LA MARINA PLAZA

Mezquida Denia plagas mosquitos ingeniería
VOLEM EL TREN
Publicado: Viernes, 12 Mayo, 2017

Sálvanos la vida, asesina

PATRICK ANGE, ciclista

No encabezaré esta “carta” con un “querida” o “estimada”. No puedo hacerlo. Pese a que sea una persona educada y respetuosa, has matado, asesinado, a tres personas. A tres ciclistas. Otros dos heridos. Y un sexto que, bueno, por reflejos, por instinto, por vete tú a saber el motivo, se tiró y evitó que le embistieras. Ya hemos visto cómo está tu coche tras lo que has hecho. Esos daños, ese destrozo a tu coche, lo han provocado cuerpos humanos. Son muchos daños. No pondré la imagen, ya sabes cómo has dejado tu coche.

Te llamo asesina. Sin ningún pudor ni duda al respecto. La definición legal me lleva la contraria. Como comprenderás una vez asimiles lo que has hecho, mereces que te llame asesina. Has asesinado a tres personas que, aunque no les conozco personalmente, forman parte de un gremio, el mío, el de esa gente que goza de subirse a una bicicleta y pedalear. Me ahorro todos los beneficios del deporte, la camaradería, etc. No sé si practicas algún deporte, pero apuesto que seguro te identificas con un grupo de personas a quienes, aunque no conozcas, siempre defenderás, con quienes tendrás una empatía infinita. Para mi, entre otros, ahí entran las personas que gustan de pedalear, sea a diario, sea en fin de semana.

Ahora te voy a contar cómo se siente un ciclista prácticamente cada vez que se sube en su bicicleta, sin importar cuál es su motivación. Y no lo voy a hacer para que te sientas mal al leerlo. Lo voy a hacer para que, si lees este texto, suceda lo que espero que pase contigo (te adelanto que no te deseo nada malo, al contrario).

Imagina que cada vez que disfrutas de algo que te da un enorme placer sientes una amenaza de muerte cada cinco minutos. Cada vez algo en ti se estremece de temor, pavor, seguido de ira. Cada cinco minutos sientes un pinchazo en el pecho. Cada cinco minutos se te hielan las manos, o los pies. Sientes, cada cinco minutos, cómo te llegan a temblar los brazos, las piernas. Y no por algo que hagas tú, sino por algo externo, por alguien que no es sólo que incumpla las leyes sino que, además, parece que tu vida no le importa, que le estorbas, alguien que parece pensar que su vida sería mejor sin ti ahí en ese momento.

Parte de los ciclistas que se concentraron el pasado lunes en Xàbia, en el funeral por uno de los fallecidos en el atropello de Oliva, Eduardo Monfort.

Ahora voy a exagerar, no mucho, sólo un poco. Imagina que te meten en una jaula de 2×2 metros y pasan cuchillos de metro y medio a través de ella constantemente. Doy por hecho que te sentirías acorralada, con miedo de que alguno de esos cuchillos se escape, que sea más largo y te haga daño.

Estos dos últimos párrafos resumen lo que sentimos en la carretera. Pedimos metro y medio, aunque deberían ser dos. Mucha gente lo respeta, incluso nos da mucho más espacio. Otros muchos no lo respetan. Incluso camiones y autobuses, cuyo peligro no es sólo un choque, también el rebufo que provocan debido a su volumen. ¿Eres capaz de imaginar lo que es que alguien que es consciente de ponerte en peligro te pone en peligro? Porque tienen prisa, porque molestamos. No son capaces de perder diez segundos, treinta, de su vida. No son capaces de imaginar lo que has sentido hace un momento al verte dentro de esa jaula de 2×2.

