LA MARINA PLAZA

Teulada-Morira. Turismo
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 15 Marzo, 2017

El retraso en las obras del Ecce-Homo obligará a trasladar las procesiones en la Semana Santa de Pego

  • La restauración de la cúpula se han demorado por los últimos temporales y no llegarán a tiempo de las celebraciones religiosas, según admitió el alcalde, Enrique Moll, durante la visita al municipio del presidente de la Diputación, César Sánchez
  • En la puerta de la capilla se viven los momentos más emotivos de la Semana Santa pegolina, que tendrá que buscar ahora un recorrido alternativo

Definitivamente, las cofradías de la Semana Santa de Pego, la de mayor tradición de la comarca, tendrán que ir pensando un plan alternativo. Este año, tendrán que alterar el recorrido tradicional de las procesiones, pues se da ya por imposible que puedan partir desde la capilla del Ecce-Homo. Los temporales de diciembre y enero, así como el del pasado lunes, han retrasado más de la cuenta el calendario de las obras. Trabajar a esa altura (26 metros levanta del suelo la cúpula) en condiciones de lluvia y, sobre todo, de fuerte viento, es incompatible.

La cúpula de la capilla de l’Ecce Homo, aún cubierta por el andamiaje.

El alcalde, Enrique Moll, daba ya hoy por hecho la necesidad de buscar un recorrido alternativo. Responsables de la obra señalaban que queda un mes para acabar los trabajos. No se llega.

El andamiaje en la capilla impedirá el paso de la procesión.

El primer edil, y otros miembos de la corporación municipal, visitaban hoy la cúpula acompañando al presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, que llegaba a Pego también al frente de una nutrida comitiva, entre la que estaban sus asesores Juan Bautista Roselló y José Vicente Marcó, y el diputado de Obras, Bernabé Cano. Sánchez acudía al municipio a visitar las obras que se están realizando con cargo al presupuesto provincial: la de la cúpula y la de la ampliación del cementerio municipal.

La salida de las procesiones desde la capilla del Ecce-Homo concentra los momentos más emotivos de la Semana Santa Pegolina, de ahí la relevancia del cambio forzado de planes para este año.

El presidente de la diputación destacó la “importancia” de las dos obras a las que la institución provincial destina fondos. La restauración de la cúpula tiene un presupuesto de 70.900 euros , de los que la diputación aporta 65.000 y el ayuntamiento 5.900; y la ampliación del cementerio, con 252.180 euros de la institución provincial y 135.789 del consistorio.

Las autoridades, en su visita al interior de la capilla.

El Ecce-Homo obra el ‘milagro’ de la reconciliación

Estas dos obras consuman lo que no hace mucho tiempo bien podía calificarse de ‘milagro’. Y es la buena relación existente en estos momentos entre el Ayuntamiento de Pego (gobernado por PSPV y los independientes de Ciutadans de Pego) y la Diputación de Alicante (gestionada por el PP). Hacía nueve años que el municipio no contaba con un proyecto de los planes provinciales de Obras y Servicios, y esta vez cuenta con el del cementerio y encontró, además, todas las facilidades de la institución provincial cuando sobrevino el problema de la caída de tejas de la cúpula de la capilla del Ecce-Homo por un temporal, según destacó el alcalde Enrique Moll.

El primer edil señaló, al respecto, que “en esta nueva legislatura ha cambiado la percepción que tiene la población del trato que recibimos de la diputación”, ya que “antes ni estaban ni se les esperaba” y, en cambio, “actualmente con César Sánchez no he tenido ningún problema: cuando le he llamado me ha recibido; nos dieron por primera vez un plan de obras y servicios después de nueve años y, cuando surgió el problema de la capilla del Ecce-Homo, nos atendieron enseguida y se buscó una solución, porque no había subvenciones para este tipo de problemas”.

12.500 tejas cambiadas una a una

Las labores de restauración de la cúpula están siendo tarea de orfebrería arquitectónica. Durante la visita a las mismas, las autoridades se interesaron por algunos de los detalles de la obra, que a grandes rasgos ha consistido en la retirada de las antiguas tejas deterioradas, la restauración y aislamiento de la cubierta y la colocación de nuevas tejas. Son un total de 12.500 las que se han colocado manualmente y una a una.  Por el momento, el azul de su esmaltado se muestra bastante más oscuro que de las tejas anteriores, pero se aclarará en cuanto pase un tiempo, según explicaron los técnicos.

Dos de las tejas originales de la cúpula.

 

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

Share This
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.