LA MARINA PLAZA

Fira Ondara 2017
NO + VIOLENCIA DE GÉNERO
Publicado: viernes, 16 junio, 2017

Ola de calor: Los padres del colegio de Sagra compran ventiladores para el aulario ante la ausencia de aire acondicionado

  • El centro estuvo apunto de suspender las clases ayer, cuando el termómetro alcanzó los 32º con una humedad del 68%, lo que se traduce en una sensación térmica de 38º, once más de lo que marca la normativa
  • Maestros y AMPA piden soluciones a la inspección educativa y al ayuntamiento; la asociación de padres está dispuesta a pagar los refrigeradores, pero denuncia que el ayuntamiento se niega para no hacerse cargo de la factura eléctrica

La ola de calor empieza a hacer estragos en los colegios de la comarca. Muchos de ellos siguen, a estas alturas de siglo, sin instalación de aire acondicionado, y las temperaturas que se alcanzaron ayer hacen, en esas condiciones, casi una epopeya aguantar una jornada lectiva. Es lo que sucedió, por ejemplo, en el aulario de Sagra del Colegio Rural Agrupado (CRA) La Rectoría. Tanto, que a punto estuvieron de suspenderse las clases.

El aulario de Sagra del CRA La Rectoria.

Ya hace tiempo que tanto la inspección educativa como el ayuntamiento están sobre aviso en relación a los problemas que se producen cuando suben más de lo previsto las temperaturas. Los padres de los alumnos, que son precavidos, acostumbran a llevar al aulario ventiladores de sus casas. El miércoles, viendo venir la ola de calor, el AMPA compró otros dos que se estrenaron ayer. Pero aún así es complicado dar clase. Para los alumnos, y también para los maestros. “Ha sido un día sofocante… temperaturas muy altas que con la humedad hacen insoportable estar en el aula”, explicaba anoche la tutora de primaria y encargada del aulario, Marola Pina.

Y es que ayer se alcanzaron en las aulas los 32 grados, que, unidos a una humedad del 68%, dejaban una sensación térmica de 38 grados. A este respecto, la maestra recordaba que “hay una normativa que establece que la temperatura máxima tiene que ser de 27 grados, porque estar fuera de estos parámetros supone un riesgo para la salud”.

En esta lucha por lograr que se dote al aulario de aire acondicionado, profesorado y padres de alumnos están juntos desde hace tiempo. Raquel Waylett es la presidenta del AMPA. Lamentó que haya tenido que ser la asociación de padres y madres la que se hiciera cargo de comprar dos ventiladores, “porque ni para eso se han querido hacer cargo”. La inspección educativa es conocedora de la situación desde años anteriores. También el ayuntamiento.

Tanto Waylett como Pina aseguraron que se ha propuesto al consistorio que sea la asociación de padres quien costee la instalación del aire acondicionado. Pero aseguran que el ayuntamiento se niega. “El AMPA -dice su presidenta- se ha ofrecido a hacer rifas, loterías, etc, para comprar los aparatos, pero el ayuntamiento tampoco se quiere hacer cargo del gasto en la factura eléctrica”.

Tal es el malestar que incluso se ha llegado a plantear dar las clases en estos casos en el salón de plenos del ayuntamiento, “el único sitio donde hay aire acondicionado, pero hay escaleras y no está en condiciones para los más pequeños”, señaló la presidenta del AMPA.

 

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.