LA MARINA PLAZA

Orba La Vetlaeta 2017 cine teatre música senderisme
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 15 Marzo, 2017

Les Roques de Dénia inicia una nueva época… entre luces y sombras

PROS Y CONTRAS DE UNA EXPERIENCIA PIONERA

  • A favor: De momento, el número de residentes del barrio que han pedido la tarjeta que les concede derecho exclusivo de aparcamiento, unos 90, es menor al de las plazas de parking disponibles, 160. Arranca una iniciativa que por primera vez en el municipio primará al peatón sobre el tráfico
  • En contra: Los vecinos temen que, a causa de la falta de vigilancia policial, habitantes de otras zonas de la ciudad o turistas sigan estacionando en la zona, lo que  les dejaría sin las plazas de estacionamiento que han pagado. También se quejan de falta de señalética
  • Muchos coches aún carecen de tarjeta, pero la grúa no ha aparecido

La calle Benicadim, uno de los viales donde los vecinos, y solo ellos, podrán aparcar.

En el camino que ha iniciado Dénia para que el casco antiguo de Les Roques se convierta en un barrio residencial, el de este miércoles ha sido un día trascendental. Por primera vez, únicamente los vecinos podrán aparcar en una serie de calles autorizadas que estarán vetadas para el resto de los habitantes de la ciudad. Para ello, han tenido que obtener una tarjeta de color blanco demostrando que el vehículo está censado en el barrio, pagar por ella una tasa anual de 14 euros y colocarla en el parabrisas del coche. Todo aquel automóvil o furgoneta que carezca de la tarjeta y por lo tanto no pueda acreditar su pertenencia al barrio, será denunciado por la Policía Local y se lo llevará la grúa. Esa al menos es la teoría.

Un automóvil con una tarjeta.

Pero, ¿qué ha sucedido en este primer día que alumbra una nueva época para Les Roques?

Desde luego, la grúa no ha aparecido y eso que eran muchos los vehículos que carecían de la tarjeta. Eso sí, el consistorio considera que la experiencia no ha hecho más que comenzar y que muchos de esos coches eran de los propios vecinos, que todavía están en trámites para obtener ese permiso o carecen del hábito de colocarlo en su automóvil. De hecho, había algún vehículo con un cartel escrito a la mano en el parabrisas donde se podía leer «he solicitado el permiso pero aún no me han llamado».

Ahora bien, más allá de anécdotas, ésta no es una cuestión baladí: precisamente, uno de los temores del vecindario de Les Roques es que conforme pasen los días sigan aparcando vehículos de fuera del barrio, la Policía no tenga los efectivos necesarios para vigilar los aparcamientos (el déficit de presencia vecinal es una de las quejas históricas del barrio) y los residentes se queden sin el estacionamiento al que tienen derecho y por el que han pagado. Máxime cuando ahora ya no se puede aparcar en algunas calles donde siempre se había estacionado pese a que se incumplía la normativa por sus estrechas dimensiones, caso de Sant Vicent, Hospital o Trinquet.

Los vecinos se barruntan que eso pueda suceder sobre todo en verano, cuando más intensa es la afluencia de turistas al casco antiguo que pueden seguir buscando aparcamiento en Les Roques sobre todo si no aprecian la señalítica que indica que ahora ésta es una zona residencial. Así lo pusieron de manifiesto, por cierto, en la última reunión con el concejal del barrio, el socialista Paco Roselló, y que reflejó algunos momentos de tensión.

Santíssima Trinitat, con una señal que da luz verde al aparcamiento.

En ese encuentro, los habitantes de Les Roques también mostraron su inquietud a que haya más tarjetas demandadas que plazas de estacionamiento en la zona. Ahora bien, Roselló señaló que por el momento eso no va a pasar: hasta este miércoles se habían pedido 90 tarjetas para contar con el privilegio de poder aparcar en el casco antiguo y el número de plazas es mayor, unas 160. Es verdad que ahora hay menos pero porque son Fallas y no se puede estacionar en la avenida del Cid, el vial donde hay más parking. Pero esa situación se normalizará a partir día 20.

El ayuntamiento aún ha de resolver otras cosas. Falta aún señalética vertical que limite la velocidad de circulación, indique que éste es un barrio residencial donde sólo pueden estacionar los vecinos y se prima la atención al peatón. Roselló se comprometió a que estas cuestiones se resuelvan de la forma más rápida posible.

Señalización en el principal acceso al barrio, al principio de la avenida del Cid.

Además, el consistorio se está enfrentando a algunos casos que no tenía previsto: el caso de vecinos que no tienen coche propio pero sí de la empresa y que por lo tanto no está censado; o el del residente que tampoco cuenta con automóvil pero de vez en cuando sí alquila uno.

Calles donde podrán aparcar los vecinos

Los viales donde se podrá aparcar son Avenida del Cid, Guant, parte alta de Sant Vicent (estas tres cuando pasen Fallas), Santíssima Trinitat, Foramur, Beniatlà y los viales próximos a la Muralla: Benicadim, Beniarmut y Beniomer.

cruceros kontiki tabarca alicante ocio visitas



Etiquetas: , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.