LA MARINA PLAZA

Mezquida Denia plagas mosquitos ingeniería
VOLEM EL TREN
Publicado: Miércoles, 19 Abril, 2017

Las relaciones con la Iglesia causan la primera crisis del gobierno de izquierdas en Benissa

  • La decisión de PSPV y Compromís de pactar con el PP un protocolo que permite a los ediles seguir asistiendo a la procesión como cargos institucionales desencadena la indignación en Reiniciem, el partido del alcalde
  • Bronco debate en el pleno

Belén Cardona (Reiniciem) y Manolo Juan (PSPV, a la derecha), en el tenso debate que mantuvieron.

«¿No defendemos ideas progresistas? ¿No defendemos una administración separada de la Iglesia? ¿No somos el gobierno del cambio? Pues esto no es cambiar las cosas». Con esta virulencia se dirigió en el último pleno la concejala de Reiniciem Benissa Belén Ivars a sus socios de gobierno, PSPV y Compromís, abriendo así la primera crisis de enjundia en el gobierno de izquierdas de este municipio.

La causa, el protocolo de las fiestas patronales para 2017 que marca la nueva forma de participación de los concejales en los actos religiosos y cuya votación final resultó sorprendente: PSPV y Compromís votaron a favor del documento junto al PP mientras que Reiniciem, que es el partido del alcalde, Abel Cardona, se abstuvo al no estar de acuerdo.

Es verdad que ese protocolo marca un cambio casi revolucionario en las relaciones entre la corporación y la Iglesia en esas fiestas, toda vez que en misas y otros eventos religiosos los concejales no ocuparán lugares de privilegio. Pero sigue dejando abierta la puerta a que los ediles asistan como cargos institucionales -y no únicamente a título particular- a la procesión de la Puríssima.

En este sentido, la primera versión del documento que Reiniciem había pactado con sus socios de gobierno señalaba que los regidores cederán sus puestos en la procesión a personas con diversidad funcional; pero la que finalmente se aprobó se limita a recomendar a los concejales que lo hagan. Sin que por lo tanto sea ya obligatorio.

Ese cambio fue el que le permitió a PSPV y Compromís alcanzar un acuerdo con el PP. pero a cambio abrió la caja de los truenos al condenarlos a un agrio enfrentamiento con sus socios de Reiniciem. No en balde, Belén Ivars señaló estar «muy decepcionada con esta situación» y mostró su extrañeza por el hecho de que sus socios de gobierno «prefieran llegar a un acuerdo con el PP antes que con una fuerza con la que se suponen comparten una ideología progresista».

Vídeo de la sesión plenaria. El debate sobre el protocolo de fiestas se encuentra entre los minutos 56.25 y 1.37.07

El encendido debate en el seno del tripartito

PSPV y Compromís intentaron suavizar el enfrentamiento. El portavoz socialista, Manolo Juan, justificó el protocolo en aras de lograr el máximo consenso posible en muy poco tiempo, toda vez que las fiestas se encuentran a punto de empezar «y no se le debe quitar protagonismo al pueblo». Admitió que la propuesta «no nos gusta al cien por cien» pero señaló que podrá ser mejorada de cara al año que viene con la elaboración de un reglamento definitivo.

Xavi Tro.

En el mismo tono, el portavoz de Compromís, Xavi Tro, alertó a Reiniciem de que «gobernar es saber ceder y alcanzar las mayorías más amplias posibles». Tro felicitó al PP por apoyar el documento «a pesar de su ideología» y aseguró además que no era el momento de avivar un conflicto a apenas tres días de las fiestas, «que siempre han sido apolíticas». Por fin, remarcó que en el protocolo sólo se habían cambiado dos palabras.

Pero tales argumentos no apaciguaron a Reiniciem. Especialmente el último de Tro. «Sí, son dos palabras solas, pero lo cambian todo, mantenemos que esta institución siga participando en los actos religiosos y eso es doble moral», espetó Belén Ivars.

«A nosotros no nos votan por representar a la fe de las personas», siguió la edil de Reiniciem, quien aseguró respetar las creencias individuales de cada persona y su derecho a asistir a actos religiosos pero siempre a título particular y no como concejales «ya que la corporación también representa a las personas que no se identifican con la religión católica y un ayuntamiento no puede posicionarse por ninguna fe». «Éste era el momento  de hacer un gran cambio, con valentía» concluyó Ivars.

Interviene el alcalde

El propio alcalde intervino para apoyar a su concejala también en términos muy duros contra sus socios políticos. Cardona subrayó que el acuerdo no defiende «al 100% de los ciudadanos de Benissa porque no todos son cristianos» y recordó que la Constitución defiende el carácter aconfesional del Estado: «El problema es que cuando lo que dice la Constitución no nos conviene preferimos esconderla en un cajón».

Sobre el empeño de Compromís y PSPV en lograr un consenso con el PP, el alcalde agregó que «cuando se trata de aprobar unos presupuestos no nos importa el voto de algún grupo en contra, pero cuando se trata de la Puríssima, sí, y esa doble vara de medir da miedo».

Mollà pierde, el PP gana

El portavoz del grupo no adscrito, Isidor Mollà, votó a favor del protocolo a pesar de admitir que compartía la tesis de Reiniciem y que en este pleno «yo también pierdo». Sin embargo, Mollà le dijo a Cardona «que es una cuestión de talante, hemos de ir caminando hacia donde vosotros queréis pero no podéis imponerlo».

Y la edil del PP Pepa Ivars celebró el ejercicio de generosidad de todas las fuerzas políticas «incluida la nuestra, ya que hay mucha gente en nuestro grupo que no comparte este protocolo» que reduce el papel del ayuntamiento en los eventos católicos. «Nosotros defendemos también la aconfesionalidad pero creemos que en un acto como la procesión de la Puríssima el ayuntamiento ha de estar a nivel institucional porque es un acto de dos entidades de peso como la comisión de fiestas y la Iglesia», agregó la regidora popular.

El PP daba así a entender que sus concejales sí irán a la procesión a pesar de la recomendación de ceder sus puestos a otros ciudadanos como marca el nuevo protocolo. De cualquier modo, PP y Reiniciem casi se intercambiaron piropos evocando lo constructivo del debate que ha suscitado esta cuestión. Algo que precisamente no se produjo entre Reiniciem y sus propios socios de ejecutivo.

Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.