LA MARINA PLAZA

Bodegas Xaló vinos vins 2017
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Domingo, 4 Junio, 2017

Sonja Dietz: «Nos decepcionó que no hubiera más gente en la concentración por el tren. ¿Dónde estaban los jóvenes?»

PRESIDENTA DEL CERCLE EMPRESARIAL DE LA MARINA ALTA (CEDMA). Entrevista

«Hoy nadie quiere volver al boom de la construcción, ni siquiera los promotores. Hay otras alternativas, la rehabilitación, el diseño…»

«Si ya de por sí el tráfico en Dénia es caótico, habrá que tener mucho cuidado con las obras programadas para este verano»

«Hay que abrir la reivindicación por el ferrocarril Dénia-Gandia a otros sectores, ir a los colegios, buscar el apoyo de las AMPAs y que al fin nos oigan en el ministerio»

–¿Se sintió defraudada por el hecho de que la concentración celebrada hace unas semanas a favor del tren Dénia-Gandia no fuera más multitudinaria?

–Tenemos claro que hay que seguir luchando. Por supuesto nos decepcionó que no hubiera habido mucha más afluencia de gente. Está claro que sí asistieron muchos representantes institucionales y de la política, pero faltaron ciudadanos. Hemos de hacer autocrítica, ver en qué hemos fallado.

–Y, ¿en qué se falló?
–Primero, dejamos enfriar el gran momento de la indignación de la ciudadanía, que fue cuando el año pasado nos quedamos sin TRAM y además Fomento dijo que el Tren de la Costa [que comprende el tramo Dénia-Gandia] no era rentable. Además, quizás la convocatoria fue demasiado rápida, hubo un solo mes para prepararla, nos limitamos a convocar por las redes sociales y quizás faltó algo más físico, inundar la ciudad de carteles… Y me sorprendió que no acudieran más jóvenes a la concentración de Dénia, más estudiantes. Ellos son los más interesados en el tren, gente de 18, 19, 20 años que han de estudiar en València y lo necesitan. ¿Dónde estaban los jóvenes en aquella manifestación?

–Pero desde el CEDMA van a seguir movilizándose…

–Por supuesto. En cuanto pase el verano, vamos a convocar nuevas movilizaciones en otras ciudades, en Oliva, cuyo alcalde es un gran defensor del tren, en Gandia… Seguimos en contacto con las asociaciones empresariales de la Sabor y creemos que es necesario abrir la reivindicación a mucha más gente, a más sectores sociales, ir a los colegios, buscar el apoyo de las Ampas… Necesitamos un gran respaldo social para que nos oigan de una vez en el Ministerio.

«En poblaciones de la comarca como Moraira o Benissa el movimiento en la construcción es ya impresionante. Eso no pasa en Dénia y hay empresarios que se están marchando de esta ciudad»

–En materia de urbanismo, ustedes se enfadaron mucho cuando se enteraron de que no se iba a aprobar el Plan General de Dénia en la pasada legislatura. ¿Siguen igual de indignados ahora?

–Estaban muy enfadados sobre todo los promotores y constructores. Nos hubiera gustado que el Plan General se hubiera acabado antes de las elecciones y haber aprovechado los dos años de trabajo que se habían efectuado hasta entonces y que se han perdido. Ahora estamos muy atentos a los plazos que ha marcado el nuevo gobierno. Tienen que tener preparado un documento antes de que acabe 2017 y nuestra tarea es controlar y fiscalizar su labor.

–Para el sector de la construcción, ¿la eterna indefinición en el planeamiento urbanístico de Dénia es muy grave?

–Los empresarios se están buscando otras patas, otras alternativas, algunos se están marchando a otros municipios. Cuando uno va por la comarca ve que el movimiento de la construcción en algunas localidades, como Teulada-Moraira o Benissa, es impresionante. Aquí en Dénia no se ven esos movimientos.

«No nos gusta Gata Residencial, ni Torrevieja. No queremos cementerios de hormigón»

–Pero, después de la crisis provocada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, ¿no hay otras alternativas económicas para el futuro de la Marina Alta?

–Aquí nadie quiere un regreso al boom de la construcción. Ni siquiera los promotores, que son conscientes de que ya no se puede colmatar más terreno ni de que aquí todo vale, ni de hacer un cementerio de hormigón. Nadie quiere  volver a eso, vemos lugares como Gata Residencial o Torrevieja y no nos gustan. Hay otras perspectivas. Pienso en la rehabilitación, que va a ser un sector muy importante porque las viviendas han envejecido, muchas ya no cumplen con los actuales requisitos legales. También en la decoración, el diseño, obras de mejora en las escenas urbanas de las ciudades. Hace años que eso se ya se está produciendo en Holanda o en Alemania y pasará también aquí y van a ser negocios que darán mucho trabajo. Hemos de abogar por el desarrollo sostenible.

–Y, ¿más allá del sector inmobiliario?

–Me interesa mucho todo el movimiento que se está produciendo en la comarca alrededor de la agricultura, los mercados de la tierra, las bodegas… Es un futuro para gente joven que se quiere profesionalizar en ese terreno y son profesiones dignas, importantes, que muestran además un amor por la tierra. Pero también hay dificultades ahí. Es muy curioso que el otro día un experto dijera que desde 2014 el número de tierras dedicadas al cultivo del vino se habían reducido. Es preocupante.