En tu caso no se ha tratado de respetar espacios al adelantar. No. Tú has ido de frente. Directa. Y los has asesinado. Y me da igual que ahora digan que te dormiste. Me da igual que lo llamen homicidio imprudente. Me da igual que tus facultades estuviesen mermadas debido al alcohol y las drogas (la que sea que te metiste, aunque doy por hecho que la inhalaste con la ayuda de un billete de diez euros). Me da igual porque lo imprudente no es que asesines habiéndote dormido al volante porque tenías que ir a trabajar tras una noche de fiesta. Lo imprudente es irte de fiesta hasta una hora antes de empezar a trabajar y coger el coche. Lo imprudente es beber sabiendo que vas a coger el coche. Lo imprudente es meterte una raya para que se te pase “la mierda” (borrachera) porque tienes que ir a trabajar y coger el coche. Asesinarles no es una imprudencia. Lo que hiciste esa noche antes de subirte al coche sí lo es.

Me dicen que eres una amante de los animales, muy buena trabajadora, que cumples con tus tareas como la que más. Me dicen también que no causas problemas en el trabajo. Una empleada modelo. Y me lo creo, no lo pongo en duda en ningún momento. El problema ha sido la otra parte, la que te ha llevado, para tu desgracia, a asesinar a tres personas. Viendo la imagen tuya delante de tu coche, doy por hecho que la carga que vas a llevar siempre encima es muy grande. Y la mereces. No sólo por matarles a sangre fría. Podrías haberte matado tú sola contra una pared al no ver una curva. ¿Te haces una idea? Podrías haber muerto. Por imprudente.

No has leído aún, ni leerás, nada acerca del daño causado a las familias de estos ciclistas. Tampoco del daño a tu familia y lo que van a sufrir por ti. O lo que podrían haber sufrido si te hubieses matado tú sola sin causar más daño a nadie. No tiene sentido. Eso ya lo sabes. Y vas a cargar con ello siempre.

He podido leer que están amenazando o acosando a tus familiares. Quienes lo hacen no merecen ninguna atención ni respeto. La culpable eres tú, no ellos. Lamento que estén pagando doblemente tu decisión de coger el coche el pasado domingo.

Dicho esto, ya ves que me enrollo mucho una vez que empiezo a darle a las teclas, quiero volver al principio. Vuelvo a la frase “no lo voy a hacer para que te sientas mal al leerlo. Lo voy a hacer para que, si lees este texto, suceda lo que espero que pase contigo”.

Este triple asesinato, por el motivo que sea, ha tenido una enorme repercusión. Fíjate que incluso la DGT ha decidido AL FIN tomar decisiones y protegernos a quienes pedaleamos. Y no sólo eso, ha llegado a todos los medios. Escritos, visuales, radio. No como algo residual, no. Ha sido NOTICIA. No te lo agradezco. Has segado tres vidas. Pero como me comentaba un compañero virtual de pedaladas, esta ha sido la gota que ha llenado el vaso de los ciclistas muertos. Espero y deseo que no te sirva de consuelo pero tu triple asesinato parece que servirá de algo. Quizá lleguemos a sentirnos un poco más seguros. Llega tarde para algunos a quienes ya conoces, pero llega.

La imagen de la conductora que arrolló a los ciclistas de Xàbia, junto a su coche tras los hechos.

Quiero ahora permitirme el lujo de darte un consejo para tu futuro, para cuando acabe tu más que merecida condena. No será la que mereces, por desgracia. Seguramente sean más largas las condenas por conducir borracha, drogada y sin permiso de conducir que por asesinar a tres personas. Pero cuando salgas, hagas lo que hagas con tu vida (vida que espero te sea plena y llena de felicidad), te pido, te ruego, que dediques una parte de tu tiempo a enseñar a otros. A enseñarles a pensar antes de subirse a un coche habiendo bebido, habiendo fumado, esnifado o haberse pinchado o tomarse una pastilla. O cualquier droga. Incluso subirse a un coche teniendo sueño, sin estar en plenas facultades. Ojalá un día te vea dando una charla, un curso, incluso en televisión o radio, me da lo mismo, cualquier medio que ayude a evitar que la panda de mentecatos que piensa “yo controlo” se de cuenta de que no, que no controla nada, que su vida y, sobre todo y ante todo, la de otras personas están en juego.

Puedes estar segura que seré el primero en aplaudirte y agradecerte que lo hagas. Sin con ello evitas un solo asesinato en la carretera, tu vida habrá tenido sentido. Y aunque no la evites, si lo haces, tendrá sentido.

