LA MARINA PLAZA

Orba La Vetlaeta 2017 cine teatre música senderisme
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Sábado, 3 Junio, 2017

Centro de salud de Gata: tres años con la puerta rota y sin celador por las noches

  • La entrada principal está estropeada y no se puede cerrar, y en ocasiones el ambulatorio se queda abierto y vacío por la noche si el personal de guardia tiene que salir a una urgencia

El 5 de mayo de 2014 apareció una nota informativa en el Centro de Salud de Gata en la que se informaba de que, de forma provisional, no habría personal de apoyo/celador durante la noche. Pasado el tiempo, la provisionalidad se consolidó como definitiva. Eso se unía a que, hace más de tres años, la puerta de entrada al recinto se hundió debido al peso y, tras un intento fallido de arreglarlo, así se quedó hasta hoy.

La entrada al centro de salud de Gata.

La conjunción de ambas circunstancias, la falta de celador y una puerta que no cierra, “puede tener consecuencias nefastas”, según señalan fuentes sindicales, que trasladan el malestar de los trabajadores. Una de ellas es que el equipo de Urgencias, constituido en este caso por un facultativo y un enfermero, en ocasiones tiene que abandonar el centro de salud para atender una urgencia vital a domicilio, dejando el mismo abierto pero sin ningún profesional a cargo.

Esta circunstancia, plantean las mismas fuentes, puede llegar a provocar situaciones no deseadas. “Si en ese momento acude alguien al centro por una urgencia y no encuentra a nadie, ¿qué debe hacer?¿Deberíá llamar al 112?¿Debería esperar?”

El caso es que durante estos tres años, las demandas de solución por parte de los sindicatos a la concesionaria Marina Salud han sido reiteradas, pero no han hallado solución.

Otra posible consecuencia es que entre en el centro de salud alguna persona con malas intenciones, encontrando a los profesionales ocupados con pacientes, o simplemente descansando. Hay que apuntar, a este respecto, que los equipos de guardia de los centros de salud trabajan 24 horas seguidas, por lo que cuando no están atendiendo una urgencia es lo habitual que aprovechen para dormir. Por tanto, no habiendo celador, “si tanto el facultativo/a como el enfermero/a están durmiendo y alguien entra al centro de salud, por ejemplo un borracho. ¿Qué puede pasar?”. Otra pregunta que los representantes de los trabajadores dejan en el aire, a la espera de respuesta.

Deja tu comentario

restaurante Els Paellers paellas a leña



Etiquetas: , , , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.