«Las obras en el Camí del Cementeri están muy bien porque ésa es ahora la autopista de la vergüenza, pero para este verano hay que buscar un acceso alternativo que puede ser el Camí de Gandia»

–Esta semana usted y la presidenta de Aehtma, Cristina Sellés, mantuvieron junto a otros representantes de ambas asociaciones una reunión con el alcalde y la concejala de Urbanismo de Dénia respecto a las obras del Plan Confianza que están a punto de empezar. ¿Les preocupa que este verano sea un desastre en Dénia?

–Uf. Si ya de por sí el tráfico en esta ciudad es caótico en temporada alta pues con las obras… Va a haber que tener mucho cuidado para que el colapso no sea total. Esa reunión fue positiva y sin crispación. Nosotros estamos a favor de esas obras, creemos que son buenas y que mejorarán el nivel de vida de los que vivimos en Dénia. Pero hay que tomar precauciones. El alcalde ya tiene claro que ha de existir una coordinación exquisita con la Policía Local para evitar ese caos. Le pedimos además que las obras se hagan a la vez, que no se prolonguen en el tiempo.

–Por esas obras Dénia se va a quedar provisionalmente sin uno de sus accesos, el Camí del Cementeri…

–La adecuación de esa carretera es más que necesaria, porque su estado es pésimo. Yo la llamo la autopista de la vergúenza. Pero claro, teniendo en cuenta que en verano la carretera de las rotondas [la autovía de Ondara, principal acceso a Dénia] también se colapsa, habrá que buscar una entrada alternativa que debe ser el Camí de Gandia. Y se habrá de señalizar muy bien y dar mucha información a los visitantes. También nos preocupan las obras de l’Arxiduc Carles, porque es otro acceso al centro de la ciudad así como las de la lonja. Esta última ya no sólo por el tráfico que pasa por el puerto, sino también porque es nuestra postal, nuestra imagen. Pedimos al ayuntamiento que se utilizaran unas lonas para tapar los trabajos, pero nos dijo que ya no se podía hacer, que el presupuesto estaba cerrado y no hay dinero.

«Alguna vez en Dénia nos tendremos que acostumbrar a que no se puede llegar en coche hasta pleno centro de la ciudad»

–Mucha gente, incluso partidos de la oposición, critican que las obras se vayan a hacer precisamente ahora.

–Nosotros lo preguntamos en la reunión y la razón es que se quiere evitar es que las obras afecten al periodo estival de 2018 ya que para entonces hay previstos proyectos vinculados a Dénia, ciudad creativa de la gastronomía.

–Más allá de esta problemática, subyace el eterno problema del tráfico en Dénia…

–Yo creo que en algún momento esta ciudad tendrá que mentalizarse de que no se puede llegar hasta el mismo centro de la ciudad en coche. Para ello, claro, hay que potenciar el aparcamiento y en esa reunión el ayuntamiento subrayó la intención de crear dos nuevos parkings, uno de ellos frente al actual restaurante Federico. Pero hay que ir más lejos: en muchas ciudades europeas el centro de las poblaciones está cerrado al tráfico pero se ve como algo positivo, porque es un placer caminar por sus calles y esa es la mentalidad en la que tenemos que avanzar.

El aparcamiento frente al Hotel Costa Blanca convertido en un parque de juegos y adecentar el antiguo solar del ambulatorio con fotos históricas de Dénia

Durante la reunión que mantuvieron los empresarios en el Ayuntamiento de Dénia con el alcalde salieron a colación dos cuestiones más. Por un lado, el consistorio anunció como inminente la conversión del parking ubicado frente al Hotel Costa Blanca como un parque de juegos, ejecutando así el verdadero rango que este solar tiene en el planeamiento de la ciudad y que es el de zona verde.

Por otra parte, el ayuntamiento ha seguido manteniendo conversaciones con el Ministerio de Hacienda para solucionar el destino del solar que en su día ocupara el ambulatorio de Marqués de Campo, ahora mismo una herida urbanística en pleno centro. Pero al respecto siguen habiendo malas noticias. En la última reunión mantenida por representantes municipales en Madrid, el ministerio se mostró reacio ya no sólo a que Dénia pueda usar esa parcela para alguna dotación pública sino incluso a dar permiso para que el ayuntamiento pueda adecentarla.

Por el momento, según Dietz, ni siquiera se puede llevar adelante el proyecto de cubrir el vallado del solar con fotos históricas de Dénia, justo cuando se conmemora el centenario de la apertura de la calle Campo al mar.

 

Mostrando 1 Comentario
Danos tu opinión
  1. Viviane dice:

    Sonja Dietz: «Nos decepcionó que no hubiera más gente en la concentración por el tren. ¿Dónde estaban los jóvenes?»
    y los extranjeros, culpa vuestras siempre ponéis los anuncios y carteles en valenciano, aquí en Denia viven muchos turistas nationales y extranjeros, hemos aprendido el Español es a decir el castellano pero no el valenciano, si queréis que participamos mas a la vida de este pueblo hay que tener una mente mas abierta y publicar en castellano.
    Un saludo
    Viviane

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.