Pero si sales de tu merecido aunque insuficiente tiempo en la cárcel y no intentas evitar que otros cometan el error que has cometido (ya sabemos que no era la primera vez que subías al coche borracha y seguro que no era tampoco la segunda, ni la tercera, ni la décima), si sales de la cárcel y piensas en evadirte de todo y “empezar de cero” sin tratar de paliar esta lacra que sois quienes cogéis el coche drogados, de verdad, de todo corazón, espero que sufras mucho en tu vida.

Hay decenas de asociaciones a las que adherirte, de ámbito local, autonómico, nacional. No sólo como voluntaria, sino como testigo directa, como ejemplo de quién no se debe ser, qué no hay que hacer. Por lo que me han contado, creo que eres capaz, que puedes hacerlo. Y sé que debes hacerlo. Se ha mediatizado este triple asesinato, ¿quién mejor que tú para dar ejemplo a los demás? ¿Quién mejor que tú para salir a la palestra, delante de muchos pares de ojos y oídos y decirles lo que se siente después de asesinar a tres personas de esa manera por haber sido tan imbécil como para irte de fiesta, beber y drogarte sabiendo que tenías que ir al trabajo la mañana siguiente? Eres la persona idónea para evitar muchos asesinatos de ciclistas, está en tu mano hacerlo.

No borrarás jamás de tu memoria lo que has hecho. No borrarás de tu memoria toda la noche anterior. Sobre todo los cubatas que te bebiste, vas a recordar cómo se llenaba cada vaso, su sabor, cómo veías que se acababa uno y ya pensabas en pedir el siguiente. Recordarás siempre si uno estaba más frío que otro, más o menos cargado, más o menos aguado. Los vas a recordar todos y cada uno de ellos. Siempre. Igual que vas a recordar la coca que te metiste, la pastilla que te comiste o el porro que te fumaste “para que se me pase la mona, que tengo que ir a trabajar”. Esto lo vas a recordar siempre, toda tu vida. Haz que merezca la pena. Sálvanos la vida contándole a otras personas lo que hiciste, porqué lo hiciste, porqué no debiste hacerlo. Sálvanos la vida explicando en colegios, institutos, universidades, cursos, charlas, coloquios, dónde quieras, contando lo que sientes cada mañana al despertarte. Sálvanos la vida luchando a nuestro lado ahora que sabes cómo es estar al otro lado. Sálvanos la vida, por favor. Sálvanos la vida, asesina.

——

*He dejado pasar unos días, casi cuatro para ordenar un poco mi mente para escribirte esto.

Antes de este triple asesinato hubieron muchos otros. En cada uno de ellos he querido hacer esto mismo, ya tenía este “blog” reservado hace tiempo para escribir algo como lo que acabas de leer. Pero este ha sido el momento en que debía hacerlo. No tiene nada que ver con la mediatización de tu triple asesinato. Deja que te cuente mi motivación. No dejes de leer, puede resultarte tedioso, pero al final tendrá sentido.

Este domingo, un par de horas después de que segaras tres vidas se daba salida a una prueba ciclista para juveniles en Dénia. El Memorial Samuel Llorca. Como adivinarás, lo de “memorial” viene porque murió. En realidad le asesinaron. Le asesinó un hombre que hizo lo mismo que tú. Subirse a un coche. A Samuel le conocía. Pertenecía al mismo Club Ciclista al que yo pertenecía. No éramos lo que se dice amigos, pues nuestros entrenamientos no coincidían a menudo, pero era un espejo en el que nos mirábamos los cadetes. Y lo asesinaron en la carretera. Jamás olvidaré el recuerdo de ver a nuestro entrenador a la mañana siguiente.

Por casualidades de la vida, nos dieron permiso a un compañero de clase y a mi para ir al juzgado a pedir información acerca de un trabajo de clase (habíamos decidido hacerlo acerca de los asesinados por ETA, fíjate que ya es curioso). Te puedo decir exactamente en qué baldosa de la acera me lo dijo Pere, nuestro entrenador (además tío de Samuel). Y te puedo decir sus palabras. Siempre me hablaba en castellano (soy francés) pero ese día me habló en valenciano.

