LA MARINA PLAZA

Mezquida Denia plagas mosquitos ingeniería
VOLEM EL TREN
Publicado: Sábado, 1 Abril, 2017

José Sacristán, el último de los grandes en la historia de los rodajes de cine en Dénia

  • La presencia del actor en la ciudad, donde arranca este lunes el rodaje de Formentera Lady, se suma a la de otros gigantes de la interpretación que dejaron huella, como Alfredo Landa, Paco Rabal, Veronica Forqué, Leonor Watling, Eduard Fernández, Ovidi Monllor o Alec Guiness

Formentera Lady, una historia de paraísos perdidos y redenciones por amor, transcurre en ese trozo de Mediterráneo que es en realidad un país, sin fronteras y con islas, ubicado entre las Balears y Dénia. Después de haber pasado ya bastantes días en Formentera, el rodaje de la película, ópera prima del actor alcoyano Pau Durà, llega este lunes a Dénia. Y aunque se trata de una cinta muy coral, su protagonista es José Sacristán (Chinchón, 1937), que va a sumar a su majestuosa filmografía otro de esos papeles de perdedores eternos en pugna por sobrevivir y sobrevivirse.

Sacristán, en el rodaje en Formentera. A la derecha, el director, Pau Durà.

La presencia de Sacristán en Dénia engrosa además la larga lista de gigantes de la interpretación que han participado en las más de veinte películas que se han rodado en la ciudad desde que en 1958 lo hiciera la mítica Capitán Jones. Quizás, el primer nombre al que hay que hacer referencia, por vinculación generacional y de amistad con Sacristán, es el de Alfredo Landaquien en 1980 protagonizó El canto de la cigarra.

Alfredo Landa en el Helios. Fotografía: Toni Reig/Miquel Crespo, Dénia, una ciudad de cine.

La presencia de Landa en el Helios o en el Marge Roig, donde pronunciaría aquella famosa frase de Este es el lugar más bonito del mundo, aún es recordada. En la cinta participaba también Verónica Forqué, entonces en los primeros pasos de su carrera, mientras que entre los niños del reparto estaba un tal Jorge Sanz.

Paco Rabal, a la izquierda, en Cervantes. Fotografía: Toni Reig/Miquel Crespo

Otro nombre grande es el de Paco Rabal, quien en 1966 coprotagonizó Cervantes. Aún son muchos los dianenses que participaron como extras que conservan fotografías junto al actor en el desaparecido cine de La Rosaleda, centro de operaciones del rodaje, o en el puerto, donde transcurrían bastantes escenas. En aquellos días, Rabal vivía una época frenética y simultaneaba este rodaje en Dénia con otros dos en París y Barcelona.

Joan Monleón, Núria Hosta y Juanjo Puigcorver, en los bajos del ayuntamiento.

Otras dos cintas españolas dejaron huella en la memoria de la ciudad porque se rodaron en ella en su totalidad. Fue el caso de Amanece como puedas (1987), la famosa película de Toni Canet en la que un ala delta se estrellaba en la calle Cop donde, por cierto, está previsto que ruede Formentera Lady.  Intervinieron Juanjo Puigcorbé, Ovidi Monllor, Joan Monleón, Guillermo Montesinos, Rafael Hernández, Queta Claver Núria Hosta.

El famoso paseo de Leonor Watling por el puerto de Dénia.

Mia Farrow, vestida para la fiesta.

Y la otra fue Son de Mar en 2000. Bigas Luna eligió para rodarla Dénia porque era el lugar donde había concebido Manuel Vicent la novela en la que se basaba la historia. Estaba interpretada por un poderoso triángulo: Leonor Watling, quien gracias a la película se convirtió en la gran revelación del año, Jordi MollàEduard Fernández.

Americanos y británicos

Además de películas españolas, Dénia también acogió cintas de origen norteamericano o británico, especialmente en las décadas de 1950 y 1960. Como es bien sabido, todo empezó con Capitán Jones, que supuso el desembarco de Hollywood y del productor Samuel Bronston. Estaba protagonizada por un actor famoso en la época, Robert Stak, pero hoy, tantas décadas después, el recuerdo más emblemático fue el de alguien que no salía en la película: la hija del director John Farrow, una niña que desfilaría en carroza durante las fiestas patronales de aquel verano de 1958 y que estaba llamada a convertirse en actriz. Se llamaba Mia Farrow. 

Menos memoria dejaron en cambio Alec GuinnesDick Bogarde, protagonistas en 1961 de Motín en el Delfiant, ya que este largometraje británico se rodó sobre todo en alta mar. No obstante, los dos actores utilizaron una casa de Les Rotes para descansar y Bogarde se paseaba por la ciudad en un Rolls Royce verde y negro.

Guinnes y Bogarde en el muelle del Martell. Fotografía: Toni Reig/Miquel Crespo

Por fin, en 1973 se rodaron en la dársena de Dénia algunas escenas para las dos partes de Los Tres Mosqueteros, con otro reparto calado de estrellas de la época y encabezado por Michael York, Oliver Reed y dos actores que causaron una auténtica conmoción popular: Christopher Lee, muy conocido entonces por sus interpretaciones de Drácula, y Raquel Welch, cuya presencia en la ciudad fue sorprendida por un periodista local.

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.