LA MARINA PLAZA

visauto mercedes denia xàbia javea benissa
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 17 Mayo, 2017

El gobierno de Dénia saca adelante el presupuesto sin votos en contra y con el apoyo de GDCU y Podemos

  • Partido Popular y Ciudadanos optan por la abstención, y los portavoces coinciden en reconocer que el ejectivo ha dado este año más participación al resto de grupos para la elaboración de las cuentas

El gobierno de Dénia pasaba hoy la siempre complicada prueba de presentar a aprobación los presupuestos en una ciudad en la que tradicionalmente este asunto divide a la corporación en dos bloques. Y esta vez hay que decir que el ejecutivo PSPV-Compromís saca adelante su proyecto de cuentas para el año 2017 con cierta comodidad: sin ningún voto en contra y con el apoyo de dos de los partidos de la oposición, como GDCU y los dos concejales no adscritos, de Podemos.

El edil de Hacienda, Paco Roselló, durante una de sus intervenciones en el pleno.

Con ello, 17 de los 21 concejales de la corporación daban el sí al presupuesto, y solo cuatro (los de PP y Ciudadanos) optaban por la abstención. De hecho, los distintos grupos han aplaudido que, en esta ocasión, se ha avanzado en cuanto a dar participación a los partidos de la oposición en el debate previo de las cuentas, si bien matizando que todavía hay que profundizar más en esa línea.

Hay que decir, no obstante, que se trataba de la aprobación provisional del presupuesto, que abre el periodo de alegaciones, con lo que alguno de los grupos podría variar el sentido de su voto cuando llegue el momento de la aprobación definitiva.

El concejal de Hacienda, Paco Roselló, expuso las líneas generales de un presupuesto que asciende a 58 millones de euros y que, destacó, “se ajusta a la realidad de la situación económica actual y a los objetivos del equipo de gobierno de mantener el gasto social e invertir en patrimonio de la ciudad”.

Por la oposición, el primer en intervenir fue el edil Sergio Benito, de Ciudadanos, y lo hizo para “agradecer” al equipo de gobierno “el buen trabajo realizado”, por cuanto “es la primera vez, e incluyo la pasada legislatura, que veo más transparencia y colaboración con el resto de grupos para la elaboración del presupuesto”. Aunque añadió que aún se puede “mejorar” en esa línea.

El concejal Sergio Benito (C’s) en el uso de la palabra.

En cuanto al fondo, Benito señaló que los presupuestos son “correctos, aunque no son exactamente los que hubiéramos hecho nosotros”. Finalmente su partido se abstuvo porque, aun celebrando que se ha acogido su propuesta de poner en marcha un servicio de autobús para la zona del Montgó, no se incluye la de que sea la Generalitat quien se haga cargo de la gestión de la residencia de ancianos.

Al revés sucedió con Miguel Llobell (GDCU). Su intervención fue más crítica con el proyecto presupuestario, pero, sin embargo, su partido acabó votando a favor. En este sentido, criticó que las cuentas mantienen “la misma tónica” que las de años anteriores, “escudándose en la herencia recibida”, y reprochó al equipo de gobierno que no se hubieran aprobado antes del 31 de diciembre, como se había comprometido. Sobre esta cuestión, Paco Roselló volvió a explicar que el presupuesto se ha demorado porque el 22 de diciembre llegó la sentencia que condena a pagar 10,1 millones (más costas e intereses) por la expropiación de suelo de la finca de la Baronesa en 1997 para abrir la avenida de Ramón Ortega; un fallo judicial que trastocó los presupuestos cuando estaban ya elaborados y que ha impedido aprobarlos hasta que se ha firmado el convenio con los propietarios. Y eso fue dos semanas atrás, apostilló el alcalde, Vicent Grimalt.

La portavoz de GDCU, Pepa Font, mira a su compañero de grupo mientras éste interviene en el pleno.

En cualquier caso, Llobell también reconoció que este año ha habido un mayor esfuerzo por dar participación al resto de grupos, pero criticó otras cuestiones concretas del presupuesto: la “merma en partidas importantes” de Medio Ambiente y Parques y Jardines; que “no tienen una vertiente social”, en alusión a que ha disminuido el número de beneficiarios de las ayudas de comedor escolar; que baje un 13% el presupuesto para Protección Civil; que la cantidad destinada a inversiones es, a su juicio, “insignificante”; o que se mantienen “los mismos vicios” en materia de personal, con un incremento en las productividades.

La más crítica con el presupuesto, aunque su grupo también se abstuvo, fue María Mut (PP). Aludió a que el capítulo de Personal crece de 17.237.000 a 18 millones; que el servicio de grúa pasa de 0 a 120.000 euros; que disminuye el presupuesto de Educación en 50.000 euros o las ayudas a comedores escolar en 30.000; que se va a comprar una vivienda por 75.000 euros; y que se incrementa el gasto en alimentos para la residencia en 20.000 euros “sin explicación”.

Un momento de la intervención de María Mut (PP).

La intervención de Mut mereció una doble respuesta. Por una parte, el concejal de Hacienda, Paco Roselló, justificó el incremento en Personal en que la plantilla municipal tiene “uno de los sueldos más bajos de la comarca”; y la dotación de 120.000 euros para la grúa en que este año acaba la concesión y hay que contratar de nuevo el servicio.

Por su parte, el edil de Educación, Rafa Carrió, desmintió que el esfuerzo en ese capítulo se reduzca. “Los números son muy sufridos”, dijo, pues dan pie a “muchas interpretaciones”. En este sentido, señaló que, por ejemplo, se ha incrementado el presupuesto para el mantenimiento de los colegios.

Deja tu comentario

Etiquetas: , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.

Pin It on Pinterest