Él iba hacia el instituto a comunicar la noticia. Nos encontramos en la calle en la que vivía. El juzgado no estaba en la ruta más rápida desde el instituto, pero ya ves, fuimos por ahí y lo vimos de frente. De hecho, venía por la acerca que ni es la que va desde su casa hacia el instituto. Me dijo, en valenciano, “Samuel s’ha matat”. Y tras unos pocos segundos, “m’en vaig a l’institut”. No me dijo que lo habían matado. No, Me dijo que se había matado. Te puedo contar, cuando salgas de la cárcel, si quieres te lo cuento, estaré encantado de hacerlo tomándonos un café y sin rencor ni malicia alguna, cómo tuve que apoyarme en la pared de una casa amarilla/ocre que llevaba años sin pintarse. Así como te puedo contar que no pude ni supe decirle nada a mi entrenador, a su tío. Se fue y ya nos vimos esa tarde en el tanatorio. Recuerdo cada maldito segundo de ese día. Todo. Cuando volví al instituto y les tuve que decir a mis compañeros de entrenamiento que habían matado a Samuel y explicarles, tras su cachondeo, que no era una broma, que era de verdad. Recuerdo cuando al pasar por conserjería estaban compañeros de su clase llorando. Una chica al borde de un ataque de histeria. Recuerdo cuando un amigo cuyos padres estaban en urgencias esa noche me contó lo que no voy a relatar aquí. Todo, absolutamente todo lo recuerdo.

No entré ni al tanatorio ni a la iglesia, pero sí que encabezamos la “comitiva” hasta el cementerio. No sé porqué, quise ir el primero. Supongo que por compensarle por no haberme “despedido” de él. Recuerdo el peso de la corona de flores. El comentario bobalicón (debido a los nervios, al no saber qué decir) de uno de mis compañeros. El otro comentario de otro de ellos, por el mismo motivo, en el cementerio. Joder, hasta recuerdo que le pedí a mi madre 2.000 pesetas para pagar entre todos la corona de flores. Cómo nos reunimos en la Glorieta para juntar el dinero.

Ese día no derramé ni una maldita lágrima. Ahora sí, ahora y desde hace tiempo cada vez que recuerdo el día que acabo de contarte. Quizá entonces no fui consciente de la puta barbaridad que es ver un coche de frente y no poder remediarlo. Que te embista y te mate porque un borracho decidió que no era mala idea coger el coche. Menudo último recuerdo, ¿no crees? Menuda mierda.

No quiero que nadie más sienta lo que sigo sintiendo a día de hoy cada vez que asesinan a un ciclista. Pero yo no tengo el poder suficiente para lograr que esto suceda. Así que, ¿me ayudas a conseguirlo? Di que sí, dale sentido a todo esto.

PATRICK ANGE nos ha remitido este artículo, que publica también en su blog ‘En metro y medio…’, que puedes visitar AQUÍ.

Mostrando 14 Comentarios
Danos tu opinión
  1. RAE dice:

    asesinar

    De asesino.

    1. tr. Matar a alguien con alevosía, ensañamiento o por una recompensa.

    2. tr. CAUSAR VIVA AFLICCIÓN O GRANDES DISGUSTOS.

    3. tr. Dicho de una persona en quien se confía: Engañar en un asunto grave.

    ——————————————-

    afligir [Conjugar el verbo afligir]

    Del lat. affligĕre.

    1. tr. CAUSAR MOLESTIA O SUFRIMIENTO FÍSICO.

    2. tr. Causar tristeza o angustia moral.

    3. tr. Preocupar, inquietar. U. t. c. prnl.

    4. prnl. Sentir sufrimiento físico o pesadumbre moral.

