LA MARINA PLAZA

Mezquida Denia plagas mosquitos ingeniería
VOLEM EL TREN
Publicado: Sábado, 4 Marzo, 2017

Otro suspenso a Marina Salud

  • El servicio de Urgencias del hospital no pasa la auditoría de la inspección, que, entre otras múltiples deficiencias, detecta esperas de más de 24 horas
  • La concesionaria denosta el trabajo de los inspectores, atribuye el mal resultado a una epidemia de gripe y presentará alegaciones

El hospital de Dénia, en continuo punto de mira de la Conselleria de Sanidad por el malestar ciudadano con el servicio que presta su concesionaria Marina Salud, vuelve a suspender. El seguimiento al que le ha sometido la administración continúa corroborando los pobres resultados de la prestación sanitaria en la Marina Alta, mientras continúan las demandas de rescate. La última, esta misma semana, la decisión adoptada por la Xarxa d’Alcaldes y la Plataforma per la Defensa de la Sanitat Pública de la Marina Alta de convocar una concentración en València para pedirle a la conselleria la reversión.

Accés d’Urgències a l’hospital de Dénia

En el marco de esa labor de control de la Generalitat, que ha insistido en que la sanidad comarcal será gestionada nuevamente por la conselleria antes de acabar la legislatura, el pasado año el equipo de la Alta Inspección sanitaria auditó el funcionamiento del servicio de Urgencias del hospital, sin duda el punto más crítico al menos en cuanto a quejas. El informe ya está elaborado y, a falta de las alegaciones que pueda presentar Marina Salud, es demoledor. Lo ha dado a conocer el comité de empresa de Marina Salud, que resalta que es “el tercer varapalo del año para los gestores de la concesionaria junto a la Encuesta de Riesgo Psicosocial y el Informe de la Intervención General de la Generalitat.

Los Inspectores de Sanitat han analizado las memorias del servicio, las plantillas y los protocolos de actuación médicos y de enfermería de Marina Salud, así como las quejas del Comité de Empresa para elaborar su informe, analizando entre otros aspectos los recursos humanos y materiales, la organización, la rotación de la plantilla e indicadores de actividad. Y ha hallado numerosas deficiencias y anomalías en el funcionamiento de las Urgencias del Hospital de Dénia.

Plantilla escasa e inestable

Especialmente preocupantes, según el comité de empresa, son los altos índices de rotación del personal de enfermería, auxiliares y especialmente en celadores. El informe apunta déficits en enfermería y en los MIR (médicos internos residentes) que estarían insuficientemente tutelados, y realizan funciones de adjunto. También detecta un elevado número de quejas por la demora en la prestación del servicio, así como en la utilización del área de urgencias como zonas de hospitalización, con deficiencias en la Observación, que se ve obligada a soportar pacientes de mayor gravedad de la que les debería estar asignada. Hace mención a problemas con la aplicación del Código Infarto y en los tiempos de espera para ser atendidos de patologías diversas. Entre las recomendaciones del informe destaca la necesidad de incrementar la estabilidad de la plantilla en el Servicio de Urgencias. Ahora se abre un plazo para que Marina Salud presente sus alegaciones al acta de inspección.

El comité de empresa destaca que la inspección se realizó en marzo, “un periodo que podríamos considerar de tranquilidad asistencial en el servicio de Urgencias”, fuera de la época de gripes y de las puntas asistenciales que se producen en los meses de verano, en una zona tan turística como la Marina Alta. “Estaba reciente la rebelión de los residentes MIR de Medicina de Familia y Comunitaria, que a punto estuvo de costar la docencia al departamento de Salud de Dénia”.

La visita tuvo lugar poco tiempo después del colapso de urgencias del verano de 2015, y en parte motivada por esta. Cuando ya se había introducido las primeras medidas correctoras, había sido cesado al jefe de servicio de Urgencias, cambiado a la directora médica, y un segundo y efímero jefe de servicio abandonó su puesto argumentando “motivos personales”.

Esta última dimisión fue, probablemente, determinante para que la mercantil comenzara a solucionar el problema del personal médico, principalmente, aunque para los representantes de los trabajadores aquel refuerzo de plantilla que fue insuficiente, ya que no vino acompañado de un incremento de contratación en otras categorías, como refleja el informe, pero que sí consiguió mitigar en parte la presión asistencial en el verano del 2016, mejorando los tiempos de atención.

Más de un día esperando cama

El informe finaliza señalando que hay un alto porcentaje de pacientes que deben esperar más de 24 horas para ser ingresados en una cama de hospitalización o en la UCI. “Este dato nos parece intolerable, si tenemos en cuenta que es uno de los hospitales con peor ratio de camas por habitante y habitualmente suele mantener cerradas camas de hospitalización, gran parte del año”, denuncia el comité de empresa. 

