LA MARINA PLAZA

Mezquida Denia plagas mosquitos ingeniería
VOLEM EL TREN
Publicado: Sábado, 13 Mayo, 2017

Los ritmos ancestrales de los wagogos de Tanzania sonarán en Dénia de la mano del reconocido musicólogo Polo Vallejo

  • La asociación La Esperança Coronada continúa con sus singulares propuestas. Este fin de semana el prestigioso investigador de musical impartirá un taller de música africana a los alumnos de la Escola de Música Manuel Lattur y presentará su documental “Africa the Beat”

La vida y los valiosos ritmos musicales en las comunidades ancestrales de África llegan a Dénia de la mano de Polo Vallejo y la Esperança Coronada. Tras los conciertos de la violinista Lina Tur, en noviembre, y de Anna Margrethe Nilsen y Ana Petrova, violín y piano, el pasado enero, este fin de semana tiene lugar la tercera propuesta de esta temporada de la asociación dianense, que, como es habitual en los actos que organiza, destaca por su singularidad y magnitud. Y es que no es habitual en nuestra comarca que un investigador de la música de la entidad del madrileño Polo Vallejo protagonice, por un lado, un taller de dos días en el que los alumnos de la  Escuela de Música Manuel Lattur descubrirán los ritmos ancestrales del África Negra y, por otra parte, la proyección comentada de “Africa the Beat”, un documental en el que se muestra la vida y el universo sonoro de la tribu de los wagogo en Tanzania.

Compositor, pedagogo y etnomusicólogo con una trayectoria que ha merecido el reconocimiento internacional, Polo Vallejo ha investigado sobre el terreno en África y Georgia. Desde 1995 visita regularmente Tanzania para estudiar las polifonías vocales de los wagogo, cuya música ha grabado, transcrito y publicado. En 2010 emprende un proyecto de formación de profesorado en Senegal que se materializa en una recopilación de músicas infantiles de la región. Además, desde 2006, estudia las polifonías vocales profanas y religiosas en Georgia. Fruto de estos trabajos son los numerosos los libros, artículos, material educativo y discos que ha publicado, así como el documental “Africa the Beat, música y vida en el corazón de  los wagogo”, obra estrenada en 2011 que ha sido seleccionada y premiada en prestigiosos festivales.

Transmitir el rico patrimonio musical africano a futuros músicos

La primera cita de Polo Vallejo en Dénia tendrá lugar el sábado 13 y el domingo 14 de mayo, cuando impartirá un taller para los alumnos de grado elemental y de instrumentos musicales de la Escuela de Música Manuel Lattur. A través de la praxis, los alumnos podrán descubrir los tesoros musicales del África Negra, que ofrecen innumerables recursos para el aula de música. Además, los alumnos se acercarán a la gran diversidad musical de África que dotan a este continente de una realidad rica y excepcional de lenguajes sonoros, tipologías de escala, patrones rítmicos y polirrítmicos, polifonías… siempre en simbiosis con la danza, los instrumentos, la literatura oral o el rito. 

Un documental sobre los wagogos, su música y la vida

El domingo por la tarde, a las 20 horas en el Teatre Auditori del Centre Social, será cuando se proyecte en Dénia “Africa the Beat”, obra que será presentada y comentada por Polo Vallejo. El documental se fundamenta en los  trabajos de investigación que Vallejo realizó entre 2006 y 2009 en Nzali, Majeleko y Mahampha, enclaves situados en el corazón de Tanzania donde habitan los wagogo, poseedores de un universo musical único y vivo en el que destacan sus polifonías vocales, su amplio repertorio instrumental y unas danzas ancestrales en las que está presente el  origen ganadero y agricultor de la tribu.

El documental evita, en palabras de Vallejo, “los esquemas de una África denostada por las informaciones que nos llegan”. Su mirada, respetuosa y no invasiva, se acerca poco a poco a la vida cotidiana de un pequeño poblado africano, conoceremos así  “la organización precisa que tienen, la cohesión y comunicación entre todos sus integrantes y cómo la música actúa de elemento integrador”.

Se nos muestra su manera de vivir el día y la noche, el paso del tiempo y de las estaciones, la naturaleza y sus elementos, el agua, la memoria, el respeto por los niños y ancianos, el valor de la palabra y de los relatos, las etapas de la vida y sus ritos, la concepción del presente, pasado, futuro…  Una manera de vivir en la que la música adquiere un carácter esencial en múltiples aspectos de la comunidad: veremos su aprendizaje por el contacto directo y continuo materno,  se nos enseña como la música colectiva es una escuela para el individuo, su carácter ritual, y también cotidiano, las danzas que no esconden la sexualidad…  Todo ello se trata sin sentimentalismo, de una forma sobria, evitando el uso de una voz en off que condicione interpretaciones, pues, más allá de la inevitable intención en el montaje, se busca que cada espectador saque sus conclusiones y experimente sus propias emociones.

Rodada con medios técnicos básicos, el andamiaje sobre el que se sustenta la narración de la película es el que marca el ciclo de la tierra y del agua, la época seca y la húmeda, así como los momentos importantes del día para el individuo y la colectividad.

Así, “Africa The Beat” conjuga los conocimientos de sus autores -la mirada del pintor, la visión de un cineasta y el oído de dos músicos-para componer una obra de autor que va más allá de una reivindicación del continente africano o las músicas vivas, pues nos interpela como ser humanos. Polo Vallejo indica que, tras ver la película, “mucha gente se da cuenta de todo aquello que nos falta, tenemos tanto en muchos terrenos, pero hay algo que afecta a lo esencial, a los aspectos más íntimos de las personas, también los más comunes y cercanos, que lo obviamos a menudo”. Estas comunidades africanas nos enseñan valores que tienen que ver con “lo existencial, con el vivir, con la vitalidad, con el tener que agradecer el hecho de estar y tener resuelto lo esencial, alegrase de ello y conmemorarlo a diario. Conformarse con lo básico, ser feliz por ello y compartirlo”.

El documental ha sido realizado por el colectivo Samaki Wanne, “cuatro peces” en lengua swahili, término que hace alusión a la calle Tres Peces de Madrid donde se ubica Dika Producciones, estudio en el que se ha llevado a cabo la parte principal del documental, y representa también a los 4 componentes que integran el colectivo: un pintor (Manuel Velasco), un cineasta (Pablo Vega) y dos músicos (Javier Arias Bal y Polo Vallejo), todos con una reconocida y consolidada experiencia en el terreno artístico y creativo y que deciden unirse en torno al trabajo de investigación de Polo Vallejo sobre la vida y la música de los wagogo de Tanzania con el fin de materializar este documental “Africa The Beat”.

Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.