    ———————————————————–

    Al anonimo del 12 de MAyo de 2017,

    Tienes razón en muchas cosas de las que dices…. en todos los sitios hay personas que no respetan las normas, pero hay un dicho que dice ” cree el ladron que todos son de su condición”. Los cisclistas tienen todo el derecho de ir por donde les de la gana (claro esta que siempre que no lo prohiba alguna ley) pero lo que no podia hacer està ASESINA (ha causado mucho sufrimiento fisico, tanto es así que ha segado la vida de 3 personas…….)era conducir drogada y borracha.

  2. Paqui dice:

    Al parecer a algunas personas se les olvida las causas que han provocado el accidente,es verdad que los ciclistas corren peligro al circular por las carreteras,pero ese accidente podria haber sido contra otro coche que circulara por su carril correctamente,ha pasado ya por desgracia, el verdadero peligro es conducir bajo los efectos de alcohol y drogas,no voy a entrar en si deben o no tomarlo,a ya ellos si quieren destrozar su vida,ahora hay mucha informacion de los efectos que causan, la gente que consume, debe de ser responsable,coger un taxi o bus,llevar un vehiculo en esas condiciones pone en peligro su vida y la de los demas,esa chica no los ha atropellado porque ha sufrido un desmayo o una averia en el coche,ha sido porque despues de una noche de alcohol y drogas,le ha dado la gana coger el coche y se ha llevado por delante esas vidas,esa es la verdadera CAUSA,la imprudencia y falta de responsabilidad,los que tiran la culpa a los ciclistas,Ponganse en el lugar de esas familias que han perdido a su hijo,padre,hermano…que ademas del dolor,la impotencia de perderlos,que tengan que oir,que ellos no tenian que ir por ahi,es muy injusto,mientras haya gente irresponsable al volante,todos corremos ese peligro,sea contuctores,viandantes,ciclistas,etc..,
    Nuestras vidas estan en sus manos,por desgracia

  3. Pete dice:

    Palabras de odio.

  4. Juan dice:

    Mira, tanto llorar que no os respetamos, y vosotros que os hacen carriles de bici y no los usais que? Pagamos impuestos para que podais ir sin molestarnos unos a otros pero no, que va, es mejor ir en medio de la carretera y como la culpa si os dan es nuestra, os la suda. Que si, que en este caso la chica la ha liado, por que no es el caso, esta vez la culpa es de salir ella 100%, pero tio, quieres pedalear sin peligro? Vete al campo o a la montaña y pedaleas hasta que te quedes sin piernas si te hace ilusion, pero no vayais de victimas cuando provocais accidentes por que os la suda todo. Tanto que dices que siempre teneis miedo, los que hacen deporte extremo lo hacen por esa sensacion y tu tambien, y no mientas, por que si no te gustara sentir la adrenalina irias a pedalear a un sitio mas seguro o a alguna carretera con carril bici (que hoy dia hay muchas, y las hemos pagado los cuidadanos para vosotros). Asi que antes de hacer una parrafada aprovechando un error de la chica para ahora hacer como que todos los ciclistas sois victimas, nadie sale a la carretera con la idea de darle a una bici, y si pasa la bici deberia saber que es un vehiculo que NO esta hecho para circular a la vez con los coches.
    Un saludo.

    • Jhon Josehp dice:

      Hola amigo! Soy ciclista, motero y conductor de coche. Me enfado muchísimo cada vez que veo a un ciclista incumplir las normas de circulación… hay muchos que lo hacen por desconocimiento o por adquisición indebida de poderes conferidos por el modo popular de la imitación. Hay ciclistas que no saben que no pueden no deben cruzar por un paso de peatones, que no paran en los semáforos o simplemente, te adelantan en ellos o en stops… es triste verte en mi lugar, esforzarte por respetar la distancia mínima (para mi es de mas de 1,5 m , es el máximo que pueda) y luego te adelanten mientras respetas una señal de tráfico, para luego tener que volver a hacer la delicada maniobra para adelantarles, unos metros mas adelante… También he notado a los coches pasarme a 0,1mm del brazo… he visto de muy cerca mi muerte… todavía me quedan unos cuantos para ser máster 30, pero es toda una aventura salir en bici de casa… Mi conclusión es que falta mas conocimientos teóricos y presión policial, tanto para unos como para otros! He visto que de buenas maneras no podemos ir por el camino correcto, deberian haber muchas más multas para los coches/camiones/autobuses… que poenen en riesgo la vida de los mas indefensos, bien sean ciclistas u otros conductores. Es muy fácil instalar un radar (4 guardias y 2 vehículos el mas espectacular) pero no es tan fácil y por tanto MENOS RENTABLE hacer un control de alcoholemia y drogas… ahí es donde creo que esta el problema real… falta de medios… nos agarramos al primer clavo que vemos, en este caso, velocidad, en vez de invertir mas en SEGURIDAD REAL! Un saludo amigos!

