LA MARINA PLAZA

visauto mercedes denia xàbia javea benissa
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Martes, 16 Mayo, 2017

Cuando los Estados Unidos cayeron rendidos a los pies del Tenor Cortis

LA GRAN EXPOSICIÓN (III)

  • El músico dianense protagonizó giras por varias ciudades norteamericanas y la prensa de Chicago aseguró que «es uno de los mejores tenores del mundo, aunque él no lo sabe, logrando aplausos que parecen apoteosis». La Gran Depresión puso fin a aquella etapa dorada
  • La muestra celebrada en Dénia logra una cifra récord de visitantes y el ayuntamiento prepara visitas guiadas a su finca de La Campanera

La foto de la derecha, adquirida en Dénia, es una imagen inédita hasta ahora de Cortis en Chicago.

Todo mito tiene su momento cumbre. Antonio Montón Corts (Dénia 1891-València 1952) alcanzó el suyo en los Estados Unidos, y especialmente en Chicago, allá a mediados de la década de 1920.  Tal y como evoca la exposición que durante los últimos meses ha celebrado en Dénia el 125 aniversario de su nacimiento, obtuvo su pasaporte para los mejores escenarios de Norteamérica tras los triunfos obtenidos en el sur del continente. Fue especialmente su éxito en La Habana el que le llevó en 1924 a firmar por primera vez un contrato con The Chicago Civic Opera que además ya incluía una gira por varias ciudades estadounidenses.

El comisario de la muestra ubicada en l’Estació d’Art, Josep Antoni Gisbert, detalla que así a lo largo de aquellos años, «la voz del tenor resonaría por Boston, Baltimore, Washingthon, Pittsburgh, Cincinnati o Dallas», en itinerarios que se repetirían durante las siguientes temporadas de ópera.

Pero fue en Chicago donde Cortis alcanzó una dimensión sideral. Así lo plasmaba la prensa valenciana de la época que, tras adelantar en un lenguaje muy de la época que «nuestro paisano continúa cosechando triunfo en sus andanzas por América» se hacía eco de un artículo publicado por el Chicago Daily News cuyo titular era nada más y nada menos «Tenor español reconocido como rival de la voz de Caruso».

En su reportaje, el Chicago Daily News ponía literalmente a Cortis por las nubes, tal y como puede apreciarse en algunos párrafos de aquel artículo:

«Antonio Cortis, joven tenor de la Chicago Civic Opera, ha sido reconocido como el sucesor de Enrique Caruso en el Palmer House por la Asociación Nacional de Música Cívica, de cuyos delegados, en su mayoría de las principales ciudades de los Estados Unidos, estalló una ovación para el divo español» (…)

«Uno de los delegados gritó con entusiasmo: «Es el más grande tenor de hoy, pero no lo sabe»

«Entonces, la señorita Dema E. Harshberg, presidente de la Asociacion Civic Concert, se levantó y dijo: “Yo oí a Cortis cantar el pasado domingo delante de 11 músicos en la Pohemian Club (…). No fue aplauso el que recibió: durante diez minutos aquello fué el apoteosis»

«Cortis es sin duda, uno de los tenores más grandes del mundo y Chicago ha tenido mucha suerte poseyéndolo».

 

Aquella fama fue más allá de las dotes musicales de Cortis y afectó también a su vida personal: así el nacimiento de la segunda hija del tenor «tuvo una gran repercusión en Norteamérica». Gisbert añade que durante aquellos años Cortis alternaría su aparición en los escenarios estadounidenses con otras actuaciones tanto en Sudamérica como en Europa. Los contratos con The Chicago Civic Opera se mantendrían hasta 1932 «en que la Gran Depresión afectaría seriamente tanto a aquella institución como al resto de la vida cultural del gigante norteamericano».

Programas de ópera del Covent Garden en Londres y de Chicago.

Pese a aquel varapalo, durante aquellos primeros años treinta y hasta la Guerra Civil la estrella del cantante seguiría brillando con actuaciones históricas en el Liceo de Barcelona, en numerosas ciudades italianas o en el Royal Opera House Covent Garden de Londres, donde actuaría en los montajes de Turandot y Fedra. Precisamente, uno de los últimos elementos en incorporarse a la exposición de Dénia fueron los contratos que el tenor firmó con el Covent Garden y otro material inédito sobre la aventura londinense del músico.

«Público que ha venido de València o Madrid sólo a ver la exposición»

La exposición sobre el Tenor Cortis en l’Estació d’Art de Dénia que finaliza el próximo 21 de mayo ha obtenido un éxito sin precedentes. Según detalló Gisbert, sólo en los primeros diez días se habían logrado 7.110 visitas y se espera superar las 8.000 al finalizar la muestra. Un 30% de esas visitas han sido individuales y el resto integradas en grupos.

El comisario de la exposición subrayó su «satisfacción» por estos números, que han superado a los de otras exposiciones emblemáticas, como El Port de Dénia. 100 anys, dos mil·lenis, de 2004, o El rei a Dénia. Crònica de l’expulsió dels moriscosde 2009.

Por su parte, el concejal de Cultura, Rafa Carrió, aseguró que «ha habido gente de València o de Madrid que ha venido a Dénia sólo para ver la exposición, cuya repercusión ha sido pues muy importante fuera del municipio».

Gisbert, Carrió, el alcalde Vicent Grimalt y familiares del tenor el día de la inauguración de la muestra.

A pesar de que la conmemoración de los 125 años del nacimiento de Cortis toca a su fin, el concejal de Cultura remarcó su intención de preservar la divulgación de su figura con «visitas muy personalizadas» a la casa de La Campanera que perteneció al músico, y para lo que ya ha habido contactos con la familia, o con la rehabilitación del piano del tenor que se halla en la Casa de Cultura.

Carrió también elogió otros aspectos del Año Tenor Cortis, como la ambiciosa programación musical o la edición de 4.000 ejemplares del libro destinado a escolares «para que las nuevas generaciones conozcan y valoren no sólo su figura sino también la ópera».

Deja tu comentario

Etiquetas: , , , , , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.

Pin It on Pinterest