieron mandar más bien poco, algunas almendras y pasas, lo que había». Después, dejó de escribir.

En Mauthausen, Jaime Crespo fue el prisionero número 1071. Murió el 21 de abril de 1942.

Todos los nombres de la Marina Alta

El día de liberación de Mauthausen, en 1945.

El documental Estació de Peatge impulsado por el colectivo cultural Sortits Res de Teulada, el cineasta Eduard Torres o la nueva Associació per la Memòria Històrica de Pego, que realizó un homenaje en abril a los cinco pegolinos muertos en Mauthausen, son algunas de las entidades y personas que han porfiado por recuperar el recuerdo de todos los vecinos de la Marina Alta asesinados en el campo. Procedían de Beniarbeig, Benimaurell, Benimeli, Calp, Castell de Castells, Dénia, Pedreguer, Pego y Xàbia. Sus nombres eran:

1. MOLL RIBES, José

2. MENGUAL OLIVER, Juan Bautista

3. GINESTAR GINESTAR, Manuel

4. TUR IBARS, José

5. TUR TUR, Jaime

6. MOLTO PÉREZ, Alfredo

7. CRESPO VENGUT, Jaime

8. PÉREZ BOLUFER, Vicente

9. RAMIS GRIMAL, José

10. VIVES ROSELLÓ, Asensio

11. CARRIÓ MARSAL, José

12. CERVER MORELL, José

13. SENDRA ESCRIBÁ, Vicente

14. SENDRA MORELL, Andrés

15. SENDRA SENDRA, Carlos

16. BAS SOLER, Juan Bautista

17. CARDONA ESPASA, Bartolomé

18. FRANQUEZA ALENTADO, Pascual

Mostrando 4 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Jacinto Moragues Mauri dice:

    José Tur Ivars (equivocadamnete le ponen Ibars), también de Calp, tenía como apodo Sellaraca y huyó al extranjero porque estaba acusado de ser uno de los asesinos de dos personas: Francisco Zaragoza (sacristán) y Miguel Roselló (antiguo alcalde). Efectivamente, este calpino murió en Mauthausen.

  2. Jacinto Moragues Mauri dice:

    Jaime Tur Tur era de Calp (de apodo Jaume el Chacal) ingresó a finales de 1944 en el campo de Flössenburg y cuando se acercaban los aliados en abril de 1945, decidieron trasladar a los presos a Dachau (unos 14000), pero tuvieron que abandonar a los mas enfermos (3000-4000), entre ellos a Jaime Tur Tur, que fue liberado en estado moribundo, pero se recuperó, y en los años 50 regresó a Calp. Yo lo conocí y hablé con él muchas veces, y me contaba las palizas recibidas por la Gestapo porque él les daba un nombre falso. Se colocó de portero en el Hotel Salinas, propiedad de la familia Mas, y en Calpe terminó sus días.

  3. Pilar Lucas Calvo dice:

    Estos señores estuvieron con mi tio. Prisionero numero 11805.Manuel Lucas Martinez, yo nunca los olvidaré mientras viva. Asesinado sin piedad el 26 de Enero del 1942. Nunca os olvidaré. Jamás valientes

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.