  5. Enrique dice:

    Estando sin lugar a dudas del lado de los familiares que han sufrido esta pérdida, asesinato o como quieran llamarlo, esta perorata es completa basura.

  6. Jose dice:

    NO ESTOY DE ACUERDO EN NADA.
    Asumo que poca gente opinara como yo pero voy a expresar lo que siento, parece que en este país todos los que estáis acribillando a esta chica sois perfectos, todo lo hacéis bien, conducís respetando todas las normas, los ciclistas siempre cumplís los protocolos de circulación, nadie bebe una, 2 o tres copas y se sienta a conducir, en definitiva sois un ejemplo de personas y nada hacéis mal en vuestras vidas y en nada os equivocáis. pues lo que creo que pagáis vuestras frustraciones diarias y vuestros complejos en una persona que se equivoco y mucho y no os penséis que no lo pagara porque si que lo hará en la cárcel o en su propia vida que sera una mierda a partir de ahora. solo pido que a ninguno de los que la juzgáis nunca os pase algo similar siendo vosotros los que cometáis un error a alguno de vuestros familiares ya que la vida da muchas sorpresas y lo que hoy juzgáis igual mañana lo padecéis. Para que un hecho ta grave llegue a producirse son muchas las circunstancias que lo acompañan que vosotros y yo desconocemos por eso yo no la juzgo, pero de lo que estoy seguro es que ella no quería que pasase esto, por eso no es un asesinato y suerte que la ley así lo contempla ya que con jueces como ustedes que seria de los demás porque ustedes SON PERFECTOS…. MIS CONDOLENCIAS A LOS FAMILIARES DE LOS FALLECIDOS.

  7. Manel dice:

    Esto es muy serio , y las adicciones llegan a causar esto y más. Mucho más,, no es broma .
    Esa persona como muchas otras tiene una enfermedad que ha adquirido gracias a esta sociedad que permite que el alcohol y otros , drogas muy duras sean totalmente sociales y en el caso del alcohol legal. Estas personas no pueden dejar esas adicciones tan fácilmente como se puede creer y pensar . Son enfermos y con una enfermedad muy grave que necesitan una ayuda muy especializada ya que ellos solos no pueden salir de ahí.
    Es muy posible que en esa aventura de esa noche se propusiera no tomar más de dos copas y no emborracharse.
    Pero un enfermo alcohólico te dirá siempre que la copa que le hace daño es la primera . Luego ya no puede parar hasta emborrachar.totalmentw perdiendo toda conciencia y pensando que va bien y controla . Esa es precisamente la enfermedad grave , mental y física.
    Yo también soy ciclista y como puedes imaginar estoy fastidiado de ver lo que está pasando , somos muy fragiles y no hay forma de que ante personas que enferman de una adicción podamos estar a salvo .
    Lo único que se me ocurre es estudiar como prevenir y ayudar a estas personas para que salgan y vean su problema para darle una solución que ellos te aseguro desean más que tú.
    Es un trabajo que nos implica a todos . La sociedad los llevo ahí y algo tendrá que hacer o responder de ello .
    No está saltando de alegria esa chica ya te lo digo .ya te digo que el sufrimiento que tiene y tendrá durante mucho no lo quiero para mi .
    No la justificó pero tampoco la lapido en la plaza mayor , ni la voy a apedrear.
    Hoy la justicia intenta legislar y deben de trabajar profundamente en esta indeseable situación.
    Hay personas que son alcohólicos en potencia y no se pueden dar cuenta de lo que tienen encima hasta que miran un dia atrás y ven tierra quemada por todas partes y su vida totalmente destrozada . Esto no es fácil te lo digo que es asi
    La situación producida es dura y bien dura . Pero dejemos a las personas que tienen que hacer su trabajo con ella lo hagan lo mejor que puedan y sepan
    La cárcel dices , pues mira , si esta enferma como yo creo y estoy casi convencido no vas a solucionar nada , todo lo contrario , saldrá y aunque sepa lo que le ha pasado , si no coge por los cuernos el problema que tiene le volverá a pasar si no eso cualquier otra situación que ella mismo no controlará y la sociedad tendrá que pagar . Por la permisividad y la cultura que hay detrás de las adicciones . Sabes si algún día tu hijo puede ser atrapado y víctima de una adicción ? No es lo que le deseo a nadie señores del estado son responsables de enfermar a nuestros jóvenes y ciudadanos permitiendo drogas tan duras como el alcohol en esta nuestra sociedad . Encarguense pues de reconducir y rehabilitar bien lo que han permitido que pase . Bueno creo que hay opiniones para todo color , todas respetables . Pero entre todas debieran de salir soluciones validas y efectivas . Se puede si se quiere .nada más, mi más sincero pésame a las familias de estos compañeros y aliento para esta chica que lo estará pasando mal , ya veo los sentimientos de culpa que va a tener y la impotencia de no poder devolver la vida a quienes no ha querido asesinar como le escribes duramente con tus palabras . Hay mucho que hacer con todo esto . Desafortunadamente. Pero se puede si se quiere.
    Manel .

