LA MARINA PLAZA

Fira Ondara 2017
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: lunes, 13 marzo, 2017

Dénia asegura ante las críticas de los constructores que la actividad urbanística creció el doble de lo previsto en 2016

  • Paco Roselló y Rafa Carrió anuncian que en el impuesto sobre la construcción se recaudó durante el pasado un ejercicio un 101% más de lo que estaba previsto
  • Los dos ediles de PSPV y Compromís comparecen juntos para escenificar que la política económica del ayuntamiento cumple con lo acordado en el Pacte del Castell y que no hay fisuras entre los socios

Rafa Carrió y Paco Roselló, comparecencia conjunta entre Compromís y PSPV.

La actividad urbanística en Dénia «no está paralizada» sino que por el contrario conoció durante el pasado año una notable expansión. Así lo aseguraron este lunes el concejal de Hacienda, el socialista Paco Roselló, y el primer teniente de alcalde, el valencianista Rafa Carrió.

Para realizar esa aseveración, ambos ediles se basaron en los datos de la liquidación de los presupuestos municipales de 2016, que demuestran que los ingresos por impuestos indirectos, una partida que se basa fundamentalmente en el ICIO (Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obra), fueron el doble de lo que se había previsto a principios de aquel año: frente a los 530.000 euros estimados, el consistorio ingresó realmente 1,06 millones, esto es, un 101% más.

Carrió y Roselló hicieron «hincapié» en esta cuestión para mandar un mensaje a la asociación de constructores del municipio, muy crítica durante los últimos meses con la gestión del gobierno local de PSPV y Compromís: esa patronal del urbanismo asegura que el sector está parado tanto por la inseguridad jurídica que provoca la falta del anhelado Plan General como por el mal funcionamiento del departamento municipal de Urbanismo. Y esgrime que la suspensión de licencias decretada por el ayuntamiento precisamente para confeccionar ese PGOU ha empeorado las cosas.

Ambas circunstancias estarían provocando según los empresarios «una fuga de inversores», tal y como también señaló la pasada semana la presidenta del Cercle Empresarial de la Marina Alta, Sonja Dietz, durante la gala de esta entidad.

Por el contrario, el gobierno local considera que, tal y como está sucediendo en otros municipios, la construcción se está recuperando en Dénia una vez superado lo más duro de la crisis, que se están realizando viviendas de nueva planta y también reformas en antiguos inmuebles.

Aún así, Carrió y Roselló huyeron de cualquier tentación triunfalista: «estos números demuestran que la hay actividad urbanística, pero por supuesto siempre se puede mejorar», dijeron. De hecho, los números de los impuestos vinculados a la construcción están aún muy por debajo de los tiempos de rosas anteriores a la crisis y constituyen sólo el 2,1% de los ingresos totales del ayuntamiento. En cambio, los impuestos directos (IBI y tasas) representan casi el 50%.

Cumpliendo los parámetros de austeridad del «Pacte del Castell»

Esas fueron algunas de las cifras que desglosó Roselló sobre la salud financiera del ayuntamiento. Esta sigue siendo muy delicada –lleva años así– pero el concejal de Hacienda aseguró que el enfermo progresa adecuadamente pese a que todavía está sometido a dos planes financieros y su deuda con los bancos sigue siendo de grandes dimensiones: asciende a 25 millones de euros, después de haberla reducido durante el año pasado en 3 millones.

Todas estas circunstancias y las duras obligaciones de austeridad impuestas por el Ministerio de Hacienda a todos los ayuntamientos provocará que de nuevo en 2017 el ayuntamiento apenas pueda realizar unas «inversiones mínimas», tal y como ha sucedido en ejercicios anteriores.

No obstante, Roselló insistió en que se transita por el buen camino porque se está reduciendo el capítulo de gastos, en el que durante el año pasado se ahorraron casi 3 millones de euros «como resultado de nuestra política de contención y disminución de gastos». Como ejemplo, mencionó un tijeretazo de 300.000 euros en el coste de energía eléctrica que afrontan los edificios municipales.

Carrió destacó por su parte que esta política de austeridad para mejorar las arcas municipales no ha implicado recortes en políticas de bienestar social, empleo o educación. Y señaló que la política económica cumple con lo estipulado en la alianza del Pacte del Consell entre PSPV y Compromís. De hecho, la presencia del líder de Compromís en la comparecencia junto al concejal de Hacienda tuvo un alto valor simbólico: los dos socios de gobierno quisieron dejar ver que, al menos en esta cuestión, no hay fisuras.

Un resultado positivo de más de 7 millones

Roselló agregó que la liquidación del presupuesto municipal de 2016 arrojó un resultado positivo de 7.560.000 euros y que el remanente de tesorería para gastos generales ha sido de 8.030.000 euros, lo que deja al ayuntamiento, después de descontar todo lo que se le tiene que seguir pagando a los bancos por ley, la cifra de 470.000 euros de libre disposición que se destinarána diferentes gastos en el presupuesto de 2017, aún no aprobado. Este último dependerá de varias negociaciones, especialmente en lo que respecta al pago de las siempre controvertidas sentencias judiciales.

El edil de Hacienda señaló que el objetivo es poder salir en 2018 de los dos planes de ajuste que ahora mismo están condicionado el futuro económico del ayuntamiento, el económico-finaciero de 2016 y el de proveedores de 2012. A  cancelar la deuda este último -que todavía asciende a 6,3 millones- se dedicará la mitad del superávit del pasado ejercicio, entre 3 y 3,5 millones de euros.

Mostrando 2 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Afectat dice:

    Jo tinc pagades les taxes de una llicencia ambiental i d’obra ,per una activitat en Denia desde l’any 2015.

    Llicencia que encara esta “al monto” de la taula d’urbanisme.
    Es molt injust que tracten aixi a les persones que arriesguen la seva il.lusio i el seu patrimoni en fer algo, que ames directa o indirectament sempre aporta a una ciutat.

    Es igual amb uns o altres politics, almenys en el meu cas que no estic “enxufat”..

    La mateixa activitat l’hem feta en altres pobles i en 6 mesos hem tingut les llicencies.

    ES LAMENTABLE

  2. Vicent dice:

    Més construccions són insostenibles, això va contra tots els criteris ecològics, com ve assenyala aquest article:
    http://lamarinaplaza.com/2017/03/14/el-retorn-de-les-grues-a-xabia/

Deja tu comentario

Etiquetas: , , , , , ,
Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.