Por otra parte, el informe encargado por la Dirección General de Alta Inspección corrobora, desde otra óptica, los resultados de la reciente encuesta de Riesgos Psicosocial, cuyos datos se dieron a conocer la semana pasada, tras la intervención de la Inspección de Trabajo, puesto que la gerencia se negaban a entregarla. Destaca en la encuesta que los trabajadores están insatisfechos con el modo en que se gestiona Marina Salud y con la alta carga mental que soportan, ya que se ven obligados a tomar decisiones rápidas y complejas que implican gran responsabilidad. Siendo otro claro reflejo de la falta de personal que se aprecia en el acta de los inspectores de sanidad.

En definitiva, “la Inspección de Sanidad da un nuevo golpe a los gestores de Marina Salud, que se añade al reciente cierre de la especialidad de Neurocirugía, a los malos resultados de la encuesta de riesgo psicosocial y a la auditoría de la Intervención General de la Generalitat, que cifra en 107 millones  la deuda contraída por la concesionaría con la Conselleria”, concluye el comité, que reclama a la conselleria “que acelere al máximo la toma de decisiones en este departamento, habida cuenta de la urgente situación asistencial, laboral y económica que presenta”. 

Marina Salud denosta el trabajo de los inspectores y atribuye el mal resultado a una epidemia de gripe

El comunicado del comité de empresa tiene su réplica en otro posterior emitido por la concesionaria Marina Salud, que se reproduce íntegro a continuación:

A pesar de las valoraciones tendenciosas realizadas por una parte del Comité de Empresa, nos encontramos ante un informe preliminar, sobre una visita realizada hace un año, en pleno periodo de epidemia de la gripe. Desde entonces no se ha recibido ninguna solicitud de información o aclaración por parte del organismo competente, y sin tener en cuenta todas las medidas realizadas desde la visita, que es el verdadero objetivo de la inspección.

Marina Salud no está conforme con las conclusiones realizadas por dicho organismo por la falta de rigor del mismo, ya que en ningún caso establece la justificación normativa de las mismas, es decir en qué norma, criterio legislativo u otros argumentos asistenciales o no se basa para obtener estas conclusiones. Por tanto tienen un marcado sesgo subjetivo y una completa falta de rigor científico.

Los datos expuestos en relación con la rotación del personal, son totalmente erróneos y exagerados. En el servicio de Urgencias, al igual que en el resto del Departamento de Salud, Marina salud está cumpliendo con lo acordado con los representantes sindicales en el convenio colectivo de Marina Salud en relación a la estabilidad laboral, siendo el porcentaje de personal indefinido de la plantilla estructural en la fecha de realización del informe superior al 86,74%. Además, decir que la plantilla de facultativos de Urgencias, en junio del 2016 aumentó en más de un 20%, y la plantilla de enfermería en más de un 10% manteniéndose desde entonces, con el objetivo conseguido de mejorar la asistencia en el servicio de Urgencias.

Según datos publicados por la propia Conselleria de Sanidad, el Hospital de Dénia atendió casi 57.000 urgencias en el 2016. El 83,16% de estas urgencias fueron atendidas en los tiempos que marcan los protocolos internacionales, por encima de la media de la Conselleria de Sanidad, que está en el 81,88%.

En relación con las críticas a las infraestructuras del servicio de urgencias, es sorprendente que el hospital de Dénia sea un ejemplo para el Ministerio de Sanidad, que utiliza las imágenes y fotos del Hospital y del Servicio de Urgencias, en las guías de “Unidad de Urgencias Hospitalaria”, y no lo sea así para la Dirección General de la Alta Inspección.

Las incongruencias y errores del informe de la DGAIS son múltiples. A modo de ejemplo, incluso se aprecia un desconocimiento de los propios protocolos de funcionamiento de la conselleria al decir que los Facultativos MIR de segundo año (R2), no pueden dar altas, cuando sí lo permite la normativa autonómica en los protocolos establecidos y difundidos a todas los organismos hospitalarios. La propia Unidad Docente de Alicante ha felicitado al Hospital de Dénia por la formación y tutela que se realiza a los Médicos Internos Residentes.

Marina Salud quiere informar que realizará las oportunas alegaciones para que se subsanen los errores del informe emitido por la Dirección General de la Alta Inspección Sanitaria, y reivindica que en estos momentos de incertidumbre, todas las instituciones actúen con el máximo rigor y objetividad, para no generar innecesariamente confusión y malestar ni en los profesionales ni en los pacientes de la comarca de la Marina Alta.

Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.