    .

  8. Belencoso dice:

    Magnífico artículo Patrick, esto es la selva, la DGT nos va ha ayudar, pero lo que realmente sacaría a l@s loc@s del asfalto sería un scanner mental

  9. anonimo dice:

    Un accidente es un accidente, no justifica lo que pasó, pero tú, que además de ciclista serás conductor sabe al peligro que te sometes..deporte o no, cada uno sabemos el riesgo que corremos al llevar a cabo una actividad, además si tanto miedo conlleva la carretera vete por montaña, caminos..hay muchos sitios donde disfrutar del ciclismo sin exponerte tanto y molestar a los demás. Que muchos de tu gremio (como lo llamas) son los primeros en NO RESPETAR las normas de seguridad vial. No culpes a una persona por lo que conlleva un accidente porque te podría haber pasado a ti en condiciones normales de conducción, tan simple como notar que se te cierran los párpados y al abrirlos ver el desastre provocado. Con esto no pretendo justificar a nadie, pero no me parece justo que llames asesina a una persona así como así. Para ello las cosas tienen un nombre. Y, sí, puede servir para ayudar a sensibilizar a otros, pero vosotros también debería ser conscientes de vuestra posición. No se trata de buscar culpables o víctimas, esta muy claro el papel de cada uno, sino de aprender de ello para que no se vuelva a repetir un accidente,desastre (llamadlo como querais) así.

    • Toňo dice:

      Intentar justificar lo injustificable, es de necios. Si en vez de embestirlos con un coche a no menos de 70km/h les hubiera disparado por accidente con una escopeta mientras cazaba borracha y drogada, pensarías igual?. Sería también un accidente? Subir en un proyectil y conducirlo no es muy diferente que dispararlo. Si no estás en condiciones de hacer algo que conlleva el riesgo de matar a alguien. Ni conduzcas, ni caces… El resultado seguramente será el mismo.

  10. Nacho dice:

    Bufffff se me encoje el corazón al leer esto… cuanta razón tienes

  11. Maria dice:

    Impresionante carta!! No podían haber palabras mejor expresadas. Mucho ánimo a los amigos y familiares y solo espero que los deseos de Patrick se hagan realidad.

  12. Silvia Pereira dice:

    Article émouvant, sans rancoeur et porteur d’espoir… cela ne tient qu’à elle et aux messages qu’elle voudra bien faire passer.
    Fabuleux message mais que l’on regrette tellement de lire. Si seulement…

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Etiquetas: , , , , , , , ,
Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.