LA MARINA PLAZA

Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 12 Julio, 2017

Nuevo proyecto para el Castillo de Dénia: excavar y rehabilitar la parte oriental de la fortaleza

  • Una intervención «a gran escala» permitirá excavar hasta una cota de 7 metros en El Vergerol para conocer la evolución del monumento a lo largo de diez siglos
  • Se pondrán en valor la Torre del Mig, la muralla nazarí, el baluarte renacentista y la senda de acceso a la zona, degradada por las explosiones que sirvieron para construir el puerto
  • A corto plazo, se mejorará la seguridad del recinto y se eliminarán más pinos

Aspecto actual de El Vergerol, en el recinto del castillo.

Una vez que la rehabilitación de las escaleras del Palau del Governador se halla prácticamente ultimada, el Castillo de Dénia mira hacia nuevos proyectos de futuro: que, en este caso, quiere decir seguir recuperando un pasado de siglos. El arqueólogo municipal, Josep Antoni Gisbert, señaló que el municipio presentará a las ayudas culturales del Ministerio de Fomento –las mismas que han servido para remozar la citada escalinata– un proyecto para excavar y poner en valor la parte oriental de la fortaleza conocido como El Vergerol.

Se trata de una de las zonas menos conocidas del monumento, hasta el momento vetada o de muy difícil acceso para visitantes y estudiosos. Gisbert explicó que el objetivo de la intervención consiste en excavar unos siete metros de nivel arqueológico hasta la base de algunas de las estructuras más antiguas del recinto, la muralla califal, que es del siglo X, y la Torre del Mig, originaria del XI y rehabilitada unos trescientos años más tarde.

La excavación ofrece así impresionantes posibilidades para el conocimiento histórico del castillo y por lo tanto de la ciudad. En El Vergerol existen vestigios que abarcan una cronología de diez siglos, todo un milenio, empezando por la época califal y siguiendo por la fundación de la taifa islámica y el Renacimiento hasta concluir en la era moderna.

Vista del puerto y de la ciudad desde la parte de la fortaleza que será sometida a la intervención.

Dénia llevaba mucho tiempo suspirando por esta «excavación integral», consciente de que en su propia fortaleza todavía quedan muchos secretos que sacar a la luz. «Podremos conocer la evolución de la fortaleza entre los siglos X y XIX y recuperar niveles arqueológicos de distintos elementos arquitectónicos», agregó Gisbert.

Entre esos elementos, muchos de los cuales podrán ser rehabilitados, se encuentra la senda de acceso a toda la zona, que es de carácter renacentista y se halla en precario estado, como tantas otras partes del castillo afectadas por las explosiones con dinamita que sirvieron para extraer bajo la muralla norte las piedras para construir la escollera del puerto, en la primera parte del siglo XX.

La senda renacentista.

Esa senda conducía al denominado baluarte oriental, que de igual forma es de origen renacentista y que también será puesto en valor. Lo mismo sucederá con la propia Torre del Mig –«conoceremos cómo era hace un milenio»–, la muralla nazarí del siglo XIV o la conocida como Puerta de Hierro o del Vergerol, que daba acceso a toda esta zona desde la parte superior de la alcazaba.

A la izquierda, la Puerta de Hierro. A la derecha, la muralla nazarí.

Ya hay antecedentes de que con esta intervención «a gran escala» van a encontrarse muchas cosas. En una excavación parcial efectuada en los años ochenta pudieron localizarse en este entorno del recinto restos de una casa de origen andalucí junto a un aljibe y piezas de cerámica.

Nuevas señales, más seguridad y menos pinos

Visión parcial de las escalinatas del Palau del Governador, la última gran obra en la fortaleza.

Además de los proyectos pretéritos o futuros subvencionados con fondos del Estado, el Plan Confianza de la Generalitat que por fin y tras años de espera ya se ha puesto en marcha en el municipio también incluye actuaciones en el Castillo. Las mismas permitirán una nueva señalética que sustituya a la actual, muy desfasada y ya poco operativa para guiar al visitante.

Además, se completa una nueva deforestación parcial para eliminar más pinos que siguen tapando partes esenciales de la fortaleza o que afectan a la integridad de sus murallas.

Gisbert anunció que también se pretende mejorar la seguridad en algunas zonas del castillo que ahora suponen un riesgo notable de caída o percances mediante la colocación de pasarelas o barandillas integradas en este conjunto histórico.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.