LA MARINA PLAZA

Baleària Dénia
Periodismo, pase lo que pase

Cuando las jarras y las cazuelas de toda la Marina venían de Orba y de Orbeta

  • Nace la Ruta del Fang con el fin de rescatar del olvido aquel oficio tradicional clave para la economía del municipio hasta la primera parte del siglo XX y del que todavía quedan algunos trabajadores
  • Los primeros itinerarios en valenciano e inglés han resultado un éxito
  • También se ha abierto una exposición en el único taller que aún queda en pie en Orbeta, el de casa d’Electo

Ruta del fang, en su versión en valenciano.

Exposición de productos en Orbeta.

Hubo un tiempo en el que no había plástico ni aluminio. Pero hubo factorías, y gente que trabajó, en ellas, que fueron fundamentales para que los hogares contaran con cántaros, jarras, macetas, cazuelas y otra vajilla de fuego forjadas con cerámica de barro. Y eso se hizo en Orba y se hizo en Orbeta.

Hasta la primera parte del siglo XX y según señala Maria José Berenguer, Orba y Orbeta fueron los referentes comarcales para abastecer de esos productos a las poblaciones de Marina Alta y Marina Baixa. El oficio de alfarero resultó así imprescindible para la vida cotidiana y a su alrededor “giraba la actividad económica de prácticamente toda la población de los dos núcleos”. Después, la modernidad y sus nuevos materiales fue poniéndole sordina a aquella forma de vida.

De hecho, la producción en Orbeta, que era de cazuelas, acabó definitivamente hacia 1950. La de Orba, de cántaros, jarras y material de construcción aún ha perdurado, si bien ya únicamente en dos talleres.

Pero ahora ha surgido un modo de recuperar aquel mundo en todo su esplendor. O al menos de evocar su memoria. Hace dos años comenzó a gestarse la Ruta del fang por Orbeta, un proyecto nacido en el marco de la IV Setmana Cultural de ese núcleo “que pretende rescatar del olvido ese oficio tradicional y ponerlo en valor” con la ayuda imprescindible de la gente mayor “ya que todavía contamos con antiguos trabajadores que nos están ayudando”, agrega Berenguer, quien es una de las organizadoras de la ruta.

Y tal empeño ya ha dado sus primeros frutos. Hace unos días se organizó por primera vez en Orbeta una ruta guiada por esta población en la que se realizó un recorrido por los restos de las cazolerías o alfarerías y por las estructuras que las conformaban: las balsas, los talleres y los hornos.

Ruta en inglés.

Ruta en valenciano.

Fueron dos itinerarios, el primero en valenciano y el segundo en inglés. Y la participación resultó “masiva”, ya que asistieron más de cuarenta personas a cada una de las rutas.

El único taller que todavía sigue en pie

También se ha realizado una modesta exposición de cazuelas y otros objetos elaborados en las alfarerías de Orbeta, en uno de los antiguos talleres, el de la casa d’Electo. Este edificio es el único taller que queda en pie y por esa razón es una muestra insustituible de cómo eran este tipo de factorías en el municipio. Ya han pasado centenares de personas por la muestra.

Una posible sinergia con otra ruta, la de los Riuraus

Cuando en julio del pasado año el Ayuntamiento de Orba suscribió su adhesión a la Ruta dels Riuraus, que cuenta con una quincena de poblaciones en la Marina Alta además de la de Ròtova, en la Safor, se abrió el debate de combinar este itinerario de índole comarcal con el del fang que ahora se ha puesto en marcha en Orbeta.

Se abre así un enorme abanico de posibilidades. Según se puso de manifiesto en aquel julio de 2016, Orba cuenta con el Sequer de Verdú, riurau del siglo XIX, y otros seis sequers o riuraus donde se puede apreciar la belleza de la arquitectura rural valenciana y su tradición alfarera en relación con la elaboración de la pasa.

Pues bien, las tejas que cubrían los riuraus o las piezas que se colocaban entre los cañizos donde se secaba la uva en toda la comarca se elaboraban precisamente en las alfarerías de Orba, que como centro productor de cerámica de barro abastecía a la comarca también por supuesto en los tiempos de esplendor de la pasa.

Y fue por eso que el alcalde de Orba, Ignasi Cervera, apuntó la posibilidad de que “surjan sinergias que permitan crear una Ruta del Barro que se combine con la de los riuraus”.

Deja tu comentario

Etiquetas: , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.