LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: viernes, 12 mayo, 2017

Calp sigue sin indemnizar a los trabajadores despedidos ilegalemente pese a concluir el plazo del Supremo

  • La decisión del ayuntamiento incrementa la cantidad que deberán abonar las arcas municipales, y que asciende ya a 780.000 euros, debido a que comienzan a computarse intereses de demora
  • Malestar entre los propios extrabajadores, algunos de los cuales se enfrentan a una grave situación económica ya que hasta que no cobren esa indemnización no pueden percibir el paro

El edil de Recursos Humanos, Manuel Cabrera, y el alcalde, César Sánchez.

El gobierno local de Calp, integrado por PP e independientes, aún no ha acatado la sentencia que el Tribunal Supremo emitió el pasado mes de enero y que le obligaba a devolver a los trabajadores que despidió de forma ilegal en 2012 todos los sueldos que deberían haber cobrado desde entonces y durante estos cinco años. El ejecutivo calpino sigue sin abonar ese dinero a 13 personas –la sentencia afectaba a 14 pero uno ha fallecido mientras tanto– a pesar de conocer la decisión del Supremo desde principios de este año y de que el plazo que le dio ese alto tribunal para pagar finalizaba, según fuentes sindicales, el pasado 22 de abril.

Y esa actitud del ayuntamiento tiene dos efectos perjudiciales. En primer lugar, para las arcas municipales, es decir para todos los ciudadanos de Calp. Y es que desde ese día en que venció el plazo del Supremo se incrementa automáticamente el dinero que debe pagar el consistorio en concepto de intereses de demora y que asciende a un 10% anual de toda la deuda salarial. Éste es un derecho reconocido a cualquier trabajador de una empresa o de una administración para forzar al deudor a cumplir el pago. Es decir, que la controvertida decisión de despedir a aquellos trabajadores que tomó entonces el gobierno del popular César Sánchez, que sigue siendo el alcalde actual, todavía va a perjudicar más al municipio ahora.

Y en segundo lugar, esta situación está siendo nociva para los propios trabajadores, sobre todo para los que de nuevo están en la calle después de que el ayuntamiento los readmitiera, como también le ordenó el Supremo, pero los volviera a despedir casi inmediatamente: mientras no cobren esa indemnización no tienen tampoco derecho a cobrar el paro. «Y algunas personas dependen de eso para poder subsistir y ahora mismo deben pedir ayudas a sus familiares», agregaron las mismas fuentes.

La cantidad total que el Ayuntamiento de Calp debe devolver, es decir los sueldos de esos 13 trabajadores a lo largo de estos cinco años, es importante: sin contar con los citados intereses de demora que ahora han empezado a contar, ascendería a casi 780.000 euros. Al menos, esa es la consignación prevista en el borrador de los presupuestos municipales, donde ese dinero figura bajo el epígrafe de Contingencias de personal.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.